Sábado, 21.10.2017 - 05:31 h
Inquietud por las nucleares francesas

Los mercados de Francia y Portugal empujan subidas de la luz en España

Se repite la situación de sequía y dudas sobre el parque nuclear galo que llevaron los precios a niveles récord en el invierno de 2016

Central nuclear de Tricastin (Francia). EFE
Central nuclear de Tricastin (Francia). EFE

España es todavía una isla energética, pero una isla muy sensible a cualquier variación en su entorno. La inquietud sobre la situación del parque nuclear en Francia y las posibles reformas fiscales para productores en Portugal se han sumado a la sequía para presionar más si cabe a los precios eléctricos y amenazar con importantes subidas en el recibo de la luz en el último tramo del año. Para noviembre y diciembre, los precios del MWh superan ya los 71MWh.

La última mala noticia se conoció en Francia. La agencia especializada Montel.News recogió una comunicación de la compañía estatal francesa EDF en la que reconocía que "había identificado un riesgo de seguridad significativo en las estaciones de bombeo de 29 reactores nucleares franceses en caso de terremoto" lo que llevaría a realizar reparaciones.

La misma agencia precisaba que EDF había aclarado que las reparaciones, cuando fueran necesarias, no implicaría el cierre de reactores. Pero la presión sobre los precios fue inmediata, en Francia y en toda Europa. Sólo en el mercado francés, los futuros de la electricidad para el mes próximo subieron un 5%.

Francia, país nuclear

Francia es el país nuclear por excelencia, con 58 centrales activas, una inactiva y 12 desmanteladas. Recientemente apostó por ir soltando lastre. En ocho años tiene previsto cerrar 17 instalaciones y en la actualidad está llevando a cabo un proceso de revisión de todo el parque que se extenderá hasta 2018.

Gráfico electricidad
Gráfico electricidad


La sensibilidad del mercado con la situación de las nucleares francesas está a flor de piel porque el pasado invierno, el cierre de cinco nucleares francesas -de las 52 existentes- tuvo un impacto muy negativo en España.

Precios récord en 2016

Aquel cierre, unido al incremento de la demanda por la ola de frío de la segunda quincena del mes de enero y a la falta de agua -algo que se repite este año- llevó a marcar, uno tras otro, récords de precios en el mercado mayorista de electricidad desconocidos desde diciembre de 2013.

Por lo general, las malas noticias no vienen solas. En el caso del mercado eléctrico, la máxima también se cumple. Portugal, el mercado hermanado con el español, también registra movimientos que pueden elevar el recibo de la luz en España.

Los ha detallado el diario especializado El Periódico de la Energía y se refieren al plan del Gobierno portugués para aplicar una nueva fiscalidad a los ciclos combinados -centrales que funcionan con gas natural- de EDP. La reforma en marcha consiste en retirar los incentivos con que cuentan estas centrales para ayudar a vender la energía que producen en el mercado ibérico, lo que amenaza con nuevas subidas en el mercado eléctrico español.

Las tensiones en el mercado eléctrico ibérico se repiten y revelan el aislamiento con los mercados continentales. Recientemente, la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) y la Commission de Régulation de l'Energie (CRE) francesa llegaron a un acuerdo para aumentar de 2,8 gigavatios a 5 gigavatios la capacidad de interconexión entre los dos países. 

El sistema eléctrico español está interconectado con el sistema portugués, con el del norte de África y muy poco con Francia. En conjunto la interconexión de España (la capacidad de importar electricidad respecto a la potencia instalada) no llega al 5%.

Es un porcentaje muy escaso. La Unión Europea recomendó en el 2002 que todos los estados miembros deberían alcanzar en el 2020 un mínimo de un 10 % de ratio de interconexión. 







Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios