Domingo, 17.11.2019 - 13:14 h
Primeras declaraciones

Huawei mantiene el despliegue de 5G con Vodafone en España pese al veto de EEUU

El máximo directivo de la compañía china en España se defiende: "No vamos a aceptar acusaciones sin evidencias técnicas"

El futuro de Huawei, en jaque
Huawei España se defiende de las acusaciones. / EFE

No habrá cambios en el despliegue de 5G en España... al menos de momento. Huawei ha confirmado hoy que la puesta en marcha de las primeras conexiones ultrarrápidas en varias ciudades junto a Vodafone se mantiene pese al veto anunciado por Estados Unidos hace casi dos semanas.

"Se sigue operando con normalidad; no se va a producir ninguna incidencia", ha confirmado el máximo directivo de la compañía en España, Tony Jin, durante un acto celebrado este miércoles en Madrid para exponer sus planes de 5G y del que se ha servido para defenderse de las acusaciones de falta de seguridad.

Vodafone anunció recientemente que ofrecerá las primeras conexiones 5G en fase comercial en España tras el despliegue hecho de la mano de la compañía china. El despliegue de la infraestructura, que cuenta con la tecnología de Huawei, se hizo desde el pasado verano. ¿Habrá algún cambio después de que la propia Vodafone cancelara la compra de móviles 5G en Reino Unido? La respuesta del fabricante asiático: no.

"No aceptamos acusaciones sin evidencias"

Jin ha asegurado hoy que no aceptarán acusaciones sobre la seguridad de su red "sin ninguna evidencia". "No vamos a aceptar acusaciones sin evidencias técnicas", ha insistido el máximo directivo, quien ha defendido que durante los siete años pasados han mantenido un camino "robusto" en la ciberseguridad. "Somos mejores que cualquier otro jugador del mercado", ha apostillado.

En este sentido, el directivo ha insistido en que hoy cuenta con 39 productos certificados en España y trabaja junto al Instituto de Ciberseguridad (Incibe) desde el año 2016. "Estamos confiados; la ciberseguridad [y las acusaciones de Estados Unidos] son una excusa", ha defendido.

El directivo ha utilizado su presencia en España como argumento en esa defensa. Los cuatro operadores en España son sus clientes, mientras que más de 17 compañías del Ibex 35 compran sus servicios de digitalización. Esperan hacer crecer su plantilla un 50% hasta 2022 en el país (hoy tiene 1.200 empleados) donde cuentan con 35 millones de usuarios.

Además, desde la compañía han querido aclarar que mantienen reuniones regulares con el Gobierno de España. "Nuestros socios y los Gobiernos conocen todo lo que está ocurriendo", ha incidido, aunque precisa: "La principal preocupación proviene de nuestros usuarios y no tanto de los gobiernos".

Dos semanas de dura crisis

La compañía china, segundo fabricante de móviles del mundo y el mayor proveedor de infraestructura de telecomunicaciones, lleva más de dos semanas asediada tras la decisión del Gobierno de Estados Unidos de incluirla en la lista negra de firmas que amenazan a la seguridad nacional del país.

El primero en mover ficha fue Google, que obligado por esta ley, anunció que vetaría a la compañía dejando a la china sin acceso a su sistema operativo móvil Android ni a sus actualizaciones. Después fueron los proveedores de chips y 'hardware', como Qualcomm o Arm, que hicieron lo mismo. Y, por último, algunas telecos como Vodafone, que frenó la compra de móviles 5G.

Huawei sigue trabajando a contrarreloj para tener a punto un 'plan b' en el móvil y en la provisión de software y hardware para sus productos. También ha anunciado que demandará a Estados Unidos para que se declare inconstitucional su veto.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios