Lunes, 25.03.2019 - 11:45 h
Manda en Champions y su sub-17 se corona como campeona del mundo

Inglaterra renace en fútbol cual Ave Fénix gracias a los 'coach españoles'

Los expertos en coaching ven en el fútbol y su exportación de talento, un espejo en el que mirarse y alguno anima a iniciar canteras de directivos.

Pep Guardiola se verá las caras en pretemporada con el Barça
Pep Guardiola.

España exporta talento... también en el fútbol. La derrota del Real Madrid, dominador de Europa en los últimos cuatro años ante el Tottenham, y la victoria en el Mundial sub 17 de Inglaterra frente a, precisamente España, a la que goleó 5-2, ha puesto de manifiesto un renacer del fútbol inglés cuyos equipos ahora dominan cuatro de los cinco grupos de la Champions League, sucediendo precisamente de España.

Tras este éxito no solo se encuentra el talento o el azar sino los 'coach españoles' que han acudido a Inglaterra y han sido capaces de cambiar la mentalidad y el juego... que los propios ingleses inventaron. Hasta los alemanes con Joaquin Löw, su seleccionador, a la cabeza, acudieron a España en busca de la receta del éxito. Y la lograron. Pep Guardiola, Pochettino, nacionalizado español, Rafa Benítez, Roberto Martínez... y las estrellas que anticipándose a los jóvenes españoles se lanzaron como nunca a jugar en el extranjero, a aprender una nueva lengua y cultura, integrarse y triunfar, lo han hecho posible.

Adolfo Ramírez, director General adjunto de Tecnología y Operaciones en el Banco Santander y miembro de su equipo de dirección considera que el fútbol, además de la restauración y de la banca, es un espejo en el que mirarse. "Tal vez del fútbol deberíamos aprender la creación de una cantera de directivos. Hay que recordar que el fútbol es un gran negocio y además un movimiento social que refleja el nacimiento de un espíritu emprendedor en España. Nos falta inversión para que se internacionalice, un plan, conexión público privada, porque ahora triunfan individuos", señala.

"Es todo un orgullo que España se haya convertido en una marca en el mundo del fútbol aunque haya que diferenciar entrenador de coach, aunque es cierto que Lopetegui ha estudiado para ser coach, y que los más grandes llevan 'incorporado' conocimientos de grupo y psicología. Los españoles que entrenan fuera tienen el mérito de abandonar la zona de confort, aunque todos han sido inteligentes y se han llevado con ellos personas de confianza", destaca Diego Gutiérrez, coach deportivo desde hace 20 años y experto de la Camilo José Cela.

¿Qué cualidades deben tener estos 'coaching' que deben manejar a 'altos directivos' como son los jugadores de fútbol, que pueden cobrar más que sus jefes? En principio, los expertos coinciden en que deben tener claridad, transmitir confianza y compromiso, tanto con las personas como con las instituciones a las que pertenecen. También es fundamental invertir el tiempo en hechos relevantes, orientar en el comportamiento, ser activo y personalizar. El 'café para todos' no vale en estas situaciones porque en el grupo (piensen en CR7 o Messi) no todos son iguales.

José Manuel Casado, socio director de 2C Consulting invoca el término GROW (Goal Reality Current Options Will), es decir, tener un objetivo real, opciones y voluntad. En este sentido los españoles han abierto camino demostrando "una alta resiliencia, disponibilidad y una capacidad mental importante para salir fuera y dejar huella". Coincide con ello Adolfo Ramírez que considera que los jugadores "han sido capaces de salir de su zona de confort, además de tener talento innato".

Raúl Respaldiza, CEO de Zertior Sports & Entertainment considera que estos coaching han tenido como aportación fundamental su determinación y su capacidad de liderazgo. "Cada uno, con su estilo y su personalidad propios logran que todo un club vaya en la dirección que ellos quieren". O como señala Ramírez han tenido "una visión que han sabido ejecutar y proyectar hasta idear un modelo y convertirlo en marca".

Un modelo de gestión imitado

España es un espejo porque ha tenido un plan, ha sabido trabajar el fútbol desde la base, a nivel de las propias federaciones territoriales. "No hay país del mundo que en los últimos años no se haya interesado por el modelo de gestión del fútbol español", destaca Respaldiza. Y ha exportado liderazgo, el mismo que se echa en falta en otros terrenos.

Líderes de proximidad. Es el término del futuro. Lo destaca Casado, al que no le sorprende que Lopetegui haya estudiado para ejercer el liderazgo. "El nuevo líder debe acompañar al equipo, porque estamos en época de cambios, tener capacidad emocional, como demuestran Zidane o Del Bosque, ser líderes sostenibles, que no queman a 'su gente' al estilo Mou", sentencia.

Casado habla de "motivadores en positivo, que no juzgan, que buscan el autodescubrimiento porque un coach es el que potencia y redescubre las cualidades del otro. La confianza siempre es la trastienda del compromiso, sin esta no hay nada. Un líder debe ser prudente aunque retador, debe saber escuchar y apoyar, tiene que usar la técnica de la pregunta con perseverancia para descubrir lo que haces mal y potenciar lo que haces bien. Hay un término para ello: competencia inconsciente, esa es la que hay que sacar a la luz, hasta convertirla en algo automático. Logrado eso, la interdependencia con el coach no se rompe".

Reconocer, preguntar y animar son claves, aunque hay más. "El talento siempre es respetado y es la mejor garantía de éxito. Pero el fútbol es un deporte de equipo, por lo que el éxito nunca puede basarse en la imposición, sino en saber integrar ese talento dentro del entorno". Los cambios deben estar impulsados por un "líder con ideas y objetivos muy claros, con una personalidad fuerte -que no debe confundirse nunca con autoritaria- y con gran capacidad de empatía y adaptación con los miembros del equipo y el entorno", señala Respaldiza, que destaca la importancia de tener personas de confianza alrededor.

De la misma opinión es Miguel Angel Aroca, entrenador y autor del blog, 'La soledad del entrenador'. "Pep tiene a Manel Estiarte como nexo con sus plantillas y como persona de confianza, de desahogo. Además de eso es vital contar con un modelo y estructura". Aroca cree que ponerse en el luegar del otro es clave: "Solo así Zidane consigue que CR7 asuma el banquillo. Sin psicología no duras en estos puestos". Otro detalle. "La soledad del jefe, porque las victorias son de los jugadores y las derrotas de los entrenadores, que rumian estas y que en el autobús tras perder están siempre solos". Eso puede parecer un tópico. Pero en el fútbol de hoy se demuestra que hay mucho más que la mítica frase de Boskov "fútbol es fútbol".

Ahora en Portada 

Comentarios