Sábado, 04.04.2020 - 05:25 h
En zonas 'premium'

Exparejas, morosos VIP y familias ricas: la venta secreta arrasa en el inmobiliario

El sector confiesa que son pocas operaciones, pero de mucho volumen. VIPs que reniegan de anunciarse en España, pero sí en el 'Financial Times'. 

Infinity pool de una exclusiva propiedad.
Infinity pool de una exclusiva propiedad. / D.R.

La señora T. se acaba de divorciar y la mansión de la playa estaba previamente a nombre de los hijos, que aún son estudiantes y mayores de edad. El proceso judicial está siendo peliagudo y la progenitora no quiere que las fotos de su propiedad se cuelguen en un portal inmobiliario. Primero, no quiere que su exmarido lo sepa, huye del escarnio social y cree que las propiedades se queman si están tiempo sin venderse en la red. El caso de la señora T. no es ficticio. Tiene la propiedad en venta privada en tres inmobiliarias, pide 15 millones de euros y ofrece un 3% de comisión a quien se lo venda. Su mansión está en Marbella, en la Milla de Oro, y era la segunda residencia de la pareja. 

El caso de la señora T.  no es excepcional. Las grandes inmobiliarias saben que su negocio está en estos clientes exclusivos que mueven en su cartera de inversiones premium: inversores latinomericanos, árabes y grandes empresarios y en el caso portugués se suman aquí los millonarios angoleños. Constanza Maya, directora de operaciones de España y Portugal, de Engel & Völker, ayuda a dibujar el sector. Este inmobiliario, ante la demanda de este tipo de inmuebles, han creado una oficina específica para la península ibérica.

"El rico de verdad no se exhibe y este canal es perfecto para ellos", matiza. La división de Private Office de Engel & Völkers cuenta con 250 consultores en todo el mundo aproximadamente, lo que supone un 3% del total de los consultores de la compañía. Y ojo a esta declaración: "Estos consultores inmobiliarios, expertos en atender a clientes muy confidenciales como son las ‘celebrities’ o conocidos millonarios, generan negocio tres o cuatro veces superior a la media de los asesores de E&V". En su trabajo es esencial mantener la privacidad y nunca revelan el nombre de los clientes.

Poderosos frente a famosos

Maya detalla que algún cliente, que tenía su casa en venta privada, luego no le ha importado publicitarlo. "Pero es algo más común en Estados Unidos que aquí. En España es impensable". Aclara que en nuestro país hay mucha gran familia y empresarios de Madrid, terratenientes en Andalucía y grandes empresarios en Cataluña que se sienten muy cómodos con esta fórmula. "No necesariamente son gente famosa, sí poderosa. Son los ricos de verdad lo que piden privacidad más absoluta. Muchas de las propiedades se venden con todo el mobiliario y las obras", añade, y aclare que el negocio se centra en unifamiliares, pisos de alto standing en las zonas 'premium' de las ciudades y grandes fincas en el campo. 

En España, no; pero en el 'Financial Times: ¡Sí!'

Volviendo a la gran ciudad, Madrid tampoco se libra de este tipo de operaciones 'off market'. Anna Molgó, directora de la oficina de Barnes en la capital, señala que este tipo de ventas son parte importante de su negocio. Para esta inmobiliaria de origen francés el negocio se centra en el barrio de Salamanca, Justicia y Almagro -tres de los más lujosos de Madrid- donde las ventas privadas, en su mayoría de pisos, van desde los 2,5 millones de euros y pueden llegar a alcanzar los 20 millones. 

"Se trata de personas que no quieren ver su casa colgada en canales públicos", confirma Molgó. Normalmente, y según ella ha podido comprobar durante los últimos años, se trata de propietarios de nacionalidad española que, en cambio, sí que aceptan que aparezcan anuncios de la vivienda en otras plataformas, como el 'Financial Times', "de mayor reputación". "Prefieren que nosotros les enseñemos la casa a quienes creemos que les puede interesar en vez de que la pueda ver todo el mundo", confirman desde Barnes. 

Interior de la casa de Michael Douglas.
Interior de la casa de Michael Douglas. / E&V

Luego hay excepciones como la del actor Michael Douglas, que vende a cara descubierta su propiedad de Mallorca en E&V y piensan que el airear su nombre dará valor a la vivienda. La mansión está al noroeste de la isla, en plena Sierra Tramontana. Se llama S'Estaca. El actor intentó venderla por 50 millones, pero redujo su precio a 28,9 porque no encontraba comprador. Juzguen ustedes mismos. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING