Lunes, 20.11.2017 - 14:54 h
Harrismediallc.com, la empresa que quiere cambiar la política

Memes, fake news... todo vale para Harris, el gurú de campañas en la red

Ha logrado que las campañas en las redes del UKIP, Tea Party, Trump, AfD o Netanyahu se hayan convertido en un éxito. Vincent Harris, temido y odiado.

Vincent Harris
Vincent Harris / www.harrismediallc.com

Bloomberg no lo dudó. Vincent Harris es el hombre que ha descubierto a los republicanos que Internet existe. Odiado por muchos, referencia para otros, a la hora de usar las redes el todo vale centra sus campañas políticas. Harris es el CEO de la compañía Harris Media con más de 40 empleados, todos menores de 30 años en Austin (Texas), edad que él bordea. Su trayectoria presenta fracasos sonados (el de Ted Cruz y sus desencuentros con Trump) y éxitos (los resultados de UKIP, AfD, Marine Le Pen, Netanyahu...). Harris es contradictorio. No le gusta Fox News "me cansan sus gritos y negatividad, pero la necesitamos para recaudar fondos", pero es el prototipo de republicano radical (entre sus clientes se encuentran Mike Huckabee, Sarah Palin, Gingrich, Rick Perry...). Es el 'niño mimado' del Tea Party.

Su lema es "Regocijaos siempre, orad continuamente, dad gracias en todas las circunstancias, porque esta es la voluntad de Dios para vosotros en Cristo Jesús " y sus sentencias crean escuela: "Sabes que los hombres que son casados y religiosos van a votar republicano si son protestantes". Harris cree que sus pecados veniales son la música de Taylor Swift y Britney Spears. No deja indiferente. En el bando republicano es considerado "inteligente, creativo, emprendedor...", mientras que sus rivales hablan de él como un nazi peligroso. Su lista de clientes deja clara su ideología. Le llaman Pastor. Harris se ha convertido en un estratega en las antípodas de mitos como David Axelrod (el hombre que encumbró a Obama) o Karl Rove (el ideólogo de George Bush hijo). Confesaba en The StraitTimes que admira a Tony Fabrizio, el encuestador de Donald Trump y Fred Davis considerado el genio creativo de la firma Strategic Perception.

Harris no se detiene ante nada. Sabe que su peor enemigo... "puedo ser yo mismo". Memes, fake news, todo vale en busca de la viralidad. Del impacto. Míticos son sus mensajes en la campaña alemana comparando burkas con bikinis bajo el lema "preferimos los bikinis", su mensaje de que Alemania estaba invadida por el islamismo, suyo es el primer ataque de vídeo en twitter en una campaña o las apuestas por anuncios políticos en Instagram. Firme defensor de la política de tuits de Trump "la democracia directa que quiere la gente", cree que es la mejor forma de transmitir un mensaje entre los jóvenes. Adora la web BuzzFeed, "la web que ha entendido cómo funciona internet", decía en The Ringer y cree que Snapchat jugará un papel vital en campañas electorales futuras.

Campaña burkas-bikinis
¿Burkas? Nosotros preferimos los bikinis. Una campaña que levantó polémica en Alemania.

"Internet ya ha cambiado la política"

Todo comenzó con un blog en 2004. Ahora su trabajo es codiciado por candidatos a la presidencia de los EEUU. Es consciente de que la gente ya vive en la red y que le cuesta pasar más de 45 segundos en un sitio web. Su pregunta es ¿cómo captar su atención? "Este concepto va a transformar la política", explica en los medios que quieren sus claves, ya sea Politico o The Washington Post. "Todo tiene que ser conciso, corto, rotundo y divertido (ahí está FrackFeed para hablar del fracking). Ese es mi trabajo", confirma el CEO a Bloomberg", que le ha calificado ya como gurú. "La gente sigue a los medios que tienen su opinión, solo en la red puedes captarlos".

Sus oficinas son como una sala de guerra. Sabe el mensaje a lanzar a cada votante. Porque sabe sus gustos, aficiones, mensajes en redes... y les dice lo que quieren escuchar. Además de enseñar en la Universidad de Baylor, donde se especializó en Religión como su abuelo, (allí conoció a su esposa Chelsea); el trabajo de Harris es investigar cómo usar las redes en el ámbito político y recaudar dinero con ellas. Su compañía diseña webs, compra anuncios en google, conecta por todas las vías con los votantes, les implica...

En el camino, la empresa de Harris es capaz de hacer anuncios duros antiMerkel y antiinmigración para la extrema derecha alemana o apostar por el Brexit. Afd logró unos resultados espectaculares en las últimas elecciones entrando en el parlamento por primera vez desde la IIGM y logrando 385.000 seguidores en facebook. ¿Qué quiso mostrar Harris? Que no estaban solos y que sus ideas (por reaccionarias que sean) las compartían muchos. The Atlantic puso el foco en Harris y su logro. Lograr relevancia con una campaña negativa y humanizar un partido denostado por la mayoría del país. En Alemania, Harris logró un apodo "el sumo sacerdote de la suciedad de los medios sociales".

Harris es el cerebro gris en las redes de alguno de los movimientos que están cambiando el mundo (¿para peor?). Pero Harris solo tiene un objetivo: que sus clientes ganen. Tal vez por eso su consejo para los jóvenes sea: no te tomes demasiado en serio. Trabaja duro. Lee libros, artículos y noticias. Dedica tiempo para el pensamiento, la reflexión y la creatividad. La pregunta es. Visto lo visto, ¿ese mensaje triunfaría en las redes o en la boca de un político?

Campaña de terror
Una de las campañas que Harris apoya en las redes.
Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios