Lunes, 24.09.2018 - 20:00 h
Dentro de su estrategia de venta

Metrovacesa y el dueño del Rockefeller Center se alían en un proyecto en Madrid

La inmobiliaria aportará el suelo, un terreno de Las Tablas, valorado en 87,6 millones de euros, y además se encargará de promoverlo y gestionarlo.

Metrovacesa saldrá a bolsa valorada en 2.600 millones de euros
Metrovacesa se centra actualmente en la construcción de viviendas / Europa Press

Metrovacesa promoverá un edificio de oficinas al Norte de Madrid para el gigante patrimonial estadounidense Tishman Speyer, propietario entre otros del Rockefeller Center de Nueva York, según informó la empresa. La inmobiliaria aportará al proyecto el suelo, un terreno de Las Tablas, al Norte de la capital, valorado en 87,6 millones de euros, y además se encargará de promoverlo y gestionarlo.

Metrovacesa, actualmente enfocada en construcción de viviendas, enmarca la operación en su estrategia de vender la cartera de suelos terciarios con que cuenta. Se trata de un total de 1,3 millones de metros cuadrados de superficie, que supone el 27% de su cartera total y está valorada en 700 millones de euros.

Esta es la segunda operación de este tipo de suelo que Metrovacesa cierra desde su salida a Bolsa el pasado mes de febrero, después de que en abril vendiera un terreno en el distrito 22@ de Barcelona.

Venta indirecta con una sociedad conjunta

En esta ocasión, la venta se realiza de forma indirecta, esto es, a través de la constitución de una alianza con el gigante patrimonial estadounidense que, de esta forma, realiza su primera gran operación en España en más de una década. En concreto, Metrovacesa y Tishman Speyer han constituido una sociedad conjunta para desarrollar el proyecto, que se acometerá por fases. La primera de ellas ya cuenta con la financiación de Crédit Agricole.

La inmobiliaria española tiene una participación del 24% en la alianza, a la que venderá, también por fases, el terreno sobre el que se levantará el complejo de oficinas, un suelo en la zona de Las Tablas, al Norte de la capital, con una edificabilidad de 56.652 metros cuadrados de superficie y valorado en 87,6 millones.

Además, Metrovacesa se encargará de la promoción del proyecto, que así como de su posterior gestión, según detalló en un comunicado.

La inmobiliaria participara por Santander y BBVA vuelve así, aunque de forma puntual e indirecta, al negocio de promoción de edificios terciarios tras su renacer como mera promotora de viviendas y volver a salir a Bolsa.

De su lado, esta operación abre la puerta del gigante patrimonial estadounidense al mercado inmobiliario terciario español, coincidiendo con el crecimiento que registra tanto en materia de inversión como de contratación y arrendamiento.

Tishman Speyer enmarca esta inversión en su estrategia de crecimiento en Europa y en el potencial que atisba en el mercado de oficinas de la capital que, en su opinión, presenta una "gran escasez" de espacios de primer nivel.

Así, en un comunicado, la firma señala que "el continuo y fuerte crecimiento económico de España y la posición central de Madrid en esa recuperación hacen que el proyecto sea particularmente atractivo en este punto del ciclo en términos de retornos de valor añadido".

Tishman Speyer es un gigante patrimonial dado que ha construido y gestionado 406 activos de oficinas, residenciales y comerciales de "primer nivel" en 28 países de América, Europa y Asia.

En su cartera, además del Rockefeller Center, figura también la Torre Norte de Sao Paulo o el edificio Lumiere de París. En Europa actualmente gestiona grandes carteras de oficinas en Berlín, Chicago y Londres.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios