Domingo, 18.11.2018 - 16:16 h
El juicio se celebrará el 25 de septiembre

La negociación de sindicatos y Amazon se enfría en vísperas de su batalla judicial

Los empleados de su mayor centro logístico dan por perdidas las conversaciones, tras varias reuniones este verano. Un juez decidirá.

Fotografía Amazon huelga
Amazon ha vivido dos huelgas en su principal centro logístico. / José González

La batalla entre los sindicatos del mayor centro logístico de Amazon, en Alcalá de Henares (Madrid), y el gigante del comercio electrónico continúa. Tras semanas con varias reuniones, la negociación se da por perdida. Ambas partes deberán verse las caras en dos semanas frente al juez para que sea éste quien determine si el cambio de las condiciones laborales de los empleados es o no legal.

El origen del conflicto se sitúa en el mes de abril. La empresa decidía aplicar a la plantilla de más de 1.800 empleados, entre fijos y contratados por Empresa de Trabajo Temporal (ETT), el convenio provincial de la logística. Desoyó las reclamaciones de la plantilla, que entendía que era un perjuicio para sus condiciones de trabajo. Unas semanas antes, en marzo, las organizaciones de los trabajadores decidían interponer una demanda al entender que esta modificación iba en contra de la ley.

"Negociaciones rotas"

Desde esa fecha se han mantenido reuniones, que se intensificaron tras los tres días de huelga el pasado mes de julio. Pese a reconocer "pequeños" avances, los sindicatos se dan por vencidos. "No se ha llegado a nada en estas semanas desde agosto; a partir de ahora sólo queda el juicio", asegura Douglas Harper, miembro del comité de empresa por CCOO.

Para el sindicato, las negociaciones están "rotas", pues la empresa "quiere hablar, pero sólo con sus condiciones". Las conversaciones no han concluido de manera formal, pero ya no se han fijado más reuniones. "La dirección entiende que las reuniones son una pérdida de tiempo", lamenta.

Desde Amazon, fuentes oficiales aseguran que durante estas conversaciones mantenidas con el comité se han enfocado "en encontrar el equilibrio entre las necesidades del negocio y las de nuestros empleados". "Desafortunadamente, hasta el momento no hemos llegado a un acuerdo común para seguir adelante", apostillan.

Un juez decidirá

En la pasada primavera, ya hubo una primera vista, en la que, según Harper, el juez otorgó cuatro meses más para negociar. Pero ese periodo ha resultado ser inútil. Ahora, deberá decidir sobre el conflicto. Pero, según los sindicatos, una sentencia no resolverá nada. "Si ganamos, volvemos a las condiciones anteriores -desactualizadas- al cambio y si se diera la razón a la dirección tendría un respaldo legal a unas condiciones que la parte social no aceptamos", lamenta.

La cuenta atrás se ha iniciado. Quedan aún unos días por delante. Pero las negociaciones están más frías que nunca. Todas las miradas ya están puestas en el juzgado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios