Perspectiva negativa 

El coste de echar el cierre en Barcelona: S&P rebaja un escalón el rating a Nissan

La agencia subraya que el plan de reestructuración generará unos costes temporales que repercutirán en el rendimiento operativo de la multinacional y en la solidez financiera.

Nissan sede
Sede central de Nissan en Yokohama (Japón)

  (Foto de ARCHIVO)

1/1/1970
El coste de echar el cierre en Barcelona: S&P rebaja un escalón el rating de Nissan. 
NISSAN

Noticias agridulces para Nissan. La agencia de calificación crediticia S&P ha rebajado un escalón, hasta BBB- (calidad aceptable, con cierta sensibilidad a largo plazo a entornos adversos), el rating a largo plazo de la firma automovilística japonesa Nissan, que tiene una perspectiva 'negativa'.

S&P explicó que esta decisión sobre el rating de Nissan por la presión que experimentará sobre su rentabilidad en los próximos uno o dos años, debido al empeoramiento de las condiciones de negocio de la empresa en sus principales mercados por el coronavirus, según recoge Europa Press. 

Además, la agencia señaló que el plan de reestructuración que prevé implementar la compañía automovilística supondrá una "barrera de costes" y resaltó que el flujo de caja libre de la entidad seguirá siendo negativo.

La firma de calificación crediticia destacó que la condiciones adversas del mercado dificultarán que Nissan recupere rápidamente sus ganancias operativas y que mejore su capacidad para generar flujo de caja.

La agencia subrayó, a su vez, que el plan de reestructuración que llevará a cabo Nissan, que contempla el cierre de plantas en Cataluña, generará unos costes temporales que repercutirán en el rendimiento operativo de la multinacional y en la solidez financiera.

Las críticas del Govern 

El conseller de Trabajo, Chakir el Homrani, ha asegurado que el expediente de regulación de empleo (ERE) presentado por Nissan para despedir a 2.525 trabajadores demuestra que es "viable" porque aduce causas "organizativas y productivas" y no "motivos económicos".

Así lo ha afirmado este miércoles a los medios a las puertas del Parlament, donde ha detallado que el departamento que lidera ya se ha puesto en contacto con las partes implicadas para convocarlas la próxima semana a una reunión de mediación y tratar de encontrar una salida consensuada al cierre de la multinacional.

Homrani se ha expresado en estos términos después de que Nissan presentara ante la consellería un ERE para despedir a un total de 2.525 trabajadores de los 3.006 empleados de su plantilla y cerrar sus plantas barcelonesas de Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca, lo que afectará a más de 9.000 trabajadores indirectos en Cataluña y a 5.000 en el resto de España.

"Es un ERE que puede tener una afectación global de más de 11.000 trabajadores en Cataluña y 16.000 en toda España", ha alertado. Según el conseller, este ERE "reafirma la posición que han mantenido las administraciones, agentes sociales y económicos, patronales y sindicatos de que la planta de Nissan en Cataluña es viable porque no se ha presentado por motivos económicos, sino que se enmarca en una decisión estratégica de la compañía".

Mostrar comentarios