Sábado, 16.11.2019 - 02:36 h
Es el parking Francisco Norte

Sergio Ramos y su otro negocio fallido: vende garajes en Marbella a 30.000 euros

El futbolista se hizo en 2014 con un parking de 700 plazas. Tiene una deuda de 800.000 euros que amortiza a ritmo lento, según 'coloca' las plazas. 

Pilar Rubio y Sergio Ramos celebran su luna de miel en Costa Rica con Keylor Navas y su mujer, Andrea Salas. /Instagram
Rubio y Ramos celebran su luna de miel con Keylor Navas y su mujer. /Instagram

El futbolista Sergio Ramos, como buen andaluz emprendedor, siempre ha tenido sus miras empresariales puestas en Marbella, la meca del turismo y una ciudad que forma parte de las vacaciones de su infancia. Aunque no termina de encontrar su casa soñada en la capital de la Costa del Sol, a pesar de los numerosos inmuebles que ha visitado con el también futbolista Raúl. De momento, su gran inversión en esta ciudad costera está en el subsuelo, el parking Francisco Norte, compuesto de dos plantas sótano con una superficie de casi 19.000 metros cuadrados y cerca de 700 plazas. Un caramelo en una ciudad con difícil movilidad que no termina de sacar el rendimiento esperado y en el que en su día invirtió dos millones de euros.

De hecho, a día de hoy se siguen vendiendo plazas a razón de 30.000 euros y con descuentos para los vecinos de hasta 3.000. Tiene una deuda bancaria de casi 800.000 euros, que no se amortiza con la celeridad esperada. El capitán del conjunto blanco se hizo con esta propiedad en noviembre de 2014, en medio de una agria polémica, ya que los terrenos eran dotacionales y el Ayuntamiento se los dejó a un precio económico. 

Ramos en la inauguración de su parking con pistas deportivas municipales encima.
Ramos en la inauguración de su parking con pistas deportivas municipales encima. / EFE

Un proyecto de la era Gil

La compra se hizo a través de una sociedad cuya matriz es Sermos 32 S.L. Se trata de Gestora Mediterránea de Infraestructuras S.L., que tiene a su padre también en la administración siguiendo la política del laureado central, que tiene asesores externos los justos. En su día Ramos, que acudió a inaugurar el parking vestido como un dandy inglés, precisó que el proyecto, que estaba paralizado en la ciudad desde la época de Jesús Gil, le llegó “hace tiempo”. La inversión en este espacio ha ascendido a 1,5 millones de euros, que vienen a sumarse a los 550.000 euros que la sociedad promotora ha aportado para la mejora de los viales del entorno. Finalmente, la aportación de Gestora Mediterránea de Infraestructuras a la ciudad de Marbella superó los anteriormente mencionados dos millones de euros.

La sociedad transmitió en el mes de marzo de 2016 la planta -1 del aparcamiento a Indigo Infra España, entidad que venía gestionando el parking desde su apertura. A 31 de diciembre de 2018 se han desinvertido un total de 265 plazas; de ellas, 19 plazas fueron en el curso del año 2018, 17 plazas en el año 2017 y el resto, 229 plazas, entre los años 2016 a 2014. Todavía quedan cien por vender. La deuda bancaria al cierre del ejercicio 2018 asciende a 759.904,28 euros (1.071.622,75 euros a 31 de diciembre de 2017). Dicho préstamo se va amortizando en función de las ventas de las plazas de aparcamiento, siendo la fecha de vencimiento el 4 de marzo de 2023.

Deudas por un centro de ocio

Otra de las muescas destacables en la trayectoria empresarial del jugador en su Andalucía natal fue su proyecto del futuro centro comercial El Marquesado, en Espartinas, un pueblo rico próximo a Sevilla. Ramos presentó los planos del complejo comercial en 2013 al consistorio y prometió una inversión de 3 millones de euros y 100 puestos de trabajo en la obra. Seis años después, el proyecto no se ha puesto en marcha  por problemas ajenos a ellos y Albis Inversiones 2008 S.L., que lo gestiona, arrastra una deuda de 1,68 millones.

Lo de Espartinas tiene miga, porque se esperaba que fuera uno de los centros comerciales más grandes de Andalucía. Sergio Ramos compró un suelo de más de 4.000 metros cuadrados de uso terciario por 500.000 euros. Ahí estaba prevista la edificación de un centro comercial. La empresa que lo compró en 2010 pagó por él tres millones de euros; con la crisis el centro se quedó sin edificar, y la empresa quebró y de forma desesperada se vio obligada a la venta. 

Render del Centro Comercial de Espartinas, Sevilla.
Render del Centro Comercial de Espartinas, Sevilla. / D.R.

Ramos vio la oportunidad y lo adquirió por seis veces menos del valor inicial. En el proyecto primigenio estaba previsto un Spa de de 4.500 metros cuadrados, hotel, teatro o una catarata de agua. Los 'renders' del proyecto original aún circulan por la red. Posiblemente el jugador aguarde a que el sector se reactive para darle el pase. Y es que el marido de Pilar Rubio, como le ha ocurrido con su ahora rehabilitado 'macropelotazo' inmobiliario en Los Berrocales en el este de Madrid, entiende que parte del éxito empresarial consiste en saber esperar.

Tal vez por eso, Sermos 32 S.L. cerró 2017 con un resultado de explotación negativo, siendo el ejercicio 2015 el último publicado con un resultado positivo. Y es que en el último año disponible los gastos se han más que duplicado, hasta los 2,3 millones, mientras que los ingresos han subido el 85% a los 2,15 millones de euros.

Ahora en Portada 

Comentarios