Miércoles, 13.11.2019 - 15:55 h
Acusada de fraude

Shakira se pone al frente de dos empresas en España tras su juicio con Hacienda

La cantante colombiana afincada en Barcelona figura como única accionista de dos entidades con las que organizará su fiscalidad en España- 

SHAKIRA Y GERARD PIQUÉ
Shakira con Gerard Piqué, en una foto de archivo / EFE

Shakira Isabel Mebarak Ripoll quiere empezar una nueva andadura mercantil en España, después de un junio caliente inmersa en un juicio en el que la Fiscalía de Barcelona le acusaba de fraude fiscal. La Agencia Tributaria considera que la artista defraudó 14,5 millones de euros a la Hacienda española entre los años 2012 y 2014 al no haber pagado el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) y el de Patrimonio, una información adelantada en su día por 'La Vanguardia'.

Hacienda cree que Shakira debería haber declarado como residente en España desde 2011 y haber pagado estos impuestos en el país desde ese momento. Precisamente ese año se hizo pública la relación de la cantante con el jugador del Barça Gerard Piqué. La cantante siempre ha defendido que nunca pasó más de 183 días en España y que las grandes temporadas las pasaba en Estados Unidos, de donde procede la mayor parte de sus compromisos laborales. El tribunal aún no se ha pronunciado y ahora, la cantante ha optado por tener sus cuentas claras en España. Ha reordenado su única sociedad hasta la fecha en España y se ha puesto al mando de una segunda. 

La primera es Global Golden Tour S.L., que creó  en 2018 para gestionar gestionar los ingresos por El Dorado World Tour de la cantante. En ella, figura como única accionista y su abogado, Ezequiel Amaranto Camerini, y Joan Daura Cros, como administradores solidarios. Se trata de personas que han sido revocadas de esta entidad después de acomparle en su periplo por los tribunales. "Siempre he estado asesorado por los mejores", repitió Shakira una y otra vez durante su juicio el pasado junio. Lo cierto es que estos nombres ya no aparecen en su firma mercantil. 

El pasado jueves, hizo un segundo cambio y apareció como accionista única en una nueva sociedad, She Wolf Investment S.L, cuyo nombre guarda relación con su disco La Loba.  En esta empresa figura como administrador único de la sociedad el letrado Ferrán Vilaseca Lemus, que también estaba vinculado a Golden Tour, y es la propia Shakira la que aparece recientemente como única accionista. El objeto de esta entidad es administrar las actividades del holding de la cantante. 

La sede de ambas empresas está en calle Jordi de Deu, en el municipio Esplugues de (Barcelona), donde residía hasta mudarse a Pedralbes junto a Gerard Piqué, el jugador del Barcelona, y sus dos hijos. Que la autora del 'Waka Waka', la canción del Mundial de Sudáfrica en el que conquistó el corazón del delantero, haya decidió abrir una segunda empresa aquí no es casual. Casi en las mismas fechas que el Registro Mercantil iniciaba los trámites para dar de alta la entidad, inspectores de Hacienda cursaban una denuncia a la Fiscalía por no haber pagado los impuestos entre los años 2011 y 2014.

Un vehículo para administrar sociedades extranjeras

La nueva She Wolf Investment S.L. y Global Golden Tour S.L. le permiten no solo gestionar los ingresos de sus espectáculos, sino también la administración de títulos de sociedades y otras entidades, residentes o no en España. Este dato es importante porque, tal y como desveló la investigación de los 'Papeles del Paraíso' publicada por 'El Confidencial' y La Sexta, la cantante administra desde 2007 Malta Tournesol Limited, una sociedad radicada en la isla mediterránea del mismo nombre pese a que figura en la misma con domicilio en Bahamas.

Por otro lado, Shakira no tiene ninguna propiedad a su nombre en España. Sus majestuosas casas en Miami, en la isla de Capri, el ático en Nueva York, sus inmuebles en Barranquilla, República Dominicana y Punta del Este o su propia isla en Bahamas salieron a la luz cuando tuvo que lidiar con su expareja durante su divorcio. Tras su separación, ha perdido su finca La Colorada en Punta del Este y una casa de campo en Uruguay. La que más quebraderos de cabeza supone para la cantante es la mansión en Miami que intenta vender desde hace años por 11 millones de dólares.

Ahora en Portada 

Comentarios