Lunes, 16.12.2019 - 00:42 h
El titular es el Ministerio del Interior

Los viejos cuarteles de la Guardia Civil no tienen quien les compre... ni de rebajas

Proceden de subastas desiertas. Sigue coleando el castillo de Maqueda, en Toledo, y están repartidos por toda la geografía nacional.

Castillo de Maqueda
Castillo de Maqueda , Toledo / EFE

La Guardia Civil se desprende de las instalaciones que ya no utiliza. Lo hace a través de una subasta pública al alza organizada por la Gerencia de Infraestructuras y Equipamiento de la Seguridad del Estado (GIESE), encargado de gestionar los inmuebles del Ministerio del Interior.  Pero la mayoría de las subastas quedan sin postor. La mayor parte son inmuebles fuera de uso que proceden de subastas desiertas y ahora, el organismo público que lidera el Fernando Grande-Marlaska los vende directamente. En algunos de los casos, el suelo es dotacional, lo que complica la venta. Pero otros permiten residencial, comercial, público o semipúblico, hotelero e incluso, espectáculos.

El más llamativo, por la brutal bajada de su precio y por tratarse de un monumento histórico, es el castillo toledano de Maqueda, sede de las antiguas dependencias de la Guardia Civil. Pero hay más: en Illescas (Toledo), Alcolea del Pinar y Sigüenza (ambas en Guadalajara), Ferrol (A Coruña), Pedroche (Córdoba), Vilafranca del Penedés (Barcelona) y Sant Joan de les Abadesses (Girona). 

Los precios de salida divergen bastante. Las dos propiedades más caras, con permiso de Maqueda, se encuentran en Cataluña. La antigua casa cuartel de la Guardia Civil en Sant Joan de les Abadesses, en la provincia de Gerona, sale a la venta por 497.157,50 euros, en primera subasta, y en segunda subasta por 447.441,75 euros. Y en Vilafranca del Penedés (Barcelona), donde hay otro cuartel sin uso, el precio es de 496.154 euros.

El fallido museo del tricornio por 5,9 millones

En el caso del Castillo de Maqueda, denominado oficialmente como Castillo de la Vela y declarado Monumento Histórico Artístico en 1931, cuenta con un sótano más tres alturas, que suman una superficie construida de 3.500 metros cuadrados, según un informe técnico, aunque el Registro de la Propiedad establece 2.400 metros cuadrados. Desde que el inmueble se puso a la venta en octubre de 2014, el valor en el mercado de la fortaleza se ha reducido casi en un 50%. En concreto, ha pasado de valer casi 10 millones de euros (9,6) a estar expuesto en 5.908.126 millones de euros. Y sin salida. 

Este inmueble tiene un uso amplio: residencial, comercial, público o semipúblico, hotelero e incluso espectáculos. El gran problema que tiene este edificio es que allí se construyó la sede del Museo de la Guardia Civil y se invirtieron para ello 5 millones de euros. El espacio expositivo no se llevó  a cabo y ahora todo languidece.

Interior de las instalaciones del castillo de Maqueda, Toledo.
Interior de las instalaciones del castillo de Maqueda, Toledo. / Ministerio del Interior

La venta de las casas cuartel también evidencia otra realidad. La de los municipios que pierden habitantes (y seguridad). Para muchos pequeños pueblos es fundamental tener cuarteles cercanos con los que estar seguros y eso atrae a la población. La situación se puso de manifiesto en Castilla y León el pasado invierno, cuando el general Clemente García Barrios ordenó cerrar varios cuarteles por falta de efectivos y reducir los horario en otros, limitando las aperturas a cinco horas a la semana.  Entonces la delegada del Gobierno, la socialista Virginia Barcones (natural de la pequeña localidad soriana de Berlanga y experta en demografía), obligó al militar a anular esa orden recordando que no se puede restar servicios básicos al ciudadano, como la seguridad, si se quiere atender los casos de violencia de género y frenar la despoblación.

Esto también le ocurrió a la localidad alcarreña de Alcolea del Pinar, cuyo cuartel sigue en venta y sin postor. La casa cuartel de este pequeño pueblo de Guadalajara de 321 habitantes estaba ocupada por 35 agentes de la Guardia Civil de Tráfico y sus familias cuando, en enero de 2013, el Gobierno la cerró y trasladó a todos los efectivos a Sigüenza, a 30 kilómetros de la autovía A-2.  La localidad vio reducida su población en más de 30 familias, lo que implica también menos niños en la escuela. 

Casa Cuartel de Alcolea del Pinar, Guadalajara.
Casa Cuartel de Alcolea del Pinar, Guadalajara. / Ministerio del Interior

El Ayuntamiento propuso entonces al Gobierno de Mariano Rajoy hacerse cargo del inmueble, para cuya construcción cedió en su momento los terrenos, y ofrecer las 35 viviendas del edificio en alquiler social con cuotas mensuales de aproximadamente 100 euros, con el fin de recuperar población. La petición no fue escuchada. El cuartel de Alcolea según el Registro de la Propiedad tiene un terreno de 4.865 metros cuadrados y una superficie construida total de 4.194,44 metros. Está tasado en un millón de euros. El de Sigüenza, que procede de una subasta desierta de septiembre de 2018, se oferta por algo menos de medio millón de euros y parte del terreno es rústico. 

El de Maqueda no es el único inmueble con protección, también lo tiene la casa cuartel de Ferrol, con vistas al mar, que procede de una subasta desierta el otoño pasado. El hándicap es el uso dotacional de este inmueble, situado en el paseo de la Marina. Según consta en el Registro de la Propiedad tiene una superficie construida de 684 metros cuadrados y un valor de tasación de 280.674 euros. 

Casa cuartel de Ferrol
Casa cuartel de Ferrol / Ministerio del Interior

Muy cerca de Ferrol acaba de salir a subasta la antigua casa-cuartel situada en el Camino Viejo en A Graña. La puja aún está activa. El Gobierno central rebajó considerablemente el precio de partida del inmueble. En un principio las instalaciones se tasaron en 475.000 euros, una cifra que ya en su día supuso una importante rebaja con respecto al precio fijado en 2010, que era de 558.600 euros. Posteriomente el importe final del que partiría la subasta fue de 284.530 euros, llegando ahora a los 129.640 euros. El modelo se repite. Subasta desierta y el Estado saca una y otra vez el inmueble a la venta. Mientras tanto los pueblos claman para que no se cierren. 

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING