Martes, 18.06.2019 - 19:25 h
Decisión histórica

El Supremo de EEUU abre una vía para que Europa recaude de los gigantes 'tech'

El tribunal dictamina que los gobiernos estatales del país tienen derecho a exigir a tiendas 'online' el pago de impuestos donde se produzca la venta.

Amazon caja para portada
Amazon, uno de los afectados por la decisión del Supremo.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha sentado un precedente para que Europa reclame a los gigantes tecnológicos que paguen impuestos por las ventas generadas en cada uno de los territorios. Es lo que ha hecho el Alto Tribunal en el país norteamericano en una decisión histórica que puede pasar factura a compañías como Amazon.

El tribunal ha dictaminado que los gobiernos estatales del país pueden exigir a los negocios digitales el pago de tributos por las ventas completadas en su territorio, aunque las compañías con las que operan no tengan sede física allí. La decisión, que ha contado con 5 votos a favor y 4 en contra, revierte una posición fijada en el año 1992.

¿Cuándo arranca todo esto? El origen hay que encontrarlo en la ley aprobada por el Ejecutivo del estado de Dakota del Sur. Esta normativa obligaba a cobrar un impuesto a las compañías de comercio electrónico, como Amazon, por sus ventas en el territorio. Un 4,5% sobre las ventas si tenían más de 100.000 dólares en ventas anuales o más de 200 transacciones individuales en el estado. Su objetivo era recaudar unos 43 millones de euros anuales.

De este fallo ha quedado fuera, según confirma The New York Times, la decisión sobre la posibilidad de que algunas transacciones muy pequeñas pudieran 'esquivar' ese pago de impuestos o si lo estados pueden solicitar impuestos a las ventas de manera retroactiva.

Esta ha sido una revindicación de los grandes distribuidores con más presencia física que online (en el caso de España, el ejemplo más claro es El Corte Inglés). Aseguraban que se encontraban en desigualdad de condiciones respecto a los gigantes tecnológicos.

La reacción en bolsa no se ha hecho esperar. Amazon llegó a caer por encima del 1,5% en los primeros compases de la jornada bursátil de este jueves. Alibaba se dejaba hasta un 2%.

Los efectos en Europa

Esta decisión se toma en pleno debate sobre el impuesto que la Unión Europea prepara para tratar de someter a tributación los millonarios beneficios de las grandes tecnológicas. Un impuesto que funcionará de una forma similar a como lo hace el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). La decisión del Tribunal Supremo estadounidense sienta un precedente importante en este contexto.

Tal y como adelantó La Información, los expertos que están trabajando en el diseño del impuesto se debaten entre la alternativa más ambiciosa de someter a tributación toda las ventas realizadas por las tecnológicas en un país determinado y la más cauta de someter a gravamen únicamente los ingresos publicitarios de las mismas, una alternativa que ya ha ensayado algún país europeo y que, al parecer, presenta menos dificultad técnica.

Ahora en Portada 

Comentarios