Viernes, 20.10.2017 - 22:03 h

Blesa condenado a 6 años de cárcel y Rato a 4 años y 6 meses por las tarjetas 'black'

Los 65 acusados han sido condenados a penas que van desde lo tres meses a los seis años de prisión. Rato, Blesa y Barcoj son absueltos del delito de administración desleal.

Ha sido una decisión rápida. Y es que al Tribunal apenas le ha costado unas semanas dictar sentencia.

Lea en PDF los 259 folios de la sentencia de la Audiencia Nacional que condena a Rato y Blesa

Condenados Blesa a seis años de cárcel y Rato a cuatro años y medio por las black

La Audiencia Nacional ha condenado a los expresidentes de Caja Madrid, Miguel Blesa y Rodrigo Rato a seis años y cuatro años y seis meses de prisión, respectivamente, al considerarles culpables de apropiarse indebidamente del patrimonio de la extinta entidad a través del sistema de las tarjetas 'black'.

Ha sido una decisión rápida. Y es que al Tribunal apenas le ha costado unas semanas dictar sentencia después de que la presidenta de la sección cuarta de la sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Ángela Murillo, dejase visto para sentencia un juicio que comenzó a finales del pasado mes septiembre.

La sentencia, de 259 páginas y de la que ha sido ponente la juez Teresa Palacios, también condena al ex director general de medios de la entidad, Ildefonso Sánchez Barcoj, a dos años y seis meses de prisión como colaborador y cómplice de la "mecánica desarrollada", en tanto que al resto, otras 65 personas, les impone penas de entre tres meses y tres años de prisión por el mismo delito de apropiación indebida en calidad de "colaboradores".

La sala se remonta a 1988, para explicar que durante la presidencia ejecutiva de Jaime Terceiro al frente de Caja Madrid se acordó "dignificar" las retribuciones de los consejeros a través de una tarjeta que vendría a complementar las dietas que recibían."Blesa propició el uso" de las 'black'

El tribunal señala a Blesa como la persona que "propició" el uso de una tarjeta corporativa "al margen de las retribuciones convenidas contractualmente", advirtiendo de que la dedicó "a atenciones netamente personales, en detrimento" de la caja.

La Sala le acusa de usar la tarjeta con el "caudal de Caja Madrid", así como de facilitar tarjetas VISA de empresa a los miembros del consejo de administración de la entidad y a los integrantes de la comisión de control, para que pudieran disponer de ella "sin justificación del gasto". De esta manera, Blesa "viabilizó" un dinero "que acrecentaba a la dieta".Los 65 acusados, condenados

La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha concluido que los 65 acusados que hicieron uso de las tarjetas black de Caja Madrid y Bankia son culpables de la práctica por el uso personal que hicieron de las visas y les condena a penas que van de entre tres meses a seis años de prisión. 

El tribunal presidido por la magistrada Ángela Murillo considera que los expresidentes de la caja extinta son responsables del delito continuado de apropiación indebida, mientras que el resto de los 63 acusados son colaboradores de un sistema que nació bajo un acuerdo del consejo de administración en mayo de 1988 y desvirtuó con la llegada de Blesa a la presidencia de Caja Madrid.

La sentencia recoge la excepción que se aplica al exdirector de Medios de Caja Madrid Idelfonso Sánchez Barcoj --para muchos el responsable de entrega de los plásticos-- al que no solo considera colaborador, sino también cómplice de esta operativa.Rato, Blesa y Barcoj absueltos de administración desleal

Además, absuelve a Rato, Blesa y Sánchez Barcoj del delito de administración desleal. En sintonía con la postura del Ministerio Público el tribunal entiende que Blesa desvirtuó la práctica y le condena a seis años de prisión y una multa de 7.200 euros. Impone cuatro años y medio para el expresidente de Bankia y exministro de Economía Rodrigo Rato y el pago de una multa de 6.000 euros. A ninguno de los dos se les aplica la atenuante de reparación del daño.

La Audiencia Nacional impone además dos años y medio de prisión para Sánchez Barcoj y otros dos para el exjefe de la Casa del Rey Rafael Spottorno y el exsecretario general de Caja Madrid Enrique de la Torre, señalado por muchos acusados como el responsable de entregar las Visas y explicar las características de las mismas.Cuatro años para Moral Santín y dos para Díaz Ferrán

El exdirigente de Izquierda Unida José Antonio Moral Santín --el que más dinero gastó con la tarjeta con 456.522 euros-- es condenado a cuatro años de prisión y el expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán --en prisión por el 'caso Marsans'-- es penado con dos años.

Por otro lado, la Audiencia condena al expresidente de la Asamblea de Madrid y exconsejero de la caja Ramón Espinar a un año de cárcel. Impone ocho meses de prisión al exministro socialista Virgilio Zapatero, el cual fue el único de los 65 acusados que empleó el turno de última palabra para reivindicar su inocencia.Arturo Fernández, medio año de prisión

Una de las condenas más bajas recae sobre el empresario y expresidente de la CEIM Arturo Fernández, penado a medio año de prisión por el uso personal que hizo con su plástico. Entre todos cargaron un total de 15 millones de euros entre 1999 y 2012 aunque solo se ha juzgado lo posterior a 2003 ya que la actividad delictiva de la etapa previa habría prescrito.

Para los exconsejeros Francisco Baquero Noriega, Estanislao Rodríguez-Ponga Salamanca, Antonio Romero Lázaro, Francisco José Moure y Jorge Gómez Moreno impone la pena de tres años y dos meses. Mientras que para Rodolfo Benito Valenciano, José María de la Riva, Gonzalo Martín Pascual, recaen tres años de cárcel.

Por otro lado, Rubén Cruz Orive, Antonio Rey de Viñas Sánchez-Majestad, Antonio Cámara Eguinoa,Javier de Miguel Sánchez, Ángel Eugenio Gómez del Pulgar, Francisco José Pérez Fernández y Miguel Ángel Abejón Resa son condenados a dos años y medio de prisión.

Medio año menos para Juan José Azcona Olondriz y Pablo Abejas Juarez, Ricardo Morado, Ramón Ferraz Ricarte, Mariano Pérez Claver, Juan Manuel Astorqui Portera, Carmen Contreras, Carlos Vela, Ramón Martínez Vilches, María Enedina Álvarez y José Ricardo Castro.

Para el exsecretario de Estado de Comercio José Manuel Fernández Norniella recae un año de cárcel al aplicarle la atenuante de reparación del daño. Al igual, el tribunal impone la misma pena para Darío Fernández Yruegas, Ricardo Romero de Tejada y Picatoste, Alberto Recarte García Andrade, Jesús Pedroche Nieto, Ignacio de Navasqües Cobián y Luis Blasco Bosque.

José María Arteta Vico, Mercedes Rojo Izquierdo son penados con un año y seis meses de cárcel.

Las penas inferiores recaen para María del Carmen Cafranca Cavestany, Juan Gómez Castañeda, Cándido Cerón Escudero, que son condenados a un año y ocho meses de prisión, así como un año y medio de prisión para Carlos María Martínez Martínez, Santiago Javier Sánchez Carlos, Manuel José Rodríguez González; y un año y tres meses para Pedro Berdía Pérez.

Un año y dos meses de prisión son impuestos para Fernando Serrano Antón, Alejandro Couceiro Ojeda y Rafael Eduardo Torres Posada; mientras que para Luis Gabarda Durá, Matías Amat Roca, Gabriel María Moreno Flores y José Acosta Cubero recae un año de cárcel.

Las penas más leves, sólo de meses, son para Beltrán Gutiérrez Molines, José María Buenaventura (8), Francisco Javier López Madrid (6), Juan Emilio Iranzo y Miguel Corsini (4). Jorge Rábago es el que menos pena tiene, tan solo tres meses de prisión.12,5 millones de euros gastados entre 2003 y 2012

Los acusados gastaron 12,5 millones de euros, entre los años 2003 y 2012, con las llamadas tarjetas black. El tribunal que ha juzgado el caso reconoce que fue el antecesor de Blesa en Caja Madrid, Jaime Terceiro, el que "acordó dignificar las retribuciones de los consejeros a través de una tarjeta VISA que vendría a complementar las dietas que ya recibían".

No obstante, advierte de que el que fuera presidente de la caja en 1988 dejó constancia de que esas tarjetas "eran exclusivamente para gastos de representación, en el desempeño de su función de consejeros". "Con esa tarjeta, se habilitaba disponer de un límite de dinero como compensación de los esfuerzos y dedicación a la entidad", reconoce el tribunal en relación a las tarjetas que se aprobaron en la época de Terceiro.

Con esa visa se habilitaba disponer, dentro de un límite de dinero, como compensación de los esfuerzos y dedicación de la entidad; sin embargo, una vez que Miguel Blesa llegó al frente de la Caja "propició" que a los consejeros e integrantes de la comisión de control se les facilitase una tarjeta sin justificar el gasto.

De este modo, "viabilizó una percepción dineraria que acrecentaba a la dieta", que llegó a ser ampliada en plenos periodos de "fiestas o vacaciones", lo que demuestra el "uso particular" contra el patrimonio de la caja.

Ahora en portada

Comentarios