Importante operación policial en Bruselas vinculada a atentados de París

La policía belga lanzó este martes una importante operación en Bruselas luego de que un allanamiento en el marco de la investigación por los atentados de París, en la que también participaban policía franceses, terminara con tiroteos contra las fuerzas de seguridad que hirieron a cuatro policías.

La operación continúa, constaron periodistas de la AFP en el lugar.

"Dispararon contra la policía" en un allanamiento que se llevó a cabo en la comuna de Forest de la capital belga "en el marco de los atentados de París", indicó estar tarde a la AFP un portavoz de la fiscalía federal, Eric Van Der Sypt.

Cuatro policías resultaron levemente heridos, precisó luego Van Der Sypt.

Las autoridades habían lanzado al principio de la tarde un allanamiento en la comuna de Forest, en Bruselas, pero fueron recibidos por disparos que hirieron a tres policías.

Los sospechosos se habrían dado a la fuga y atrincherado en otra vivienda en donde se produjo otro tiroteo en el cual un cuarto policía resultó herido, según Van der Sypt.

Un periodista de la AFP en el lugar escuchó nuevos disparos cerca de las 16H00 GMT.

El allanamiento "desencadenó un tiroteo, dos autores están atrincherados en un edificio", indicó a periodistas en el lugar el alcalde de la comuna Marc-Jean Ghyssels.

En la operación participaban policías franceses confirmó en tanto desde Abiyán el ministro de Interior francés, Bernard Cazeneuve.

"Un equipo compuesto por policías belgas y franceses intervinieron y recibieron disparos", dijo Cazeneuve.

El allanamiento ordenado por las autoridades belgas fue en relación a la investigación por los atentados de París del mes de noviembre en el que murieron 130 personas, había precisado Eric Van Der Sypt.

El sector fue acordonado por la policía, constató la AFP. Las fuerzas especiales belgas estaban desplegadas en el sector, sobrevolado por un helicóptero de la policía.

Un periodista de la AFP vio doce vehículos de la policía con oficiales con pasamontañas pasar a toda velocidad con sirenas encendidas en dirección del perímetro acordonado.

Las autoridades pidieron a los ocupantes de dos escuelas y dos guarderías que no salieran.

La fiscalía no precisó el tipo de armas utilizadas, pero el periódico La Dernière Heure precisa que los presuntos autores habrían utilizado fusiles kalashnikov.

El ministro de Interior francés indicó que en la operación hubo "disparos de armas de grueso calibre".

Cuatro de los nueve autores de los atentados de París, en los que murieron 130 personas, eran belgas. Los ataques habrían sido organizados en esta capital.

Al día siguiente de los ataques, reivindicados por el grupo Estado Islámico, se perdió el rastro en Bruselas de uno de los principales sospechosos, Salah Abdeslam, cuyo hermano se hizo estallar en las calles de París.

La fuga de este sospechoso obligó a las autoridades belgas a elevar al máximo la alerta terrorista así como el cierre de los edificios públicos y la suspensión del transporte público por cinco días, sobre la base de una "amenaza inminente".

Una fuente policial francesa indicó que la operación policial en Bruselas no apuntaba a dar con Salah Abdesalam.

Desde los ataques la justicia belga llevó a cabo numerosos allanamientos.

En enero las autoridades belgas allanaron dos departamentos y una casa utilizada por Abdeslam y otros sospechosos antes de los ataques.

En uno de los departamentos hallaron rastros de una huella dactilar de Abdesalam así como rastros del mismo explosivo utilizado por los atacantes de París y un dibujo de una persona utilizando un cinturón de explosivos.

Las autoridades también hallaron rastros del ADN de Bilal Hadfi, otro de los atacantes.

Bélgica detuvo a once personas, con cargos por terrorismo, vinculadas a estos ataques. Ocho siguen detenidos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios