Viernes, 03.04.2020 - 22:32 h

Al menos siete muertos en enfrentamiento por tierras en la sierra sur de Perú

Al menos siete personas fallecieron en un enfrentamiento por un litigio de tierras registrado hoy entre dos pequeñas poblaciones de la sierra sureste de Perú, informó hoy el presidente regional de Huancavelica, Maciste Díaz.

Lima, 7 sep.- Al menos siete personas fallecieron en un enfrentamiento por un litigio de tierras registrado hoy entre dos pequeñas poblaciones de la sierra sureste de Perú, informó hoy el presidente regional de Huancavelica, Maciste Díaz.

Los enfrentamientos se registraron este miércoles a raíz de que un grupo de pobladores de la localidad huancavelicana de Llillinta trataran de recuperar unas tierras tomadas por un grupo de habitantes del pueblo ayacuchano de Licapa el día anterior.

La Policía de Ayacucho confirmó a Efe que se produjo el enfrentamiento pero no pudieron dar más detalles debido a que los policías desplazados al lugar, situado a más de cuatro mil metros de altura en los andes del sureste de Perú y de difícil acceso, aún no habían podido realizar el reporte oficial.

Díaz confirmó a Radio Programas del Perú (RPP) que al menos son siete las muertes registradas en los enfrentamientos y aseguró que la Policía no era culpable de las muertes.

"Estamos seguros que la Policía no lo hizo, sino unos matones de Ayacucho. Hay manos extrañas metidas en esto, pues no entendemos quiénes están pagando el traslado, los vehículos y alimentación de los más de 500 matones", afirmó Díaz.

Según el medio en Internet Crónica Viva, el origen del enfrentamiento fue la llegada el martes de un juez penal de Ayacucho, junto a comuneros de Licapa y una veintena de policías, al terreno en litigio, para tomar posesión del mismo, un proceso que se había frustrado en varias ocasiones previas.

Tras la diligencia, el juez regresó a Ayacucho, pero pocas horas después se iniciaron los enfrentamientos cuando pobladores de Llillinta trataron de recuperar el control del terreno.

Según el presidente regional de Huancavelica, ambas poblaciones son de bajos recursos que viven de la crianza de alpacas y llamas, y desde años mantienen el conflicto limítrofe, no siendo la primera vez que se registran enfrentamientos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING