Lunes, 09.12.2019 - 05:52 h
Se cumplen cinco años de su muerte

El legado de Adolfo Suárez: dónde están las casas que marcaron la Transición

De Ávila a Mallorca pasando por Madrid. Así está hoy el que fue el legado del primer presidente de la democracia, cuyo aniversario es este sábado.

Adolfo Suárez y su mujer Amparo Illana y sus cinco hijos.
Adolfo Suárez y su mujer Amparo Illana y sus cinco hijos. / EFE

En la casa de su Ávila natal, pegada a la famosa muralla y a un paso de la casa natal de Santa Teresa de Jesús, Adolfo Suárez se reunió con Santiago Carrillo. Unas semanas después de esa cita abulense, el 9 de abril de 1977, sábado santo, tuvo lugar un paso muy importante para el proceso de Transición política hacia la democracia en España: la legalización del Partido Comunista de España. El entonces presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, legalizó el PCE tras más de 40 años operando en la clandestinidad. Se produjo lo que desde hacía un tiempo parecía inevitable. En la vivienda en la que se fraguaron las conversaciones sobrevive una estancia con una gran librería que tiene una pequeña puerta secreta diseñada para facilitar su huida en caso de emergencia. 

Esta casa es hoy un hotel boutique y ya no está en manos de la familia, aunque sus propietarios quieren seguir sacando rédito al peso de la historia y el lugar se llama la Casa del Presidente. El hotel es el proyecto más especial, singular y emotivo del grupo hotelero Fontecruz, con establecimientos en Ávila, Sevilla, Toledo y Lisboa. 

La Casa del Presidente, antigua residencia abulense de Adolfo Suárez.
La Casa del Presidente, antigua residencia abulense de Adolfo Suárez. / Grupo Fontecruz.

En los años 90 la familia Ortega, propietaria del grupo, adquirió el inmueble sito en la calle Telares número 1 de Ávila para convertirlo en su propio hogar vacacional. Adolfo Suárez se desprendió de esta y otras propiedades cuando tuvo que afrontar la enfermedad que acabó con la vida de su mujer, Sonsoles Illana, y pasó también por la de sus hijas y su hermana. 

Hoy este lugar cargado de recuerdos es uno de los hoteles de lujo más solicitados de Ávila y eso que abrió hace solo un año. Los pisos superiores albergan las diez habitaciones (dos Deluxe, cinco Junior Suites y tres Suites) de este hotel concebido en formato boutique. Cada una ha sido bautizada con distintos conceptos que, para la propiedad, representan los valores sobre los que se sustentó la figura de este hombre, tan querido en nuestro país, y que permanecen en la casa, hoy convertida en un hogar para huéspedes: Vida, Amor, Alegría, Libertad, Paz, Coraje, Diálogo y Felicidad son algunos de ellos.

Despacho de Adolfo Suárez en la Casa del Presidente
Despacho de Adolfo Suárez en la Casa del Presidente / Grupo Fontecruz

Todas las estancias cuentan con bañera y ducha de aromaterapia, amenities de Chopard y cama king size, y entre ellas sobresalen las habitaciones con terraza (con vistas al jardín y a la muralla), las del último piso (por ser abuhardilladas) y las suites (de más de 50 metros cuadrados).

La casa de Mallorca a la venta por 13 millones

Interior de la casa que fue de Adolfo Suárez
Interior de la casa que fue de Adolfo Suárez / Engel & Völkers

La isla Balear marcó la vida de Adolfo Suárez. En Mallorca se enteró que iba a ser presidente del Gobierno, estuvo a punto de sufrir un atentado cuando fue a visitar al rey tras sustituir a Arias Navarro, y allí dimitió como líder de UCD en 1981. Hoy la que fue su casa de veraneo, y que fue vendida a una fortuna argentina tras la muerte de Amparo Illana, sigue a la venta desde hace tres años en la inmobiliaria Engel & Völkers. ¿El precio? 13 millones de euros.  

Esta extraordinaria Villa se construyó en forma hexagonal rodeando un generoso patio interior en 1997. Toda la casa tiene vistas al mar desde terrazas, jardines y piscina. El inmueble tiene 9 dormitorios, 8  baños, aprox. 1.100 metros cuadrados de duperficie construida y casi 5.000 de terreno. El garaje tiene capacidad para ocho vehículos. Suárez buscaba jubilarse en esta casa con su esposa. No obstante, los planes de la familia Suárez se vieron truncados por la mencionada enfermedad de su mujer, que estuvo ingresada en una clínica de Palma en varias ocasiones, por lo que finalmente la familia decidió regresar a Madrid.

El jardín del encuentro con el Rey

La casa de La Florida ha sido escenario de la dolorosa vida personal de los Suárez y de su apasionante andadura política. El inmueble de la casa de la calle Ibaiondo, en la ciudad satélite La Florida, próxima a la que fue sede de Felipe González en Gobelas, fue lo último en venderse de la herencia del político. Fue en 2017 y la adquirieron, sin hipoteca, el cirujano plástico José Luis Martín del Yerro Coca, que opera en la clínica Quirón, y su esposa. 

Adolfo Suárez y el Rey Juan Carlos en la casa de La Florida, Madrid, del expresidente.
Adolfo Suárez y el Rey Juan Carlos en la casa de La Florida, Madrid, del expresidente. / Adolfo Suárez Illana

Los propietarios de esta casa de 600 metros cuadrados eran los cuatro hijos vivos del expresidente: Adolfo, Laura, Sonsoles y Francisco Javier. En el jardín de mil metros de esta casa tuvo lugar el encuentro entre Suárez y el rey don Juan Carlos. El primer presidente de la democracia recibió al Monarca ya con un Alzheimer avanzado.

El legado de Adolfo Suárez es hoy casi inexistente. El único del clan que tiene un fuerte patrimonio inmobiliario es Adolfo Suárez Illana, presidente de la nueva Fundación Concordia y Libertad, ligada al PP. El político del partido de Pablo Casado contrajo matrimonio con Isabel Flores Santos-Suárez, hija de uno de los mayores terratenientes de España: el ganadero Samuel Flores. Pero esta es otra historia. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING