Miércoles, 17.10.2018 - 14:34 h
Los efectos de la sequía

La escasez de lluvia deja tocado el stock de Bezoya e incide en el suministro

El manantial de Bezoya situado en la localidad segoviana de Ortigosa del Monte no pasa por uno de sus mejores momentos por la escasez de lluvia.

Bezoya
Bezoya

La sequía que vive España empieza a afectar a los consumidores. La primera marca de agua embotellada en admitir “incidencias puntuales” en el suministro de agua embotellada ha sido Bezoya. El manantial de Bezoya situado en la localidad segoviana de Ortigosa del Monte no pasa por uno de sus mejores momentos por la escasez de lluvia.

En lugares como Mercazaragoza o algunas tiendas de barrio han destacado tener algunos problemas de stock de esta marca de agua. “Nuestra agua Bezoya procede de un manantial ubicado en plena naturaleza de la provincia de Segovia, en plena Sierra de Guadarrama. Por tanto, el agua Bezoya se ve irremediablemente vinculada a los fenómenos meteorológicos. Este año 2017 está siendo climatológicamente atípico, no solo para nosotros sino en todo el panorama nacional. Las lluvias durante el recién terminado año hidrológico han sido anormalmente menores de lo habitual”, han señalado a Lainformacion.com.

Los embalses españoles han alcanzado esta mes su nivel más bajo en los últimos 22 años con el 37,3% de su capacidad total, una situación agravada por el descenso de precipitaciones en el mes de octubre más seco en lo que llevamos de siglo XXI.

Una situación agravada por la falta de precipitaciones en España en octubre, que "ha sido en su conjunto muy seco", según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), con una media de 26 litros, apenas el 33% de la media del mes, por lo que "se trata del mes de octubre más seco de este siglo".

Según los datos de la Agencia Española de Meteorología, el año hidrológico ha cerrado con 551 litros por metro cuadrado de media en España, lo que representa casi un 15% de déficit respecto a la media histórica, que está en 648 litros por metro cuadrado. “Ante esta situación, estamos haciendo grandes esfuerzos, podemos afirmar que nuestras fábricas de Bezoya siguen trabajando con normalidad, pero debido a esta causa de fuerza mayor, imprevisible e inevitable, estamos sufriendo incidencias puntuales que se subsanarán en las próximas semanas”, han destacado.

La subida de precio no está relacionada con la sequía

En la actualidad, la botella de litro y medio de agua Bezoya puede encontrarse en los supermercados a 0,58 euros. Un precio algo superior al de hace una semanas, a pesar de los problemas relacionados con la sequía desde la marca han señalado que no tiene nada que ver con la falta de lluvia.

“En cuanto a la subida de precio, afirmamos que no está relacionada con la sequía. La realizamos con el fin de afrontar la subida de costes de las materias primas, principalmente PET y PEAD. Este nuevo posicionamiento de precio ha sido comunicado a nuestros clientes y se está empezando a implementar durante este mes de noviembre”, han apuntado desde la empresa.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios