Martes, 10.12.2019 - 22:09 h
La Fiscalía les acusa de rebelión y terrorismo

Los 9 CDR detenidos tenían planos del cuartel de la Guardia Civil de Canovelles

En los registros se ha hallado material para fabricar explosivos y termita mezclada que iban a utilizar ante el aniversario del 1-O.

Concentración de los CDR ante la Sagrada Familia de Barcelona para reclamar explicaciones sobre los atentados del 17 de agosto de 2017.
Concentración de los CDR ante la Sagrada Familia tras los atentados de agosto. / CDR.

Los nueve miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) detenidos por agentes de la Guardia Civil guardaban planos del cuartel de la localidad de Canovelles (Barcelona), según informan fuentes de la investigación a este periódico. Así se desprende del registro efectuado por agentes del Instituto Armado en el marco del operativo que dirige la Audiencia Nacional contra el ala más radical del colectivo independentista y en el que se ha encontrado además un listado de precursores como son ácido sulfúrico, parafina, gasolina, decapante y aluminio en polvo así como termita mezclada.

Estos hechos han llevado a la Fiscalía de la Audiencia Nacional a imputarles los delitos de rebelión, terrorismo y tenencia de explosivos. En una nota dirigida a la prensa, el Ministerio Público ha expuesto que los nueve miembros de los CDR detenidos tras el estallido de la bautizada como operación 'Judas' integran un "grupo terrorista" al tiempo que ha advertido de que se ha procedido a la detención de los mismos ante las sospechas de que planeaban una actuación inmediata con todo el material adquirido. El mismo sirve para fabricar artefactos incendiarios.

El teniente fiscal de la Audiencia Nacional Miguel Ángel Carballo explica que el asunto de estas pesquisas que dirige el magistrado Manuel García Castellón junto con la Guardia Civil tiene como objeto neutralizar la acción "de un grupo terrorista de índole secesionista catalán". La investigación, que se encuentra bajo secreto de sumario y que sigue abierta, ha arrancado esta mañana con la detención de nueve personas vinculadas a este movimiento.

Vísperas del 1-O

Igualmente se han practicado 10 registros "con la finalidad de incautar pruebas que evidencien el avanzado grado de preparación de sus proyectos terroristas con fines secesionistas". Los agentes se han incautado de abundante documentación y material informático además de sustancias que se utilizan para fabricar artefactos explosivos si bien, según explica el Ministerio Público, se está a la espera de que los especialistas confirmen el contenido concreto de dicho material. Los agentes sospechan que los detenidos habrían sacado el listado de precursores desde alguna página de Internet.

La Fiscalía determina en su nota que se ha procedido a la detención de estas nueve personas ante la "certeza" de que estos hechos se iban a producir aprovechando dos fechas clave en la deriva secesionista; por un lado el aniversario del 1 de octubre, día en la que se celebró el referéndum ilegal que dio lugar a la Declaración Unilateral de Independencia (DUI), y por otro, a la publicación de la sentencia del procés. El Tribunal Supremo trabaja en la redacción del fallo que se conocerá casi con total seguridad las próximas semanas. 

El operativo coordinado entre la Audiencia Nacional y el Instituto Armado ha arrancado a primera hora de la mañana con la detención de estas nueve personas y los registros arriba mencionados; no obstante, fuentes jurídicas explican que la investigación arrancó hace más de un año por delito de terrorismo. El siguiente paso es que los detenidos declaren ante el magistrado Manuel García Castellón. La ley otorga un plazo de tres días para pasar a disposición judicial si bien al tratarse de un delito de terrorismo, el intervalo se puede prorrogar hasta los cinco días (120 horas). 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING