Domingo, 19.11.2017 - 21:09 h

La célula preparaba una masacre para el mismo día del atentado de Las Ramblas

El objetivo era provocar masacres con explosivos en lugares concurridos y emblemáticos, como la Sagrada Familia, pero la explosión de Alcanar, acabó con el material y truncó el plan.

Llevaban seis meses preparándose en el centro de operaciones, la casa de Alcanar, pero nadie notó nada. Ninguno de los 12 tenía antecedentes por terrorismo. 

Siguen buscando a tres sospechosos aunque es casi seguro que dos están muertos

La explosión en la casa de Alcanar Platja el miércoles 16, donde la célula yihadista que atentó en Barcelona y Cambrils (Tarragona) elaboraba la madre de Satán, el explosivo favorito del Estado Islámico, truncó parte de los planes de los terroristas, que sin embargo no desistieron en seguir matando. No lo hicieron con explosivos, sino con atropellos masivos, pero los atentados, en cadena, eran inminentes, para el mismo jueves o los días siguientes, y tenían el objetivo de hacer el máximo daño.La estrategia inicial de los terroristas era cargar en las furgonetas alquiladas con TATP, triperóxido de triacetona o peroxiacetona o madre de Satán y hacerlas estallar en lugares céntricos de la ciudad, transitados y donde acudían numerosos turistas, para multiplicar la repercusión internacional. Sin embargo, optaron finalmente por los atropellos en Las Ramblas y acuchillamientos en Cambrils, aunque luego utilizaron un vehículo para matar, tras perder todo el material para la masacre en la explosión.

El máximo responsable de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, confirmó hoy en rueda de prensa, junto al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el conseller de Interior, Joaquim Forn, estas intenciones y aseguró que los atentados con explosivos llevaban preparándose desde hace al menos de seis meses en el centro de operaciones de la célula: la casa de Alcanar.

Sin embargo, los probables objetivos, emblemáticos y de máxima afluencia como la Sagrada Familia, no fueron confirmados por Trapero, que aseguró que esa información sería aportada a la autoridad judicial.

Te puede interesar: El único terrorista huido es el principal sospechoso del atentado en Barcelona

El día 16, una explosión derrumbó totalmente la vivienda de Alcanar, entre cuyos escombros los Mossos encontraron más de un centenar de botellas de butano y propano, así como el material explosivo utilizado habitualmente por el terrorismo yihadista, además del cadáver de un presunto terrorista y restos biológicos de uno o dos más. Uno de los muertos podría ser el imán de Ripoll, el líder y captador de la célula terrorista.

Durante los seis meses que ocuparon la vivienda, donde acudieron las parejas de hermanos que ahora están muertos, detenidos y, en el caso de Younes Abouyaaqoub, huidos, la policía no recibió "ninguna llamada extraña respecto a la casa o las personas que la ocupaban", reconocieron los Mosso.

De hecho, los agentes no tenían ninguna alerta sobre los inquilinos de la vivienda de Alcanar ni sobre el imán de Ripoll (Girona) Abdelbaki Es Satty, que está desaparecido y sobre el que sospecha que pudo tener un papel clave en la célula, ninguno de cuyos integrantes tenía antecedentes por terrorismo.

El imán no tiene antecedentes penales vinculados al terrorismo, aunque, según ha recordado el mayor, sí que había tenido relación con un implicado en investigaciones sobre los atentados de Madrid del 11-M.Falta por localizar a tres

Los investigadores han podido determinar la identidad de los doce miembros de la célula, aunque les falta por encontrar a tres de ellos, uno de los cuales se sospecha que es el conductor de la furgoneta que atentó en Barcelona y los otros dos víctimas de la explosión de Alcanar.

En concreto, según Trapero, de todos los integrantes de la célula, cinco fallecieron abatidos por los Mossos d'Esquadra en Cambrils, entre dos y tres murieron en la explosión de Alcanar, cuatro han sido detenidos, y uno, Younes Aboyaaqoub, sigue huido.

Colaboración internacional

El mayor de los Mossos d'Esquadra también confirmó que los investigadores están tratando de confirmar, con la colaboración internacional, los viajes previos que hicieron los integrantes de la célula a países como Marruecos -del que varios son originarios- o Suiza.

Trapero también indicó, en los interrogatorios de los detenidos en comisaría, los Mossos d'Esquadra han podido obtener información relevante para proseguir con la investigación, antes de que pasen a disposición de la Audiencia Nacional, probablemente el próximo martes.El misterio del muerto de Sant Just Desvern

Los Mossos d'Esquadra aún no vinculan la persona muerta en el vehículo que se saltó el control en Sant Just Desvern (Barcelona) con el atentado de Barcelona ocurrido este jueves.

Así lo admitión el mayor de los Mossos que aseguró que si la investigación confirma que la persona fue asesinada, también contabilizaría como víctima mortal de los atentados.

Trapero explicó que la forense que entró en el coche para analizar el cuerpo observó que se encontraba entre los asientos delanteros y traseros y que no tenía ningún impacto de bala "cuando los agentes solo usaron este tipo de arma", por lo que aseguró que los Mossos d'Esquadra trabajan con la hipótesis de que había otra persona en el vehículo.

"Si es uno de los autores hay que demostrarlo, cuando estemos en condiciones de tener esa información lo diremos, pero en este momento no podemos acreditar que el vehículo viniese del atentado de Barcelona", dijo.

El mayor de los Mossos sí informó de que un testigo vio a alguien salir corriendo del vehículo que se saltó el control, y ha aseverado que la policía está investigando "en profundidad" este suceso.

Añadió que el cuerpo policial ya habría podido identificar donde estaba el vehículo antes de los hechos y como accedió al control que se estableció al final de la Diagonal de Barcelona.

Las 14 víctimas mortales del atentado de Barcelona y Cambrils (Tarragona) previsiblemente quedarán identificadas la mañana de este lunes si todo va según lo previsto porque quedan dos por identificar, ha avanzado este domingo el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero.

En rueda de prensa con medios internacionales, ha detallado que 9 han sido identificadas a través de huellas dactilares y se ha comunicado sus datos al juez de la Audiencia Nacional y a familiares.

También hay otras tres personas plenamente identificadas, y durante la mañana de este domingo se llevan a cabo el proceso de comunicación al órgano judicial y familias.

Por último quedan dos personas que en este momento se está analizando muestras de ADN y está previsto que en la próxima madrugada se tendrán resultados y que el lunes a primera hora se comunique.

Ahora en portada

Comentarios