Lunes, 10.12.2018 - 14:56 h
Ofrecido por:
Logo Gas Natural Fenosa
 

Diez consejos para ahorrar en tu factura energética hasta 300 euros al año

Para reducir la cuantía de la factura a final de mes basta con adoptar unas medidas que, en la mayoría de ocasiones, no suponen un desembolso extra.

Cocina
Cocina

¿Sabías que puedes ahorrar casi 300 euros de media en tu factura de electricidad y gas –el 27% de su cuantía total- con cambios sencillos en cada domicilio? Así lo refleja el X Índice de Eficiencia Energética en el Hogar elaborado por la Fundación Gas Natural Fenosa.

Desde el mismo organismo aclaran que las medidas son, por lo general, fáciles de asumir y no representan un desembolso notable; de hecho, la mayoría solo consisten en modificar un hábito en concreto. Por supuesto, también es efectivo mejorar el equipamiento energético. En total, las familias españolas tienen una capacidad de ahorro de 5.350 millones de euros. Estos son los diez pasos que te harán disminuir tu factura energética.

1. Usar ollas a presión o rápidas al cocinar reduce el consumo energético hasta en el 70%. También aumenta el potencial de ahorro mantener las ollas tapadas, apagar el fuego cinco o diez minutos antes de finalizar la cocción para aprovechar el calor residual y usar elementos con un diámetro ligeramente superior a la superficie de calor.

2. A la hora de poner la lavadora, utiliza el agua a la menor temperatura posible: entre el 80% y el 85% de la energía que gasta el electrodoméstico se produce al calentarla. Además, si usas detergente líquido harás que el aparato trabaje menos.

3. Para secar la ropa, intenta utilizar el calor del sol. Si decides optar por una secadora, mejor si es de gas, ya que gasta menos que una eléctrica. En este último caso, procura que sea de clase A y con ciclo de enfriamiento progresivo.

4. Regula la temperatura del frigorífico de 3 a 7ºC y el congelador a -18ºC; por cada grado de menos ahorras un 5% en tu consumo. Además, puedes descongelar los productos en la nevera, que aprovechará el frío.

5. Evita poner el lavavajillas si no está lleno, pero no lo sobrecargues, ya que perderá eficacia. De vez en cuando, revisa su mantenimiento y el del resto de electrodomésticos para comprobar que funcionan correctamente.

6. Sustituye el horno por el microondas, que consume menos, siempre que sea posible. Si utilizas el primero, evita abrir la puerta a no ser que sea necesario. Puedes, además, apagarlo cinco minutos antes de la cocción para aprovechar el calor residual.

7. Apaga el ordenador siempre que vayas a ausentarte más de 30 minutos. Además, supone un gran ahorro utilizar una regleta para desconectar aparatos como la televisión, los equipos de música o las videoconsolas durante la noche o cuando no estén siendo usados; en standby consumen el 20% de la energía que usan cuando están encendidos.

8. En cuanto a la calefacción, puedes ajustar el termostato entre 19 y 21ºC durante el día; si no estás en casa o durante la noche, es preferible bajarlo a entre 15 y 17ºC antes que apagarlo. En el caso del aire acondicionado, la temperatura perfecta oscila entre los 24 y los 26ºC.

9. Del 20 al 30% de pérdidas de calor se producen por las ventanas. Para ahorrar, puedes instalar una doble hoja o sustituir el vidrio y la carpintería de las ventanas si te puedes permitir el cambio.

10. Propón una reforma en el aislamiento de la fachada de tu edificio. Es esencial para mantener la climatización dentro de casa sin necesidad de gastar más energía. Según datos de la Fundación Gas Natural Fenosa, el 80% de las viviendas en España carecen de un aislamiento adecuado.

Ser conscientes de todas las posibilidades de ahorro, adaptarlas a nuestra rutina e intentar alcanzar la eficiencia siempre que sea posible no solo ayudará en la cifra de tu factura a final de mes, también contribuirás a preservar el medio ambiente.

Ahora en Portada 

Comentarios