Domingo, 22.09.2019 - 02:31 h
Sufrió un ataque de asma

Dos guardias civiles suben al Pico Urriellu de noche para llevar Ventolín a una joven

Un hombre alertó de que su encontraba en un refugio situado a 1.960 metros de altitud cuando su hija había comenzado a respirar con dificultad.

Imagen de archivo de un miembro del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM)
Imagen de archivo de un miembro del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM)

Una pareja de agentes del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil de Cangas de Onís subió esta madrugada al refugio del Pico Urriellu (Naranjo de Bulnes) para llevar un bote de Ventolín a una joven de quince años que sufría problemas respiratorios.

Según ha señalado a un portavoz del Instituto Armado, la Comandancia de Gijón recibió a la 1:00 horas de la pasada noche un aviso del 112-Asturias de que un hombre les había alertado de que su encontraba en el refugio, situado a 1.960 metros de altitud, cuando su hija había comenzado a respirar con dificultad.

Los servicios médicos del 112-Asturias prescribieron Ventolín, un medicamento habitualmente utilizado por los enfermos de asma, y pidieron ayuda a la Guardia Civil para recoger la medicación en el centro de salud de Cangas de Onís y trasladarla al refugio.

Los dos agentes del retén del GREIM recogieron el medicamento a las 2:00 horas y se trasladaron en coche a Pandébano para iniciar el camino hasta el refugio, al que llegaron en torno a las 4:00 horas y, siguiendo las indicaciones de los médicos, administraron a la joven el Ventolín hasta que recuperó la normalidad.

Tres horas después los agentes iniciaron el camino de vuelta hacia Pandébano para, posteriormente, regresar al cuartel de la Guardia Civil en Cangas de Onís, al que llegaron a las 10:15 horas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios