Lunes, 20.01.2020 - 15:34 h

EE.UU. acuerda modernizar los F-16 de Taiwán y no venderle aviones por ahora

El Gobierno de Estados Unidos llegó a un acuerdo valorado en 5.800 millones de dólares para modernizar los cazas F-16 de la Fuerza Aérea de Taiwán que no incluye por ahora venta de aviones, como pedía ese país, informó hoy el Pentágono.

Washington, 21 sep.- El Gobierno de Estados Unidos llegó a un acuerdo valorado en 5.800 millones de dólares para modernizar los cazas F-16 de la Fuerza Aérea de Taiwán que no incluye por ahora venta de aviones, como pedía ese país, informó hoy el Pentágono.

La decisión, notificada este miércoles al Congreso estadounidense, significa que, en lugar de acceder a vender los 66 aviones F-16 solicitados por Taiwán, el Gobierno de Barack Obama ofrece recursos para rehabilitar su envejecida flota aérea.

El acuerdo "es prudente y cuidadoso, y vamos a seguir en esta línea", dijo a periodistas en Nueva York el jefe de la diplomacia de EE.UU. para Asia Oriental, Kurt Campbell, en alusión a la molestia de China al respecto.

Campbell agregó que la petición de Taiwán para adquirir 66 aviones F-16 nuevos está todavía "en estudio".

Miembros del Congreso han criticado en los últimos días al Gobierno de Obama porque consideran que está cediendo con esta decisión a las presiones de China, que ha expresado su rotunda oposición a que Estados Unidos le venda armas a Taiwán.

Taiwán y China se escindieron en 1949, después de que los nacionalistas del Partido Kuomintang se refugiaran en la isla tras perder la guerra civil contra los comunistas de Mao Zedong.

Aunque Estados Unidos reconoció al régimen chino en 1979, mantiene un acuerdo con la isla en materia de defensa en caso de que ésta sea atacada.

El objetivo de la compra de aviones F-16 por parte de la isla es, según Taiwán, defenderse de una potencial agresión del régimen chino, que apunta a su vecino con un arsenal de más de 1.500 misiles con los que atacaría en caso de que Taipei proclamara formalmente su independencia, algo que no ha hecho en más de seis décadas.

A pesar de la distensión en las relaciones entre ambos territorios desde que el presidente Ma Ying-jeou asumió el poder en Taiwán en 2008, lo que ha alejado el peligro inmediato de conflicto, ambos territorios han proseguido con su carrera armamentística.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING