Jueves, 13.12.2018 - 05:44 h
Financiación de partidos

El Congreso pide que transparencia y primarias se paguen con dinero público

Los partidos recibirán en los presupuestos de 2018 una subvención global de 61,61 millones, pero no parece suficiente para reciclarlos al siglo XXI.

El Congreso gana la batalla por los vetos presupuestarios.
El Congreso considera que la transparencia y las primarias de los partidos se paguen con dinero público. / EFE

El 12 de abril se vivió en el Congreso de los Diputados un día tenso. El tema no era baladí. Someter a votación el informe de la subcomisión relativa al régimen y la financiación de los partidos políticos para mejorar la calidad democrática y la lucha contra la corrupción. No hubo unanimidad, pocos la esperaban, pero se aprobó por 180 votos a favor, 130 en contra y 27 abstenciones. Podemos, Ciudadanos y PSOE votaron juntos. Y una de las conclusiones más polémicas fue la decisión de que las primarias y la transparencia de los partidos políticos fueran pagadas con dinero público. El PSOE lo pidió desde el principio de forma expresa. Eso, y que las primarias fueran obligatorias.

Sí, a tenor las reflexiones de veintisiete expertos en las once sesiones celebradas, se llegó a la conclusión de que los partidos no reciben suficiente dinero para llegar a las cuotas de ejemplaridad que los ciudadanos exigen. La realidad es que los partidos recibirán en los presupuestos de 2018 una subvención global de 61,61 millones, en un año en el que, en principio, no está previsto que se celebre ningún proceso electoral.

Y no les luce. Según el último CIS, el 76,2% califica la situación política de mala o muy mala, y los políticos y los partidos son el tercer problema para los españoles solo por detrás del paro, la corrupción y el fraude. Más aún. El 43,7% reconoce que nunca participará en recaudar fondos o donará para una actividad política. No hará falta.

Entre las conclusiones del informe aprobado, que consta de 75 claves, destacan la necesidad de regular los lobbies, el cambio legal para que las fundaciones dependientes de los partidos tengan el mismo régimen jurídico que estos, al igual que las finanzas y organización de las estructuras de los partidos fuera de España, que son considerados verdaderos agujeros negros. Eso, y dotar de más medios, independencia y capacidad de castigo a un Tribunal de Cuentas que, a tenor de lo escuchado por su propio presidente, no controla a nadie. Se hace imprescindible que sus sanciones se produzcan dentro de plazo. 

La decisión de destinar dinero público a estas medidas fue criticada duramente por Marta Beatriz Escudero, del PP, que afeó al 'tripartito' "sacar dinero a los españoles de sus impuestos para hacer primarias, y recibir dinero luego por haberlas hecho". Tampoco gustó su obligación. ¿Por qué es mejor el dedo del señor Rivera, el dedo del señor Iglesias o el dedo del señor Sánchez que el dedo de Rajoy?, espetó el PP.

Del dinero público también dependerá la paridad, y la incorporación de gente especializada para llevar las cuentas de los partidos, formación incluida. "Nos van a pagar por ser transparentes, debe ser muy costoso", se quejó el PP, que criticó un dictamen redactado a puerta cerrada, sin luz ni taquígrafos, sin nada de transparencia, con alevosía y nocturnidad. El resto de partidos lamentó la falta de consenso. El PSOE contestó en boca de Artemi Rallo Lombarte: "¿No les da vergüenza? ¿No se sonrojan? En el tema de regeneración el PP ni está ni se le espera". Melisa Rodríguez Hernández de Cs señaló que el PP "no sabe el significado de democracia interna".

Entre las conclusiones del informe se expone también la exigencia de regular los sistemas de crowdfunding, microdonaciones y de microcréditos, rebajar significativamente la cuantía mínima en los delitos de financiación ilegal que da lugar a pena de prisión y tipificar penalmente la manipulación de las cuentas de los partidos, así como la exigencia de que estos se hagan responsables patrimonialmente de sus casos de corrupción y se lleve a efecto la extensión de los plazos de prescripción de los casos.

En cuanto a las donaciones, el informe destaca que se hace preciso limitar las donaciones de personas físicas máximas por año y persona, así como publicar la identidad de quienes realicen donaciones por encima de un determinado umbral. No se han dejado de lado los gastos electorales. Se destaca que la necesidad de regular un mailing electoral que evite los gastos innecesarios. Se pone el acento también en regular las donaciones de bienes inmuebles (con un límite de 50.000 euros).

El informe destaca también que los órganos de supervisión deberán vigilar que no se cancelen préstamos o se renegocien los intereses por debajo del mercado a los partidos políticos, y que los informes de gastos electorales se hagan 30 días después de las elecciones para que su control sea efectivo.

ELISA DE LA NUEZ, EXPERTA COLABORADORA EN EL INFORME 

"Los partidos son un freno para la economía"

Elisa de la Nuez, coeditoria de ¿Hay derecho? ha sido una de las expertas consultadas por los grupos a la hora de elaborar el informe y es crítica con los partidos políticos de hoy. Considera que "los partidos rígidos, que no permiten debates, discusiones, acaban dependiendo de una persona y naufragan a la hora de plantear proyectos. Ahora no hay un problema de minorías, es que no hay propuestas, ideas". Elisa de la Nuez considera que los partidos dan la impresión de "estar por detrás de las demandas sociales, y considera que se están convirtiendo en un freno económico. "Se quiere mantener el poder, pero la pregunta es para qué". 

En el caso de la corrupción, los partidos también están en el ojo de huracán. "El tema de su financiación opaca está en el centro del clientelismo y la corrupción, tenemos mucha financiación pública y la privada es opaca y por favores", confiesa. 
Entre sus propuestas al Congreso, Elisa de la Nuez señaló cómo los Congresos de los partidos se dilatan en el tiempo. "Los partidos han ocupado las instituciones y también los organismos fiscalizadores. Solo hay que mirar el Banco de España, o el Tribunal de Cuentas. Se necesitan instituciones profesionales e independientes, empresas que prosperen sin necesidad de contactos y, en los partidos, gente que no vaya de las juventudes a la jubilación. La gente brillante quiere tener una carrera y eso es difícil si no aportar ni te opones a nada".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios