Sábado, 18.11.2017 - 03:55 h
En el punto de mira de los servicios de Inteligencia

El Gobierno investiga si Roures ha pagado las urnas o las papeletas del 1-O

Hacienda no descubierto ninguna partida pública destinada al referéndum. Moncloa inspecciona si los fondos han salido del presidente de Mediapro.

Jaume Roures
El presidente de Mediapro, Jaume Roures.

El Gobierno investiga si el presidente de Mediapro, Jaume Roures, ha financiado de alguna forma la celebración del referéndum de este domingo, según aseguraron ayer fuentes próximas al Consejo de Ministros. El empresario catalán se encuentra, por tanto, en el punto de mira de los servicios de Información, que están tratando de descubrir quién ha pagado las urnas compradas en China o quién ha sufragado la impresión de las papeletas que se utilizarán.

Otras fuentes conocedoras de las pesquisas explican a La Información que existen indicios fundados de que los gastos del referéndum han corrido a cargo de un empresario o empresarios que -añaden- han colaborado con la logística del 1-O almacenando las urnas necesarias para efectuar la votación. Eso sí, por ahora no hay dato alguno que vincule a Roures con la consulta.

El origen de las sospechas está en que el Ministerio de Hacienda no ha descubierto que se haya destinado ni un euro de presupuesto público al referéndum, por lo que todas las miradas se dirigen a la financiación privada. Y en ese marco, el Gobierno ha deslizado a quien ha querido escucharle que el 'facilitador' del referéndum debe ser una persona con una relación privilegiada con la Generalitat.

En este sentido, desde el entorno del Ejecutivo no deja de apuntarse la cita que tuvo el presidente de Mediapro con Oriol Junqueras y Pablo Iglesias en su domicilio el pasado mes de agosto. Tras esa cena Roures confesó que tuvo que fregar él mismo los platos. Antes, en octubre de 2015, celebró su cumpleaños en el complejo Duques de Pastrana, situado en el paseo de la Habana, en Madrid, con la asistencia de 800 empleados del Grupo Imagina. Entre los invitados se encontraban Iglesias y Juan Carlos Monedero.

Marxista y con contactos en el PP

Más allá de conjeturas, Jaume Roures nunca ha ocultado sus orientaciones políticas. Sus declaraciones públicas más recientes fueron en COPE, donde afirmó sobre el referéndum independentista que "Mediapro no apuesta por nada", si bien añadió que una hipotética independencia de Cataluña, "no creo que afectara negativamente" a su compañía. También lanzó un dardo al presidente del Gobierno: "El señor Rajoy no tiene derecho a hablar de un ciudadano particular como yo en el Congreso porque yo no tengo manera de contestarle. Como un servidor que paga sus impuestos, eso no es admisible". Desveló que había "comido con gente del Partido Popular, pero de eso no se habla". 

La entrevista donde se sinceró realmente la concedió al diario francés Libération en 2009, quien le retraró como el “Rupert Murdoch español”. En esos tiempos Roures presumía de su victoria ante el Grupo Prisa en la 'guerra del fútbol', sacaba pecho por las audiencias crecientes que iba cosechando La Sexta y destacaba que el diario Público se había colocado como un diario nacional de referencia. Ante el periodista galó habló de su pasado trotskista, de su militancia en la Liga Comunista Revolucionaria (LCR) y en la IV Internacional. 

Sobre sus ideas marxistas dijo: "Yo no trabajo, yo milito" o "la crisis actual demuestra la debilidad del capitalismo y otorga actualidad a Marx". También se preguntó: "¿Por qué un comunista no podría pensar en comer? Es chusco, no se plantea este tipo de contradicción a un católico. De todas formas, yo hago dinero para servir a mis ideas".

Hace ocho años Roures ya se pronunció sobre la independencia de Cataluña: "Estoy a favor de un referéndum de autodeterminación entre los catalanes. Es importante pronunciarse, incluso aunque, al final, probablemente yo optaría por permanecer dentro de España". Y añadió: "La identidad catalana se distingue claramente del resto de España. Somos un pueblo con mil años de historia, dotado de una rica lengua literaria y de una gran apertura de espíritu". Roures ha montado un centro internacional de prensa para el 1-O y ha exigido 10 euros a todo periodista que desee acreditarse.

Ahora en portada

Comentarios