Viernes, 21.02.2020 - 19:48 h

El Laborismo pide a sus seguidores no "doblegarse" ante desafíos económicos

El responsable de Finanzas del opositor Partido Laborista, Ed Balls, instó hoy a sus correligionarios a no "doblegarse" ante los "enormes desafíos" que les planteará la economía del país si salen elegidos en las elecciones de 2015.

Londres, 23 sep.- El responsable de Finanzas del opositor Partido Laborista, Ed Balls, instó hoy a sus correligionarios a no "doblegarse" ante los "enormes desafíos" que les planteará la economía del país si salen elegidos en las elecciones de 2015.

En una comparecencia en la localidad de Brighton (sur de Inglaterra), donde arrancó este domingo el congreso anual de la formación liderada por Ed Miliband, Balls enfatizó que los laboristas puede hacer "las cosas diferentes" en materia económica para reducir el fuerte déficit del país.

"Combinaremos una disciplina de hierro en el control del gasto con un enfoque más justo para reducir el déficit", afirmó el responsable de Finanzas.

El que fuera también ministro del Gabinete del exprimer ministro laborista Gordon Brown alertó, además, de que esta formación se enfrentará a "desafíos enormes" si vuelve al poder tras los próximos comicios generales de 2015.

Sin embargo, Balls ha sugerido que esos retos se pueden superar si se aplica disciplina en el gasto público.

En un mensaje a sus colegas laboristas, el responsable de Finanzas de ese partido dijo que "no habrá más endeudamiento para el gasto del día a día" y aseguró que "por supuesto, el Laborismo siempre optará por opciones diferentes".

En su intervención, Balls señaló que pediría al organismo regulador del gasto del Gobierno británico, la llamada Oficina de Responsabilidad Presupuestaria, creada en 2010 por el ministro de Economía conservador, George Osborne, que revise sus planes y se asegure de que "las cuentas salen".

Según él, para millones de familias del Reino Unido "no ha habido recuperación", en clara referencia a los recortes en los subsidios estatales para la población con menores recursos.

"Incluso aunque finalmente vuelva a haber crecimiento, con los precios aumentando más rápido que los salarios, con las inversiones empresariales todavía débiles, con el desempleo subiendo en la mitad del país, con los préstamos bancarios a los negocios todavía en decaía, no podemos darnos por satisfechos", remarcó Balls.

El Partido Laborista desgrana durante el congreso de otoño su plan de Gobierno, centrado este año en elevar los estándares de vida de los ciudadanos, resentidos por las medidas aplicadas por la coalición, según los laboristas, y ayudar más a los trabajadores y a las familias y no a "unos pocos privilegiados".

El congreso, que termina el próximo día 25, es el segundo de los celebrados entre septiembre y octubre por los principales grupos políticos del país, en los que se analizan los temas que más preocupan a las bases y se fomenta el debate.

Tras su llegada al poder en mayo de 2010, el Gobierno de coalición -formado por conservadores y liberaldemócratas- ha aplicado un fuerte programa de recortes del gasto público.

La deuda pública británica alcanzó en agosto 1,19 billones de libras (1,41 billones de euros), lo que equivale a un 74,6 % del Producto Interior Bruto (PIB), según las cifras divulgadas el pasado viernes por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING