Domingo, 22.10.2017 - 08:47 h

Los estibadores mantienen una huelga que podría costar 400 millones

El colectivo ha reconocido que el texto presentado por el Gobierno tiene mejoras, pero sigue sin garantizar la continuidad del empleo. Según varias estimaciones, cada día de huelga costaría 50 millones de euros. 

El decreto del Gobierno deja en manos de la negociación colectiva la subrogación de los estibadores y los trabajadores instan a la patronal a negociar y se muestran convencidos de que "alcanzarán un acuerdo". 

Los estibadores mantienen una huelga que puede costar 400 millones

Los estibadores mantienen la huelga y siguen presionando tanto al Gobierno como a la patronal ANESCO. La aprobación del decreto en el Congreso lejos de suavizar las relaciones con el Ejecutivo y con los empresarios las ha tensado un poquito más si cabe. Y eso que el decreto contiene "avances con respecto al que fue rechazado", admiten desde la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (CETM). 

Así pues se mantiene el calendario ya avanzado de movilizaciones. Antolín Goya, su principal dirigente, transmitió la "decepción" del sector por la aprobación del Decreto y, por ello, ratificó el calendario de huelgas que tienen convocadas en los puertos, que arrancan el próximo 24 de mayo y se extienden durante tres semanas. Serán ocho días alternos (24, 26, 29 y 31 de mayo, y 2, 5, 7 y 9 de abril)

Cuando los estibadores amenazaron con la huelga ante el primer decreto del Gobierno, el ministro Iñigo de la Serna recordó que cada día de paro puede causar pérdidas de 50 millones de euros en los puertos.  El titular de la cartera de Fomento se mostraba entonces más preocupado que por el impacto económico por "el riesgo cierto es que se puedan producir desvíos definitivos de transporte de mercancías a otros puertos".

Esa estimación de 50 millones de euros diarios es el mismo coste que hizo en su día la Plataforma de Inversores en Puertos Españoles (PIPE), que citaba estudios realizados por consultoras independientes. Por tanto al ser ocho días de huelga el coste para la economía española alcanzaría los 400 millones de euros. 

Una estimación que consideran "gratuita" desde los estibadores. En declaraciones a www.lainformacion.com, Miguel Rodríguez, responsable de comunicación de CETM, asegura que le gustaría conocer con qué criterios se ha realizado esa estimación porque "es muy difícil calcular y cuantificar lo que puede perderse o dejar de perderse en una jornada en un puerto."

Rodríguez asegura que el trabajo en los puertos es muy fluctuante y hay días en los que "entran muchos barcos y días en los que no entra ninguno". Para ilustrarlo ha puesto como ejemplo lo que sucedió este jueves en Las Palmas donde solo han trabajado hasta las 12 del mediodía porque luego no hubo más actividad. 

"Por eso esa estimación parece un brindis al sol y una manera de tratar de desprestigiarnos una vez más", insiste.

 Por otro lado Rodríguez insiste en que no quieren hacer perder dinero a nadie, ni a la empresa ni a los puertos, de ahí que las jornadas de huelga sean alternas para no perjudicar al tráfico. "El objetivo de la huelga no es otro que ejercer un derecho que nos asiste a los trabajadores en la negociación. Y nuestro objetivo es alcanzar un acuerdo", concluye. Lo que piden los estibadores

El CETM considera que con el decreto se pretende liberalizar el sector y despedir a los estibadores portuarios con fondos públicos para colocar a otros en unas condiciones mucho menos atractivas para los trabajadores y más rentables para las empresas. 

Los estibadores consideran que todos los avances del decreto, que los hay, quedan en nada cuando no garantizan su principal reivindicación, garantizar el empleo de los actuales trabajadores.  Sí que están de acuerdo con algunas de las modificaciones como incluir un periodo específico de prácticas en los puertos, el mantenimiento de los ámbitos de actuación de los estibadores portuarios y la supresión de la bonificación de los contratos temporales. “Todos estos avances pierden intensidad en la medida de que no está regulada la continuidad del empleo”, aseguran. Y es que el Gobierno se ha 'desentendido' a la hora de regular la subrogación de la estiba. En el decreto aprobado este jueves en el Congreso Fomento deja la subrogación de los estibadores que prestan servicio en las sociedades anónimas de gestión de estibadores portuarios (sagep) en manos de un acuerdo estatal o un convenio colectivo de igual ámbito que pacten las organizaciones sindicales y empresariales.Dicho de otra manera les invita a negociar. "Es la hora de sentarse para cerrar acuerdos, tienen más estímulos que ningún otro sector productivo en la historia reciente.", ha dicho el ministro en el Congreso. Los estibadores han recogido el guante y aceptan y buscan sentarse a negociar con la Patronal.  Prometen sentarse a partir del lunes y buscar el mejor acuerdo posible: "Nuestros objetivos siguen siendo los mismos, la garantía del empleo, que nuestra gente siga teniendo estabilidad y continuidad, y para ello vamos a trabajar, para ello vamos a ir a la negociación colectiva y le vamos a dar una oportunidad a la mesas de dialogo con las empresas", aseveró Goya. "Vamos a intentar, de forma normalizada y organizada, lograr los objetivos que nos faltan", insistió el coordinador general de CETM. La Patronal guarda silencio

ANESCO no ha valorado la aprobación del decreto ley en el Congreso ni el mantenimiento de los paros por parte de los estibadores. En una forma de no echar más leña al fuego la Patronal se remite a su última nota de prensa en la que exigía el cese inmediato de la presión en los puertos por el ritmo lento en la actividad. 

Antes incluso de los paros oficiales convocados para la semana que viene la Patronal señala que "se están produciendo intolerables medidas de presión, con bajadas de rendimiento en la mayoría de las terminales españolas, lo que constituye un acto de huelga encubierta e ilegal". En estas condiciones "resulta imposible negociar", asegura en ese comunicado. 

No parece por tanto fácil que Patronal y sindicatos se sienten a negociar, aunque ambos coinciden en criticar al Gobierno por no convocarles para negociar el decreto ley aprobado. "Las empresa del sector consideran irresponsable y extremadamente grave el hecho que no se les haya consultado ni requerido su posicionamiento antes del cambio legal". La anterior huelga encubierta costó más de 100 millones

Según un informe de PIPE, publicado a principios de marzo, la anterior huelga encubierta de los estibadores alcanzó unas pérdidas de algo más de 100 millones, a razón de cinco millones de euros diarios. Entre el 7 y el 28 de febrero en que se hicieron oficiales los planes del Ministerio de Fomento de reformar la estiba, se produjo ya "una bajada de los rendimientos en las principales terminales de contenedores del país de en torno al 30% de los habituales".

En aquellos días los puertos más afectados fueron los de Algeciras y el de Valencia, los dos más importantes. En la denuncia que hace la Patronal de los últimos días las principales caídas de la productividad venían del puerto de Málaga y del de Barcelona. Bruselas reconsiderará la multa 

Lo primero que ha hecho el Gobierno es mandar el texto legal a Bruselas con el objetivo de evitar la multa. A razón de 27.000 euros diarios el ejecutivo lleva acumulados hasta hoy 24.4 millones que espera que la UE le acabe perdonando. Si nos impusieran una segunda multa la cifra diaria sería de 134.000 euros. 

De la Serna ha confiado en que el Tribunal de Justicia de la UE paralice y desestime el procedimiento sancionador abierto a España, aunque ha dicho que "no sabemos si esto será suficiente para no pagar la primera parte de la multa".

El ministro ha pedido a los sindicatos y a los empresarios que se sienten a negociar desde el lunes porque el real decreto que desarrollará el reglamento del real decreto Ley convalidado hoy recoge "muchas cuestiones negociadas" y "tiene todas las facilidades del mundo para alcanzar un acuerdo".

... Y la Comisión Europea ha acogido como un "acontecimiento positivo" que el Congreso de los Diputados haya aprobado la reforma de la estiba. Según han señalado fuentes comunitarias a Europa Press, el paso dado, "a primera vista", abriría la puerta a "reconsiderar" el recurso en el que el Ejecutivo de Jean-Claude Juncker proponer multar a España por incumplir la normativa europea.

"Tomamos nota del voto de hoy. Estudiaremos cuidadosamente las medidas tan pronto como nos sean comunicadas", han señalado las mismas fuentes guardando cierta prudencia. Sin embargo, la primera impresión da pie a que la Comisión Europea "permitiría reconsiderar el caso a su debido tiempo", tal y como han apuntado desde Bruselas.

De esta manera, el Ejecutivo comunitario tiene en su tejado la decisión de retirar el recurso que interpuso contra España si da el visto bueno a la reforma de la estiba que se ha aprobado y anular así la multa. Bruselas propuso al Tribunal de Justicia de la UE (TUE) dos multas a España: una de 27.500 euros por cada día de retraso en reformar la estiba desde la sentencia que declaró ilegal el régimen que se llevaba a cabo en España (el 11 de diciembre) y otra de 134.000 euros diarios si España seguía sin modificarlo desde el día en que el Tribunal vuelva a pronunciarse, algo que, de momento, no ha sucedido.

Ahora en portada

Comentarios