Los estibadores preparan movilizaciones contra el decreto ley del Gobierno


  • Los estibadores registarán un preaviso de huelga para protestar contra el real decreto ley que ha aprobado el Consejo de Ministros este viernes y para el que no ha contado con ellos.

  • El Ministerio de Fomento ha cerrado el apoyo del PDeCAT, que se sumará al de Ciudadanos y PNV. Bruselas conoce estas negociaciones mientras la multa de 134.000 euros diarios no llega.

Fomento ultima un regate a los estibadores y la multa de la UE no llega

Fomento ultima un regate a los estibadores y la multa de la UE no llega

Dribling del Gobierno a los estibadores. El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el real decreto ley de reforma de la estiba, lo que significa poner la primera piedra para sacarlo adelante en el Congreso de los Diputados para la elaboración posterior del real decreto. El Ejecutivo consigue así una primera victoria tras el rechazo que sufrió su primer texto en el mes de marzo en la cámara baja. Los que no están nada contentos son los trabajadores.

Efectivamente, tal y como indican a Lainformacion.com desde la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar, los trabajadores encargados de la carga y descarga en los puertos españoles preparan movilizaciones ante la decisión unilateral del Gobierno de aprobar el decreto ley sin contar con ellos. Hay que recordar que los estibadores ya salieron a la calle el pasado mes de febrero, antes del primer real decreto que finalmente le tumbaron en el Congreso.

"Preaviso de huelga"

De hecho, y a través de un comunicado, el sindicato que agrupa a la mayoría de los 6.500 estibadores de los puertos españoles, explican que registrarán "un preaviso de huelga" y que se "sienten engañados por el Gobierno".

"Los trabajadores de la estiba se sienten engañados y rechazan de manera absoluta y enérgica el nuevo real decreto ley aprobado hoy en el Consejo de Ministros", dicen, "pues no conocen su contenido y, por lo tanto, no han tenido oportunidad de analizarlo y aportar propuestas, tal como se comprometió el ministro de Fomento, con ellos y con la patronal, que haría... Una postura autoritaria y abusiva", sentencian.

Si, como sospechan los trabajadores, dicen "el texto es prácticamente idéntico al rechazado el 16 de marzo en el Congreso, se trata de una norma que no protege la totalidad de los empleos ni la profesionalidad de la estiba y que no responde a la defensa de los intereses de los ciudadanos españoles sino al de las grandes empresas, muchas de ellas multinacionales".

El comunicado emitido este mediodía asegura que "el colectivo de estibadores portuarios hará un nuevo ejercicio de responsabilidad, analizará el texto del real decreto, cuando lo remita el Gobierno, que esperan sea hoy, y una vez evaluado tomará las decisiones pertinentes".

Eso sí advierten que si el texto "no garantiza la estabilidad en el empleo para todos los trabajadores se plantean acciones contundentes como el ejercicio del derecho a la huelga". Del mismo modo, se establecerán "contactos con todos los grupos parlamentarios para solicitarles el rechazo a una iniciativa del Gobierno, impuesta de una forma autoritaria y que esconde un expediente de regulación de empleo para más de 6.000 trabajadores".

La patronal apela al diálogo y pide evitar la huelga

Por su parte, la patronal ANESCO, Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Consignatarias, "estudiará detenidamente su contenido íntegro, una vez sea publicado, para valorar su repercusión en el sector, puesto que no ha recibido traslado previo del texto, ni ha participado en ninguna negociación en relación a ello".

Asimismo, ANESCO espera poder conocer, a la mayor brevedad, el borrador de Real Decreto que pretende tramitar el Gobierno como desarrollo reglamentario del Real Decreto Ley. Ante ello, ANESCO hace "un llamamiento al diálogo a todos los agentes implicados, de forma que se eviten conflictos laborales, que perjudican gravemente y de manera irreparable a las empresas del sector y al conjunto de la economía española".

La reforma aprobada en el Consejo de Ministros incluye cinco novedades con respecto al anterior real decreto ley que fue tumbado en el Congreso en marzo. Son estas:

  1. Se elimina la disposición adicional primera que hacía referencia a los contratos de trabajo temporal
  2. Se desarrolla una disposición adicional tercera en la que se recoge que se desarrollará un real decreto (que Fomento ya está redactando) y en el que se incluirá el acuerdo al que se llegó en la mesa de negociación a través del mediador, Marcos Peña. El Gobierno considera que así se mantiene el empleo de los estibadores y se continúa con el sistema de ayudas para los trabajadores de mayor edad (con los mismos requisitos que en el anterior real decreto ley). Así se mejorará la productividad, considera Fomento.
  3. Se modifica el artículo 3 relativo a los requisitos de capacitación: no será necesario disponer del título de formación profesional, ya que no existe un título propio. Se aprueba un certificado de profesionalidad, que sí estaba en el anterior real decreto ley, requiere prácticas profesionales en instalaciones portuarias. Este certificado tiene que emitirse por un instituto oficial (el Sepe).
  4. Recupera la posibilidad de que los estibadores puedan manipular el embarque y desembarque de vehículos a motor.
  5. Se establece una disposición adicional en la que se contempla la posibilidad de que se rijan convenios de puertos, para que la negociación colectiva puede desarrollarse entre empresarios y trabajadores.

El Gobierno ha cursado, además, una solicitud a la Comisión Europea para conocer si este real decreto ley cumple los requisitos contemplados en la sentencia de la UE que amenaza con una multa de 134.107 euros diarios (además de los 23 millones acumulados). La respuesta de Bruselas ha sido favorable.

Sin contar con los estibadores

Si el Gobierno logra sacar adelante el Decreto Ley de la estiba, el ministro De la Serna conseguiría un primer punto frente a los profesionales del sector de la carga y descarga de buques en los puertos españoles. Lo haría, además, sin contar con ellos, ya que no ha existido negociación directa entre trabajadores y Fomento. 

Tras la aprobación en el Congreso del Decreto Ley de la estiba, el Gobierno tiene previsto comenzar a trabajar en el Real Decreto que desarrollará la reforma. La redacción de este texto está terminando ya, indican fuentes ministeriales. Es en esta parte cuando Fomento ha mostrado su disposición a escuchar las aportaciones de los estibadores.

Así se lo explicó el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, en una conversación que tuvo con sindicatos y patronal. Es decir, una vez aprobado el Decreto Ley que dé cumplimiento a la sentencia europea, el Gobierno remitirá a trabajadores y patronal el Real Decreto que se basará en la propuesta que hizo el mediador, el presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña. En Fomento quieren evitar la palabra "negociación" con los estibadores.