Martes, 17.09.2019 - 11:55 h
Debate de la eutanasia

Ángel Hernández: "La enfermedad le dejó sin manos y tuve que ofrecerle las mías"

El hombre que ayudó a morir a su mujer explica que "ella podía haberlo hecho por sí sola hace años, pero yo estaba enfermo y decidió esperarme".

Hombre ayuda a morir a su mujer
Hombre ayuda a morir a su mujer / Europa Press

"He declarado que lo hice yo. Le di el producto para que pudiese fallecer". Ha sido la primera declaración de nuevo en libertad sin medidas cautelares del hombre detenido por ayudar a morir a su mujer enferma terminal tras comparecer durante la noche ante el juez. La declaración ha durado 20 minutos y "el juzgado y la fiscalía han sido  muy sensibles", decía su abogada Olatz Alberdi. "Mi mujer ya ha fallecido pero hay mucha gente que hay que ayudar", insiste Ángel Hernández. 

De su paso por el calabozo confiesa en 'Espejo Público' que "ha sido fuerte por no poder realizar el duelo a mi mujer". Confiesa que antes de llamar a la Policía sabía que eso iba a suceder.  El día escogido fue el 4 de abril de 2019 "porque algún día tenía que ser. Llevaba muchos días pidiéndomelo. Las pautas de morfina ya no le servían y decidimos hacerlo ese día y podía haber sido antes o después pero yo también tenía mi dolor porque era una situación peliaguda". 

La decisión la tomaron hace cuatro meses. "Yo le pedí que si quería que lo hiciera me lo tenía que pedir para que fuera inducida y por eso lo grabé para que quedara claro que me lo había pedido ella". Asegura que quería morir desde hace muchísimo tiempo. "Era secretaria judicial y sabía lo que me podía suceder y tenía pánico de ello". 

"Ella podía haberlo hecho hace cosa de varios años, que fue cuando decidió conseguir a través de Internet el medicamento, pero yo empecé a estar enfermo y me tenía que operar y decidió esperar a que yo estuviera bien. Se quedó sin manos y yo le he tenido que ofrecer las mías". No teme a su futuro judicial "en absoluto".

El fiscal ha decidido no pedir ninguna medida cautelar para el detenido, Ángel Hernández, por lo que el juez lo ha dejado en libertad investigado por un delito de cooperación al suicidio, según las mismas fuentes, que han añadido que durante la comparecencia ha reconocido haber ayudado a su mujer a morir. 

La detención tuvo lugar ayer por la tarde en el domicilio en el que el matrimonio residía, situado en la calle de Federico Sainz de Robles, en el distrito madrileño de Moncloa-Aravaca, tras el suicidio asistido de María José Carrasco, enferma desde hace tres décadas de esclerosis múltiple y dependiente de su marido.

El matrimonio lo grabó en un vídeo, en el que María José constata su firme decisión de morir. El Código Penal regula en su artículo 143 la inducción al suicidio o la cooperación con el suicidio de otras personas, con un rango de penas que va de los dos a los diez años de prisión, aunque se prevé una rebaja si hay petición expresa de la víctima y ésta padeciera enfermedad grave.

Sobre el detenido pesa una imputación inicial de la supuesta comisión de un delito de cooperación al suicidio y durante su comparecencia inicial ha reconocido los hechos objeto de investigación. La magistrada no ha acordado media cautelar alguna para Ángel H., si bien tiene la obligación de acudir al Juzgado tantas veces cuanto sea requerido en el transcurso de la investigación judicial. Además, la jueza se ha inhibido sobre el Juzgado de Instrucción nº 25 de Madrid, que es el órgano que conoce del procedimiento, dado que es el que se encontraba de guardia de diligencias cuando se conocieron los hechos y, por tanto, el que ha procedido al levantamiento del cadáver.

La mujer estaba enferma de esclerosis múltiple desde los 32 años y su marido quiso ayudarla a morir porque así lo deseaba ella. Durante todo este tiempo, habría estado dependiendo de los cuidados de su pareja, que le administraba morfina para ayudarle a calmar los dolores. Además, el propio día de la muerte el hombre grabó un vídeo en el que la esposa le pedía que acabara con su vida. "Cuanto antes, mejor", indicó la fallecida.

Apoyo de Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha prometido este jueves que si obtiene mayoría suficiente para lograrlo regulará la eutanasia, y "no habrá una minoría que lo pueda bloquear", como hasta ahora han hecho, ha denunciado, el PP y Ciudadanos.

En una entrevista en Telecinco, Sánchez ha dicho estar "sobrecogido, emocionado y un punto indignado" por el caso del suicidio asistido de María José Carrasco con la ayuda de Ángel Hernández. Y ha recordado que el PSOE intentó debatir en el Congreso una iniciativa para regular la eutanasia, que como dijo la propia Carrasco "no es más que el buen morir, que la dignidad para morir".

Pero ha denunciado que el PP y Ciudadanos han obstruido "hasta en diecinueve ocasiones" este debate porque han evitado la tramitación de la iniciativa con su mayoría en la Mesa del Congreso. Sánchez ha señalado que su compromiso es firme y ha insistido en que si cuenta con mayoría para hacerlo "ese derecho será recogido y no habrá una minoría parlamentaria que lo pueda bloquear".

Preguntado si indultaría a Ángel Hernández, el jefe del Ejecutivo ha señalado que ahora este caso está en manos de la justicia y la fiscalía, pero ha admitido que él, "obviamente", tiene "esa sensibilidad y esa proximidad política de decisión con el marido de María José".

Ahora en Portada 

Comentarios