Lunes, 23.10.2017 - 20:40 h

Puigdemont fija el referéndum independentista para el 1 de octubre

La pregunta es: "¿Quiere que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república?"

La pregunta del referéndum cuenta con el visto bueno de las diferentes formaciones que componen esa mayoría.

Comienza la reunión del Gobierno catalán previa al anuncio de la fecha y la pregunta del referéndum

"Referéndum o referéndum". Puigdemont sigue adelante con el desafío soberanista. El presidente de la Generalitat, con todo su Gobierno y sus diputados detrás, ha anunciado de forma solemne que fija el referéndum para el uno de octubre, domingo. 

La pregunta es"¿Quiere que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república?".  Intenta conjugar el concepto de "Estado independiente", sugerido por el PDeCAT, con el de "república", preferido por ERC y la CUP, y se trata una fórmula para hacerlos compatibles sería, según fuentes soberanistas. 

En su declaración, Puigdemont ha destacado que, "en ejercicio del legítimo derecho a la autodeterminación que tiene una nación milenaria" como Cataluña, tiene intención de convocar el referéndum para el 1 de octubre, con papeletas en catalán, castellano y aranés, y ha asegurado que el Govern "se compromete a aplicar" el resultado que arrojen las urnas.

Han acompañado a Puigdemont y Junqueras los 61 diputados de Junts pel Sí (JxSí) -incluida la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, pero ya no el exconseller de Justicia Germà Gordó, investigado por el caso 3%, que se ha dado de baja del PDeCAT y ha pasado a ser diputado no adscrito- y los 10 de la CUP, para visualizar el apoyo de la mayoría independentista al referéndum.

La pregunta del referéndum cuenta con el visto bueno de las diferentes formaciones que componen esa mayoría: el PDeCAT, ERC, Demòcrates, MES -todas ellas integradas en el grupo parlamentario de JxSí- y la CUP."El Gobierno español no ha hecho nada"

El presidente catalán ha considerado que el marco legal "no impedía" un referéndum acordado y ha subrayado que el problema es el "no quiero" del jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, y "con un no quiero no se puede ir al altar", ha añadido.

En este sentido, ha criticado que "todo un sistema político, social, económico y mediático -el del Estado- no tenga ninguna voluntad de participar en la solución de un problema real y profundo".

Puigdemont ha recordado que se cumplen siete años de la sentencia del Tribunal Constitucional al Estatut, por lo que "venimos de una larga y decepcionante colección de noes por parte del Gobierno y de las Cortes a todas las propuestas para resolver de forma acordada y dialogada el conflicto entre Cataluña y el Estado".

En esta misma línea, Junqueras, por su parte, ha subrayado que el Estado "ha negado la posibilidad a los ciudadanos de Cataluña de decidir su futuro a través de su voto y lo ha hecho en al menos 18 ocasiones"

"Nos encontramos ante un Estado que nos niega el voto", ha dicho Junqueras. Un Estado que violenta los derechos fundamentales, que conspiran contra el sistema sanitario o encargan pruebas falsas contra políticos elegidos democráticamente o un gobierno que no usa bien sus competencias, es un Gobierno que ha agotado el fondo de reserva de Seguridad Social", ha explicado el vicepresidente. 

"Un Estado ineficiente, injusto y que no nos permite tomar medidas a favor de los más débiles, ante un Estado que perjudica la justicia social los ciudadanos han votado unos compromisos, el Govern hoy se ha reunido para esto". Hoja de ruta

Fuentes de las fuerzas independentistas aseguran que uno de los escenarios barajados consistía en que el Parlament aprobara en torno a la Diada del 11 de septiembre una ley para amparar el referéndum, que se celebraría el 1 de octubre o, en su defecto, el día 8.

Según las fuentes consultadas, dependiendo de la "virulencia" con la que responda el Estado ya antes de agosto para impedir el referéndum, "no es descartable" que, llegado el caso, se opte por avanzar la votación al simbólico 11 de septiembre.

Por si acaso, JxSí y la CUP promueven una reforma del reglamento del Parlament para habilitar la segunda quincena de agosto, con el fin de avanzar los trámites necesarios o incluso aprovechar para convocar un pleno de aprobación de la ley del referéndum.

Según las fuentes consultadas, otra hipótesis que hay encima de la mesa de las fuerzas independentistas es que sean los diputados de JxSí y la CUP los que aprueben una convocatoria formal del referéndum, aunque el plan A es que sea Puigdemont quien firme el decreto de convocatoria, con el apoyo de todo el Govern.

La provisionalidad de todas las alternativas que sopesa el Govern se debe a que se desconoce hasta dónde está dispuesto a llegar el Estado para frenar el referéndum, una respuesta que condicionará la estrategia y el calendario de Puigdemont.

Hoy, la consellera de la Presidencia, Neus Munté, ha afirmado que el anuncio sobre la fecha y la pregunta del referéndum "forma parte de un compromiso que tenemos asumido y al cual no fallaremos -ha dicho-".Reacciones del Gobierno

Desde Barcelona, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha avisado: "Si lo que Puigdemont o el Govern plantean es una actuación que no cabe en el marco constitucional, el Gobierno, en el ejercicio de nuestras obligaciones, porque es nuestra obligación garantizar que la ley se cumpla en España, deberemos actuar en consecuencia, pero como no sabemos todavía en qué consiste, no vamos a anticipar ninguna medida".

El secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, ha dicho que, si él fuese empresario y concurriese al concurso licitado por la Generalitat para fabricar las urnas, tendría muy claro que cuando se presento a un concurso, se presento para algo legal.

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, ha recordado que el Gobierno dispone de "todos los instrumentos necesarios" para proteger a los ciudadanos y a los funcionarios ante posibles "amenazas" con la eventual celebración de un referéndum.

Por su parte, el exentrenador del Barça Josep Guardiola, que leerá un manifiesto en el acto del domingo convocado por las entidades soberanistas en Montjuïc, ha defendido hoy el referéndum en Catalunya Ràdio: "Lo único que hacemos es pedir ejercer el derecho al voto, no hacemos nada corrupto, no robamos el dinero de la gente, solo pedimos que la gente pueda votar".

Ahora en portada

Comentarios