Martes, 16.07.2019 - 23:13 h
Por una inmobiliaria de lujo

El pazo de Meirás sigue a la venta por ocho millones pese al pulso del Gobierno

Los herederos de Franco siguen intentando desprenderse del inmueble. Los abogados del Estado impugnan ahora la propiedad.

Pazo de Meirás
El pazo de Meirás continúa a la venta pese al órdago del Gobierno. / EP

El inmueble propiedad de los herederos de Francisco Franco se sigue "comercializando con normalidad". Así lo aseguran desde la inmobiliaria de viviendas de lujo Mikeli Luxury Real State, con sede en Santader pero que opera a nivel internacional. El pazo de Meirás, ubicado en la pequeña localidad de Sada, en A Coruña, sigue hoy en día a la venta por ocho millones de euros. Antonio Avilés, propietario de la inmobiliaria, es amigo de Carmen Martínez-Bordiú, y está especializado en la venta de viviendas de lujo.

El gerente de Mikeli ya declaró a 'ABC' que los Franco estaban dispuestos a deshacerse además de cuadros, muebles y la biblioteca de la escritora gallega Emilia Pardo Bazán, quien ordenó construir el pazo, Bien de Interés Cultural desde 2008, donde residía varios meses al año.

En las últimas horas se han producido una demanda que puede cambiar el futuro de este inmueble. El ejecutivo de Pedro Sánchez ha presentado una demanda contra la familia Franco en un juzgado de A Coruña en la que considera que la venta del pazo de Meirás al dictador se realizó de modo fraudulento. La demanda se basa en un documento notarial desconocido que ha sido hallado por los abogados del Estado.

La respuesta de Sánchez

En el escrito presentado en el juzgado se exige que se rectifique la certificación existente en el Registro de la Propiedad y que se anulen el título de donación del año 1938, la compraventa realizada en 1941 y la escritura de partición de la herencia de Carmen Franco. Con esta demanda judicial, el Gobierno de Pedro Sánchez pretende recuperar la propiedad del pazo de Meirás para el patrimonio público, una reivindicación que viene siendo planteada por varias asociaciones y que se ha visto refrendada por el propio Parlamento de Galicia, con unanimidad de todos sus miembros. Preguntado ayer por la mañana en Los desayunos de TVE, el presidente en funciones Pedro Sánchez respondió que el Gobierno exigirá la devolución al Estado del pazo porque los Franco "actuaron contra derecho".

Amplio despliegue de seguridad en las primeras visitas al Pazo de Meirás
Imagen del interior del pazo de Meirás.

Sobre cómo los Franco adquirieron el pazo hay varias versiones: una que dice que el pazo llega a manos del dictador en el año 1938 por donación de la Diputación, que lo adquiere gracias a una "cuestación popular"; otra, la de la familia Franco, asegura que el pazo lo compra el dictador en 1941  en escritura publica, documento inscrito al Registro de la Propiedad de Betanzos. El pazo no solo consiste en el edificio principal, también hay varias hectáreas troceadas en minifundios rodeando la propiedad y que no están incluidas en la nota simple del edificio principal. 

Lo cierto es que a día de hoy la titularidad aún la conserva la fallecida Carmen Polo, esposa de Francisco Franco. El registro es potestativo y los herederos en espera de la venta aún no han regularizado los papeles. Se ve que ninguno de los siete nietos del dictador (María del Carmen, María del Mar, María de la O, María Arantzazu, Francisco, Jaime y José Cristóbal) han tenido la necesidad de hacerlo.

Para el pueblo, pero sin coste

Recordar aquí que el pasado agosto varios miembros del BNG ocuparon el pazo y fueron posteriormente denunciados por la familia Franco. En aquellas fechas,  todos los grupos pactaron por unanimidad instar al Gobierno a abrir la vía civil.  Los partidos aprobaron una proposición no de ley en la que se instaba al Gobierno a iniciar un proceso civil para la devolución del pazo de Meirás al patrimonio público. El texto fue consensuado por las cuatro principales fuerzas políticas y recoge la voluntad expresa de que la propiedad se devuelva sin coste alguno para el erario público. 

Una mención con la que los grupos sortearon el principal punto de disensión: la posibilidad de que los Franco fueran indemnizados por el mantenimiento del pazo desde 1975, siempre que justificasen los gastos. Por lo tanto, lo que ha hecho Sánchez es seguir esta línea aupado por el descubrimiento de la documentación que, supuestamente, avalaría la demanda de devolución.

El Ayuntamiento de Sada ha asegurado este jueves que se incorporará al proceso civil contra la familia Franco, una decisión que ha invitado a adoptar también a la Xunta de Galicia personándose en la causa, según la agencia EFE. Este medio ha intentado ponerse en contacto sin éxito con Francis Franco, portavoz de la familia.

Pazo De Meirás
El pazo De Meirás / Europa Press.

Desde la muerte de la hija del dictador, los nietos Franco intentan vender su herencia, no sin dificultades. Hablamos de La Piniella, la finca asturiana de la familia o el palacio Cornide, en A Coruña. Con el cuartel general de Hermanos Bécquer no hay problema de titularidad ni con las casas en la madrileña calle Concha Espina. Todas están a nombre de Sargo Consulting. Una Se trata de una nómina de propiedades, en su mayoría fincas rústicas, que decrece mes a mes, ya que la intención de la familia es conseguir liquidez y repartir, de una vez, la polémica herencia de la que ya solo quedan sus bastiones más emblemáticos, según explican las fuentes consultadas cercanas a ese proceso.

Todo con permiso de la finca de Valdelasfuentes, en Arroyomolinos, en cuyos terrenos se ubica el centro comercial Xanadú y que es hasta la fecha el pelotazo inmobiliario más jugoso de la familia.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios