Miércoles, 20.03.2019 - 11:11 h

Sánchez se pone en forma en el campo de golf que usaba Franco en El Pardo

Prácticamente cada mañana, todavía de noche, Pedro Sánchez enfila la carretera de El Pardo en el coche oficial. Son apenas dos kilómetros y poco desde La Moncloa, ni diez minutos. El presidente desciende en ropa y zapatillas deportivas y comienza a correr. El lugar elegido para mantenerse en forma es el antiguo campo de golf donde Francisco Franco solía practicar este deporte.

Se trata de unos terrenos propiedad de Patrimonio Nacional y que Sánchez usa como campo de entrenamiento. El enclave fue 'descubierto' por José Luis Rodríguez Zapatero durante su estancia en La Moncloa, ya que también solía correr, y ahora el jefe del Ejecutivo ha tomado la costumbre de llegar allí de madrugada y salir a practicar el deporte que, después del baloncesto, más le gusta. 

El campo de golf de Franco se encuentra ubicado en Mingorrubio, a apenas unos metros del panteón que la familia del dictador posee en su cementerio y que es donde podrían acabar sus restos si finalmente es exhumado del Valle de los Caídos. Los vecinos más madrugadores han visto a Sánchez acceder a ese campo de golf como una rutina prácticamente diaria, haga frío o calor. Algún día ha acudido aún de noche tras una noche heladora en la capital.

El entrenamiento de Sánchez consiste en trotar durante en torno a una hora por ese antiguo campo. Bordeado por el río Manzanares, lo que en su día fue un frondoso cesped para uso y disfrute de Francisco Franco son ahora unos terrenos abandonados. Según publicó El País en 1994, los 'greens' fueron regados durante varios años por operarios de Patrimonio, para ahora imperan los matorrales. Y lo que eran 'bunkers' son ahora terrenos secos. Pero ello no es impedimento para que el presidente del Gobierno pueda desconectar durante las mañanas.

El campo de entrenamiento de Sánchez se encuentra ubicado en la carretera que une el casco urbano de El Pardo con el convento de los capuchinos. También hay algún restaurante y Zarzuela no está muy lejos. Un cartel junto a la puerta de entrada reza "prohibido el paso"... salvo para el presidente del Gobierno. Cuentan quienes han visto a Sánchez que suele correr solo y que, a continuación, vuelve rápidamente a Moncloa para sus tareas diarias.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios