Lunes, 06.04.2020 - 01:24 h

Frío saludo y reunión exprés de media hora entre Rajoy y Sánchez

  • Con gesto muy serio, se estrechan las manos mientras posan ante los fotógrafos
  • La reunión ha empezado a las 12 horas. A las 12.45 el líder del PSOE estaba ya en Ferraz.
Rajoy y Sánchez se saludan con frialdad en su primer encuentro en Moncloa tras las elecciones

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, recibió este miércoles pasadas las 12.00 horas al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en el Palacio de la Moncloa. Con frialdad y gesto serio por parte de ambos, se estrecharon las manos y posaron ante los periodistas antes de celebrar su primera reunión para analizar el resultado de las elecciones generales del domingo e intentar conseguir el apoyo a la investidura.

Rajoy bajó a recibir a Sánchez un par de escalones en el edificio del Consejo de Ministros, hasta cuya puerta llegó el coche oficial en el que viajaba el secretario general del PSOE.

Ambos se estrecharon las manos una vez subidas las escaleras antes de posar con gesto muy serio ante los fotógrafos. Los dos visten traje gris, pero Rajoy se ha decantado este miércoles por una corbata roja, mientras que Sánchez lleva corbata granate.

Ya en el interior, en el Salón Tapiès, los aspirantes de PP y PSOE a dirigir el Ejecutivo cruzaron sus primeras palabras ante las cámaras también con un semblante muy frío y distante.

Rajoy, al que se le aprecia un ligero hematoma en el ojo izquierdotras el puñetazo que recibió en la campaña electoral, y Sánchez se ven las caras por primera vez tras el 20 de diciembre apenas 60 horas después de conocerse el reparto de escaños en el Congreso de los Diputados para la nueva legislatura y, por segunda vez, después del tenso debate electoral que ambos protagonizaron el último lunes de la campaña electoral.La reunión ha empezado a las 12 horas. A las 12.45 el líder del PSOE estaba ya en Ferraz.

El día después del 'cara a cara', el jefe del Ejecutivo en funciones y el líder socialista se saludaron con gesto serio en el funeral de Estado por los dos policías fallecidos en el atentado junto a la Embajada española en Kabul (Afganistán) y mostraron un evidente distanciamiento después de haberse cruzado insultos como “no decente” y “deleznable, ruin y mezquino” en el debate.

Este encuentro entre Rajoy y Sánchez, el tercero en menos de tres meses en el Palacio de la Moncloa, tiene lugar, además, después de que desde el PSOE avanzaran el lunes y el martes que votarán ‘no’ a la investidura de Rajoy en primera y en segunda vuelta, cuando bastaría con la abstención. Tras las pasadas elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo, ambos líderes también se reunieron en Moncloa, pero una semana después de la cita con las urnas (3 de junio).

Fuentes socialistas avanzaron que Sánchez dará cuentas de la reunión en una rueda de prensa en Ferraz al término de la misma, mientras que fuentes gubernamentales aún no han dicho si habrá o no una valoración posterior al encuentro.

El entorno del secretario general del PSOE, según fuentes consultadas por Servimedia, interpreta que Rajoy está "abierto a negociar todo" tras el resultado del 20-D y podría realizar una oferta al PSOE con varias concesiones políticas a cambio de que vote a favor de su investidura.

Sin embargo, fuentes de La Moncloa aseguran que es "falso" que Rajoy esté pensando algo así, hasta el punto de ceder la Presidencia del Congreso al PSOE y aceptar una reforma de la Constitución en la línea de lo demandado por el líder socialista.

De hecho, el Gobierno emitió un comunicado en en el que "desmiente rotundamente la información del diario 'El País' según la cual el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, habría ofrecido al PSOE reformar la Constitución y presidir el Congreso de los Diputados a cambio de su abstención en la sesión de investidura".Escenario incierto

El resultado de las elecciones generales del domingo deja un escenario de máxima incertidumbre a la hora de formar gobierno. Los 123 escaños conseguidos por el PP de Rajoy son insuficientes, por lo que necesita buscar acuerdos para revalidar su mandato en La Moncloa.

Los 40 diputados conseguidos por Ciudadanos tampoco le bastarían al PP, salvo que consiguiera que al menos otros dos partidos se abstuvieran en la votación de la investidura.

Por eso, la opción más sencilla desde el punto de vista aritmético sería un acuerdo entre PP y PSOE para que los 90 diputados socialistas facilitaran que Rajoy continuara al frente del Gobierno de España durante otra legislatura.

La última vez que Rajoy y Sánchez se reunieron en La Moncloa fue el 10 de noviembre, tras la aprobación en el Parlamento de Cataluña de una resolución para iniciar un proceso independentista. Previamente se habían visto el 28 de octubre para analizar el resultado de las elecciones autonómicas en Cataluña.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING