Sábado, 16.11.2019 - 02:04 h
Pasarán imanes, niños y visitas

El Gobierno cierra la frontera norte de Ceuta tras el salto de 155 migrantes

La última entrada masiva provocó desperfectos en el vallado que motivaron la clausura temporal del paso de Benzú, al norte de la ciudad autónoma

Imagen de inmigrantes y efectivos policiales ante el salto masivo a la valla de Ceuta el 30 de agosto
El Gobierno cierra la frontera norte de Ceuta tras el salto de 155 migrantes / Europa Press

Ceuta ha cerrarado definitivamente sus puertas al tránsito de personas y vehículos en la frontera norte de la ciudad autónoma. Una Delegación del Gobierno en la zona ha decretado este viernes la clausura del paso norteño de Benzú colindante con Marruecos, después de los desperfectos en el vallado fronterizo que provocó la entrada masiva de 155 inmigrantes el pasado 30 de agosto. 

La entrada produjo numerosos daños tanto en la valla como en las infraestructuras de la Guardia Civil, por lo que temporalmente se decretó el cierre de la aduana hasta arreglar esta situación. A partir del anuncio de este viernes de la Delegación del Gobierno, el cierre será definitivo. La delegada Salvadora Mateos se ha reunido con dos representantes de los vecinos de la localidad marroquí de Beliones que se han concentrado esta mañana frente a la Delegación en señal de protesta.

Al igual que ayer en la reunión que mantuvo con los vecinos de Benzú, la delegada del Gobierno les ha confirmado que "por motivos de seguridad y tras la entrada masiva de inmigrantes por este punto, se ha determinado cerrar el paso de Benzú de manera definitiva". Solo habrá autorizaciones de entrada para los tres imanes que acceden por esta vía a Ceuta, los cinco niños escolarizados en la ciudad y visitas regladas con acotación horaria para acceder al cementerio.

Beliones es una población de unas 500 personas en el lado marroquí, los cuales hasta ahora tenían una autorización especial para entrar y salir de Ceuta por esta aduana, algo que deberán hacer ahora por la aduana sur del Tarajal, distante unos 14 kilómetros. Mientras tanto, el Ministerio del Interior ha admitido a trámite cuatro de las aproximadamente 140 solicitudes de asilo efectuadas por los 155 inmigrantes subsaharianos que entraron en Ceuta en el salto masivo.

Las peticiones admitidas han sido emitidas por ciudadanos naturales de Senegal, Guinea, Mali y Camerún.  El proceso de las entrevistas a los inmigrantes, que están a punto de concluir, se están efectuando en la Oficina de Asilo situada en la frontera del Tarajal que separa Ceuta de Marruecos, la cual permanecía inactiva desde su apertura en el año 2015.

Previamente a esta reunión, la delegada del Gobierno mantuvo un encuentro con representantes de la Confederación de Empresarios para estudiar la posibilidad del porteo por la frontera del El Tarajal. Esta medida podría ser viable hasta el inicio de las obras de remodelación del paso fronterizo, momento en el que se estudiará la posibilidad y oportunidad de seguir manteniendo esta forma de porteo. En cualquier caso los técnicos de la obra determinarán si es o no factible este tránsito una vez se inicien los trabajos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios