Miércoles, 01.04.2020 - 07:09 h

Gordon Brown no cobró nada por los discursos que pronunció

Los discursos pronunciados por el ex primer ministro británico Gordon Brown generaron 1,3 millones de libras (1,5 millones de euros) en el último año, pero no cobró ni un solo penique, informó hoy un portavoz del exlíder laborista.

Londres, 28 may.- Los discursos pronunciados por el ex primer ministro británico Gordon Brown generaron 1,3 millones de libras (1,5 millones de euros) en el último año, pero no cobró ni un solo penique, informó hoy un portavoz del exlíder laborista.

A diferencia de su predecesor, Tony Blair, que recibió cuantiosos ingresos tras su salida del poder en 2007 a raíz de sus discursos, Brown optó por no beneficiarse de sus charlas y los artículos que escribió, ya que donó los fondos a entidades de beneficencia.

Según un portavoz de Brown (primer ministro entre 2007 y 2010), el único salario que tiene es el de parlamentario, estimado en 65.738 libras (77.570 euros) brutas anuales, y ha renunciado incluso a la pensión que le correspondería como antiguo jefe del Gobierno.

"Brown no recibe personalmente ni un penique de discursos y artículos. No tiene un segundo ingreso", puntualizó la fuente, y aclaró que todo el dinero generado por sus discursos "van directamente a beneficencia".

El portavoz aclaró esta situación después de que el diario "The Guardian" publicase el lunes que el ex primer ministro era el diputado que tenía los mayores ingresos externos, fuera de las actividades como diputado, en el periodo fiscal 2012-13.

En virtud del reglamento parlamentario, los diputados están autorizados a tener otros trabajos fuera del Parlamento, pero siempre y cuando lo declaren al llamado Registro de los Comunes.

Según "The Guardian", unos 295 diputados de los 650 que tiene la Cámara de los Comunes recibieron algún tipo de ingreso externo, pero 20 de ellos cobraron más por otros trabajos que como parlamentarios.

La decisión de Brown de no cobrar contrasta con la Tony Blair, primer ministro entre 1997 y 2007, que al dejar el poder recibió dinero por discursos o tareas de asesoramiento, que medios británicos calcularon en 25 millones de libras (27 millones de euros) al año.

Además, Tony y Cherie Blair han acumulado una fortuna en propiedades que superan los 14 millones de libras (unos 15,2 millones de euros), siempre según la prensa.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING