Domingo, 15.12.2019 - 11:31 h
Hay que extraer ADN

¿De quién son los huesos aparecidos en la fosa de las tres niñas de Alcàsser?

Al forense encargado de la segunda autopsia a Miriam, Toñi y  Desireé, Luis Frontela, no le extraña que aparezcan por la forma de exhumar que hubo. 

Alcasser
 

27 de enero de 1993. Ese día quedó marcado en el calendario de la crónica negra de España. Aparecieron los cuerpos de las tres niñas de Alcàsser: Miriam, Toñi y Desireé. Ahora sus nombres vuelven a cobrar protagonismo después de que una pareja de jóvenes haya encontrado cerca de la fosa donde fueron enterrados sus cuerpos unos huesos cuyo origen parecía animal pero es humano. ¿Pueden ser de las niñas? Según el forense Luis Frontela "no es de extrañar que aparezcan huesos ahí". Según otra versión del entorno del caso es casi imposible que pertenezcan a alguna de estas jóvenes secuestradas, violadas y asesinadas en noviembre de 1992. Y entonces ¿de quién son?

Vicente B., vecino de Piles, y su pareja decidieron acercarse hasta la zona donde fueron hallados los cuerpos de las tres adolescentes a raíz el documental de Netflix. No deben ser los únicos que desde su estreno se han acercado a La Romana, zona también típica de yacimientos arqueológicos. Ahora son muchos más los ojos que peinan palmo a palmo una zona llamados por todas las preguntas que en Netflix quedan sin respuestas. 

La pareja primero vio lo que podría ser una falange y luego con un palo removieron un poco la tierra y encontraron tres más. Los envolvieron en papel de aluminio y metieron en una bolsa y se los entregaron a la Guardia Civil. Ahora un laboratorio de Madrid determinará su antigüedad y tratará de comprobar a través del ADN a quién pertenecen. Según el diario Las Provincias, el forense Francisco Etxeberría ya los habría visto a través de una fotografía que le manda el joven que los encontró y se decanta por su origen humano.

Por su parte el forense Luis Frontela, sin verlos, tampoco lo descarta con un no rotundo. No le resulta extraño "que hayan aparecido huesos en la fosa dado que hubiese sido mejorable la forma de exhumar los cadáveres" y que sean de las niñas. Vuelve así a estar de actualidad uno de los casos más convulsos de panorama español, siempre rodeado por la polémica. En el sumario de miles de páginas del caso, y que el padre de Miriam consiguió robándoselo al abogado y fotocopiándolo a escondidas, apareció una mano a la que le faltaban algunas falanges. De pertenecer a Miriam, Toñi o Desireé se alimentarían otra vez las teorías conspiratorias que ponían en el punto de mira la investigación, concretamente el momento en el que se encontraron los cuerpos.   

"En menos de una hora se habrían sacado los cuerpos de la fosa". Eso denunció hace ahora 26 años el padre de Miriam, Fernando García. Según recoge el documental, no entiende cómo no hay ninguna foto de la fosa con los cadáveres de las niñas dentro. Vicente Rivas, policía Judicial y encargado aquella oscura y ventosa noche de hacerlas, explica que empezó a fotografiar el lugar pero llegó un momento en el que dejó de hacerlo "para ayudar a los que estabas excavando". Los funerarios no ayudaron a sacar los cuerpos. Cuando dos apicultores avisaron de la existencia de un brazo escondido en unos matorrales no se sabía que era la punta del iceberg de un macabro hallazgo. 

"Me pongo unos guantes y empiezo a excavar", relata. Lo hace para ayudar a extraer los cadáveres. Empieza diciendo que no ve necesario el haber tenido documentado con fotos cómo se encontraban los cuerpos en la fosa envueltos con una moqueta. "Si podía haber sido conveniente haberlo hecho", continúa. Acaba diciendo que todo el mundo se equivoca. El juez será ahora el que ordene si se crea una investigación a raíz de lo que resulte en los resultados. 

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING