Viernes, 19.07.2019 - 02:38 h

El juez imputa a ICBC por el blanqueo de fondos de hasta tres grupos criminales

La entidad firmó un contrato de corresponsalía con Caixabank gracias al que las organizaciones mafiosas enviaron dinero a China. 

La actividad de la única sucursal de ICBC en España era auxiliar a sus clientes para lavar ese dinero presuntamente ilegal. 

El juez imputa al banco chino ICBC por el blanqueo de fondos de al menos tres grupos criminales

Era un instrumento de blanqueo de las ganancias ilícitas obtenidas por grupos criminales, mayoritariamente de nacionalidad china. Gracias a él se lavaban cientos de millones de euros en efectivo procedentes de exportaciones e importaciones fraudulentas con China y en el mercado de los bazares gestionados por nacionales de ese país que pueblan todos los barrios de España.

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha dado un paso más en su investigación sobre el Industrial and Commercial Bank of China (ICBC) y ha decidido imputar a la propia entidad por cooperar con estas mafias de forma consciente y con la intención de acaparar el máximo volumen de efectivo.

ICBC firmó en 2011 un contrato de corresponsalía con Caixabank por el que la entidad catalana, según el juez, habría colaborado con la estrategia de blanqueo masivo. A través de las oficinas de la entidad española, se transfirieron a China solo en 2012 más de 188 millones de euros, cifras que englobaron a los grupos mafiosos investigados en la Operación Emperador y Snake junto con otros grupos criminales que todavía se están investigando. Sin embargo, ICBC no comunicó al Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac) ninguna operación sospechosa. Según el juez, Caixabank “se prestó a realizar para el grupo Snake desde diferentes sucursales imposiciones de dinero que, durante los cuatro años investigados [2011, 2012, 2013 y 2014] han superado la cifra de 60 millones de euros.

La actividad de la única sucursal de ICBC en España era auxiliar a sus clientes para lavar ese dinero presuntamente ilegal, porque, entre 2011 y 2014, según el juez “no se suscribió ninguna operación de préstamo o hipoteca”. “No hubo más negocio bancario que captar efectivo de grupos criminales a los que se facilitaba toda la operativa bancaria para ocultar, encubrir, transformar en otros productos, como préstamos a clientes en otros países, y transferir mayoritariamente a China”, añade el instructor en su resolución.Operación Snake 

El grupo criminal investigado en la Operación Snake y sus sociedades llegó a tener abiertas hasta 59 cuentas de 52 clientes en la oficina española de ICBC. Esa organización criminal, desarticulada en mayo de 2015, se dedicaba a importar grandes cantidades de mercancías eludiendo los impuestos de aduanas y el IVA. El grupo contaba con todo un entramado empresarial para blanquear el beneficio a través de una compleja red de testaferros.

ICBC también habría permitido blanquear al grupo desarticulado en la Operación Emperador, cuyo cabecilla fue el ciudadano chino residente en España Gao Ping. Esa organización enviaba grandes cantidades a China y Hong Kong a través de trasferencias camufladas en supuestas transacciones comerciales, tal y como recuerda el juez Moreno. Las intervenciones telefónicas de esa investigación que dirige el juez Fernando Andreu, revelaron que una de las empleadas de su oficina en Madrid habría colaborado con ese grupo para facilitar esos envíos de dinero.

Hasta el momento el proceso se había dirigido únicamente contra siete empleados del banco en España, los responsables de la dirección general, subdirección y los jefes de los departamentos minorista, comercial, de tecnología y operaciones y administrativos con funciones comerciales. Ahora se amplía a toda la entidad, cuya sede social se encuentra en Luxemburgo.

Ahora en Portada 

Comentarios