Jueves, 19.09.2019 - 18:06 h
Juicio por la muerte del pequeño

Un informe señala ahora que Julen pudo morir en las labores de rescate en el pozo 

El abogado del dueño de la finca de Totalán presenta un informe que busca demostrar que el menor murió por los impactos recibidos de las herramientas.

David Serrano
David Serrano, dueño de la finca de Totalán, es el único imputado / EP

El abogado de David Serrano, dueño de la finca de Totalán donde falleció el pequeño Julen y único investigado por un presunto delito de homicidio imprudente, ha presentado este miércoles un informe en el que se señala a los equipos de rescate como responsables de la muerte del menor

El informe técnico, que se ha entregado esta mañana en el Juzgado de Instrucción Número 9 de Málaga, apunta que el menor pudo morir en las primeras horas del rescate. Según recoge Antena 3, la defensa defiende que los impactos que recibió sobre la cabeza de las herramientas que se emplearon fueron la causa de la muerte y no la caída en el pozo. En concreto, el abogado se refiere a las herramientas que se usaron para romper el tapón de arena que se detectó a los 73 metros. 

El pasado viernes David Serrano declaró en calidad de investigado por un supuesto delito de homicidio imprudente y mantuvo su inocencia alegando que la caída era imprevisible. Además, defendió que él había puesto dos bloques de hormigón para evitar que nadie se lesionara y nunca pensó que nadie se pudiera caer. 

En su declaración explicó a la jueza que es un "ignorante" en los trámites administrativos necesarios para la realización de un pozo y que se encomendó a un profesional, en referencia al pocero que hizo la prospección.

El Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga investiga las causas de la caída que provocaron la muerte de Julen para depurar responsabilidades. David Serrano es el único investigado, aunque han acudido numerosos testigos, entre ellos los padres, el pocero o los senderistas que avisaron a emergencias. 

Ahora en Portada 

Comentarios