Martes, 23.10.2018 - 18:45 h
Presunto desvío de fondos de la RFEF

El juez indaga si las empresas de Padrón se beneficiaron del desfalco en la RFEF

Requiere al Consejo General del Notariado una relación de escrituras públicas del exvicepresidente económico de la federación y sus hijas.

Villar y Padrón
Ángel María Villar y Juan Padrón, entre los principales imputados del caso 'Soule'/ EFE

El magistrado de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, que investiga presuntas irregularidades en la Real Federación Española de Fútbol durante la etapa de Ángel María Villar, estrecha el cerco en los negocios del entonces vicepresidente económico Juan Padrón y su entorno más cercano.

En una providencia a la que ha tenido acceso La Información, el magistrado Fernando Andreu, en sustitución del juez que instruye el caso 'Soule', da por recibida una serie de documentación requerida el pasado mes de agosto al Consejo General del Notariado.

El instructor solicitó una relación de escrituras públicas en las que figurasen como intervinientes Juan Padrón; sus hijas María y Elena; los hermanos Vicente y Fermín Bernard Vico, y la sociedad de estos últimos, Fervi Spain. El objetivo del instructor es averiguar si existen vínculos de su actividad con el desvío de fondos de la RFEF que se investiga en esta causa.

En el auto de julio de 2017 por el cual acordó el ingreso en prisión de los principales acusados, -entre ellos Padrón- el juez expuso que existían elementos para considerar que el exresponsable económico, “arropado” por Villar, favoreció a la entidad Estudio 2000 SL, de los hermanos Bernard Vico, como proveedora de material, ropa o servicios de la federación.

De esta forma, la empresa se encargó de suministrar el material deportivo para vestir a los árbitros y a las selecciones territoriales, aunque en algunas ocasiones no supieron qué uso darle y llegaron a dejarlo apilado en las federaciones. Con todo, el juez estimó que si se hubiera adquirido las prendas directamente a la sociedad que comercializaba la marca con la que trabajaban, se podía haber ahorrado cerca de seis millones de euros.

Pagos superiores a los 36,5 millones

El auto relata que, a cambio de este trato de favor, parte de los fondos de la federación pasaron al patrimonio particular de Padrón, utilizando para ello sociedades como Tenerife Sports, de la que fue administrador único hasta 2005, año en que vendió las participaciones a sus hijas María y Elena Padrón.

La Agencia Tributaria determinó que entre los años 2009 y 2016 la Federación efectuó pagos a Estudio 2000 por un importe de 36,5 millones de euros y que, desde 2013, la RFEF se convirtió en la única fuentes de ingresos de la sociedad, lo que llevó al juez a determinar que si la mercantil subsistía, fue “exclusivamentegracias al organismo que ahora preside Luis Rubiales.

La documentación recibida por el Consejo General del Notariado se suma a toda la reclamada hasta el momento por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 de cara a esclarecer, por un lado, el destino de los fondos desviados desde la Federación –y que según el juez ascendieron a más de 50 millones de euros- y, por otro lado, si se amañaron partidos amistosos de la Selección Española de Fútbol.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios