Martes, 17.09.2019 - 13:16 h
Tras anunciar su salto a la política nacional

"La república no existe": Arrimadas viaja hasta Waterloo para retar a Puigdemont

Según la líder de Cs en Cataluña, si Puigdemont "tuviera un mínimo ápice de dignidad, estaría hoy dando la cara ante los tribunales".

La portavoz nacional de Ciudadanos y líder de la oposición en Cataluña, Inés Arrimadas (c), acompañada de los diputados del Grupo Parlamentario de Ciutadans frente a la "Casa de la República" en Waterloo (Bélgica). EFE/Horst Wagner
La portavoz nacional de CS y diputados del Grupo Parlamentario frente a la "Casa de la República" en Waterloo (Bélgica). EFE/Horst Wagner

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, dijo hoy frente a la residencia del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en Waterloo (Bélgica) que "no hay rincón en Europa donde el separatismo nos diga que no podemos venir".

"Por supuesto, venimos aquí también, a Waterloo, porque no hay un solo rincón de Europa donde el separatismo nos diga que no podemos venir, igual que no hay ni un palmo de Cataluña donde el separatismo nos diga que no podemos ir", manifestó Arrimadas en la explanada frente a la llamada Casa de la República de Puigdemont, huido en Bélgica.

Arrimadas habló ante los medios de comunicación acompañada de diputados del grupo parlamentario de Ciutadans, con una gran pancarta que decía: "¡La república no existe, Puigdemont!"

"Nosotros explicamos la situación de los catalanes constitucionalistas en Cataluña a todo el mundo, nos reunimos con medios de comunicación, hablamos con corresponsales extranjeros, hablamos con el cuerpo diplomático de diferentes países", indicó para apuntar que en Bruselas tendrán diferentes reuniones y un acto público abierto.

"Queremos decirle al separatismo que deje de abrir chiringuitos como este por todo el mundo y abra el Parlamento de Cataluña con normalidad", declaró en referencia a la casa de Puigdemont.

"Y venimos aquí a decirles al separatismo y al Gobierno de España que la República no existe. Y que no vamos a permitir que se hable en nombre de todos los catalanes por parte de un señor que está fugado de la Justicia", agregó.

Evitar un 'show'

Este sábado Puigdemont adelantó que las puertas de su casa estaban abiertas a Arrimadas para dialogar pero descartó salir a su encuentro para evitar un "'show' mediático". "Si realmente quiere debatir, quiere decirme algo, lo tiene muy fácil: entre y que me lo diga a la cara. Y yo voy a decirle mi opinión", expresó entonces Puigdemont.

En cambio, Arrimadas descartó hablar directamente con él: "Nosotros no hablamos con fugados de la Justicia, con quien tienen que hablar los fugados de la Justicia es con los jueces", recalcó.

"El señor Puigdemont ha dicho a qué puedo venir o a qué no puedo venir. Eso sí que lo ha dicho públicamente. Ha dicho que puedo venir si entro a dialogar con él, pero que no puedo venir si es para hacer otras cosas", manifestó la jefa de la oposición en Cataluña.

Arrimadas aseguró: "estamos aquí porque nosotros no tenemos complejos y a nosotros nadie nos impide movernos por Europa, no como a los fugados de la Justicia, que no quieren pisar territorio nacional, territorio español, porque no quieren dar la cara ante los jueces".

Se refirió igualmente a que el chalé alquilado por Puigdemont en Waterloo: "supuestamente, en el imaginario separatista, es sede de una república independiente. Y eso es una falacia, eso es una mentira". "Esta propaganda separatista se está pagando con dinero público, y con dinero público se está ayudando a fugados de la Justicia a que puedan tener una vidorra por Europa", anotó.

Según Arrimadas, si Puigdemont "tuviera un mínimo ápice de dignidad, estaría hoy dando la cara ante los tribunales por todas las fechorías que ha hecho, por todos los saltos a la ley que ha hecho y, sobre todo, por romper la convivencia en Cataluña".

"Le decimos que se entregue a la Justicia, no venimos con intermediarios para negociar los Presupuestos Generales del Estado como ha hecho el Gobierno de España", concluyó.

"No tiene el coraje suficiente"

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha considerado este domingo que la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, no ha tenido "el coraje suficiente para pasar por la puerta" e ir a hablar con él en su viaje a Bélgica.

A través de su cuenta de Twitter, Puigdemont se ha pronunciado en estos términos después de que Arrimadas, frente a su residencia en Waterloo (Bruselas), haya afirmado: "No hay rincón en Europa donde el separatismo nos diga que no podemos venir".

​A su juicio, se ha tratado de "un montaje para acabar huyendo al cabo de pocos minutos. Ninguna sorpresa: Cs vino a la política para hacer y ser esto". Puigdemont ha acompañado el tuit con dos fotografías: una en la que ve desde su casa a la delegación de Ciudadanos rodeada de periodistas, a escasos metros de su residencia, y otra en la que aparece la puerta de la vivienda entreabierta y con un lazo amarillo colgado en el tirador.

Ahora en Portada 

Comentarios