Jueves, 21.11.2019 - 01:42 h

El laudo de El Prat ordena una subida salarial de 200 € y anula las sanciones

El laudo establece un complemento salarial de puesto de trabajo de 200 euros por doce meses que absorbe los anteriores.

El árbitro señala en el documento que quedarán sin efecto las sanciones impuestas y los expedientes iniciados.

Te interesa leer: El comité de huelga de Eulen apuesta por un aumento de 200 euros en 15 pagas

Marcos Peña se reúne este miércoles con Eulen y trabajadores como árbitro en el conflicto de El Prat

El laudo arbitral dictado para solucionar el conflicto entre los trabajadores de los controles de seguridad en el aeropuerto de Barcelona-El Prat y la empresa Eulen establece un complemento salarial de puesto de trabajo de 200 euros por doce meses que absorbe los anteriores.

El árbitro considera, asimismo, que ambas partes "no deberán adoptar nuevas medidas de conflicto y huelga relacionadas con las materias del laudo" y "no deberán producir efectos las medidas disciplinarias adoptadas en relación con el desarrollo del conflicto".

Por ello, el árbitro asignado por el Gobierno para poner fin al conflicto, el presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña, señala en el documento que quedarán sin efecto las sanciones impuestas y los expedientes iniciados.

Entre las medidas que incluye el laudo se encuentra la obligación de la empresa de formar en radioscopia a todos sus trabajadores; el refuerzo de la plantilla en temporada alta (entre el 31 de marzo y el 30 de octubre, en Navidad, Semana Santa, puente del 6 y 8 de diciembre y cuando se celebre el Mobile World Congress) con cinco trabajadores por filtro y 25 empleados de "corre-turnos" en horas punta, actualizar el Plan de Igualdad y limitar a un máximo de 50 trabajadores de vacaciones por mes.De carácter vinculante

El laudo es de carácter vinculante, por lo que ambas partes deberán admitir la decisión del árbitro, cosa que la empresa ya ha anunciado que hará. Por su parte, los trabajadores se reunirán el lunes para decidir si suspenden las protestas.

Tras la entrega el laudo a las partes, el asesor del comité de huelga, Juan Carlos Giménez, ha asegurado que "nadie discute" su obligado cumplimiento, pero no puede valorarlo en este momento, al desconocer su contenido.



El comité de huelga convocará una rueda de prensa para el próximo sábado 2 de septiembre, que tendrá lugar probablemente en el Colegio de Abogados de Barcelona, en la que hará una valoración técnica del documento. Posteriormente, se celebrará una asamblea, en la que los trabajadores decidirán si el laudo es suficiente para solucionar sus problemas en El Prat.



Giménez ha criticado las declaraciones que hizo ayer el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, acusando a los trabajadores de Eulen en El Prat de ser "inamovibles" en su postura y ha asegurado que el comité de huelga siempre ha estado dispuesto a negociar.



Según Giménez, se puede demostrar que antes de la intervención de Fomento, el acercamiento entre ambas partes estaba en más de un 85%, faltando sólo algunos matices en lo económico y sobre las condiciones de las mujeres.



"Si hubiéramos tenido unos días más, seguramente se habría llegado a un acuerdo, pero el Gobierno de golpe y porrazo se puso a presionar y por esos nos vemos hoy aquí", ha lamentado.



También el director general de Eulen para España y Portugal, Emilio García, ha señalado que la empresa necesita un tiempo para valorar el laudo, pero ha recalcado que lo va a acatar y poner en marcha en seguida.



En la entrega del laudo, el árbitro ha manifestado su esperanza de que "ayude" a resolver los problemas de los trabajadores de Eulen y de la empresa en El Prat.

El laudo es de carácter retroactivo por lo que sus beneficios se aplicarán desde el pasado 4 de agosto.

El secretario general de Trabajo de la Generalitat, Josep Ginesta, ha avisado hoy de que el laudo del árbitro Marcos Peña sobre el conflicto laboral de Eulen en los controles de seguridad del Aeropuerto de El Prat no garantiza la paz social en el futuro, dadas sus limitaciones formales.

De hecho, el comité de huelga de Eulen mantiene la convocatoria de nuevos paros todos los viernes, a partir del 8 de septiembre, para reclamar a la empresa el compromiso de no sancionar a ningún trabajador en los próximos 60 días, plazo en que la compañía puede expedientar a los empleados que considere que han incumplido los servicios mínimos en anteriores huelgas.

La Generalitat destaca que hay otros puntos de fricción: los pluses no son absorbibles y la falta de compromiso de mejoar las concesiones de los servicios de los controles de seguridad del Prat. 

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING