Miércoles, 22.05.2019 - 03:17 h
Rescatados frente a las costas de Libia 

Los migrantes del ‘Open Arms’ tendrán un permiso de 45 días y no irán a un CIE

En puerto recibirán atención médica y luego la Policía iniciará los trámites de documentación y de identificación de los sesenta pasajeros.

Open Arms
Open Arms / EFE

Las 60 personas rescatadas por Proactiva Open Arms frente a las costas de Libia llegarán este miércoles a Barcelona, y tendrán los 45 días de permiso de estancia que marca la Ley de extranjería, consiguiendo el mismo permiso que autorizó el Gobierno central a los migrantes que llegaron a bordo del Aquarius, en Valencia. La Policía Nacional los  identificará, sin que se contemple su traslado al Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) dada su condición de refugiados.

Un total de 60 inmigrantes, entre ellos cinco mujeres y cuatro menores, dos de ellos sin acompañante adulto, viajan rumbo al Puerto de Barcelona a bordo del barco de la ONG Proactiva Open Arms, fundada por el activista Òscar Camps, tras ser rescatados el pasado sábado, 30 de junio, frente a las costas de Libia.

Según han informado fuentes policiales, una vez lleguen a puerto, los refugiados recibirán atención médica y, posteriormente, un equipo de la Policía Nacional iniciará los trámites de documentación y de identificación de los sesenta inmigrantes. Tras ser identificados, no se contempla la posibilidad de que sean trasladados a un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE), como el de la Zona Franca de Barcelona, dada su condición de refugiados y porque no existe ninguna orden judicial para su ingreso en estos centros.

En total, los refugiados a bordo del Open Arms son ocho palestinos, ocho de Sudán del Sur, tres de Mali, cinco sirios, uno de Burkina Faso, otro de Costa de Marfil, cuatro eritreos, ocho egipcios, tres de República Centroafricana, dos de Camerún , dos etíopes, seis libios, ocho de Bangladesh y un guineano.

Técnicos del Ayuntamiento de Barcelona mantendrán entrevistas con cada uno de ellos para conocer el perfil de los inmigrantes, sus necesidades y los recursos y habilidades de que disponen, mientras que los menores no acompañados serán derivados a los servicios de menores de la Generalitat. El consistorio barcelonés, liderado por Ada Colau, brindará apoyo jurídico gratuito a todos aquellos que deseen solicitar asilo político y les facilitará su entrada en el programa estatal que lo gestiona.

Teniendo en cuenta de que algunos de los inmigrantes rescatados no deseaban que su destino final fuera España, el Ayuntamiento de Barcelona les ayudará asimismo a contactar con familiares o conocidos en otros países europeos, aunque algunos de ellos ya han podido establecer comunicación con la familia hoy mismo desde el barco.

Ahora en Portada 

Comentarios