Lunes, 22.07.2019 - 03:13 h
No se descarta ninguna hipótesis

Los Mossos solicitan a los comercios las cámaras para aclarar la muerte de Mataró

Los agentes buscan al hermano de una joven de 13 años que ha aparecida muerta en su casa con heridas en el cuello.

Telefonillo del portal donde ha aparecido una joven de 13 años muerta
Telefonillo del portal donde ha aparecido una joven de 13 años muerta / Europa Press

La calle Carrier de Burriac en Mataró (Barcelona) amanecía tomada por coches de los Mossos de Esquadra. Una joven de 13 años ha aparecido muerta en una vivienda del número 83. Su madre, de viaje en Rusia desde el pasado viernes, la empezó a echar de menos cuando la llamaba y no cogía el teléfono. Ahora los agentes han iniciado una investigación donde no se descarta ninguna hipótesis. A algunos de los comercios cercanos al domicilio les habrían solicitado las cámaras para ver la imágenes y poder esclarecer su muerte. Por ahora, buscan a su hermano, en paradero desconocido.

La madre de la joven llamó a un amigo para que se acercara el piso para ver si todo estaba bien. No conseguía localizar a su hija. Cuando llegó, nadie le abrió la puerta. Fue el vecino el que les dejó pasar para que desde su terraza accediera al piso de una familia que llevaban en la comunidad cerca de un año. Al entrar se encontraron a la menor fallecida en su habitación y presentaba heridas de arma blanca en el cuello. Eso sucedía a las diez de la noche del pasado domingo. Durante toda la noche y hasta casi las diez de la mañana del lunes los agentes han estado recogiendo pruebas del domicilio. Una parte del equipo salió con varias cajas mientras otros agentes seguían dentro. 

Mataró
Los Mossos investigan la muerte de la joven

En la calle los vecinos muestran indignación por lo sucedido y advierten de cómo está cambiando el barrio a peor. "Estamos helados porque tenemos hijos y ha sucedido al lado de nuestra casa", asegura Paco. Ninguno de los entrevistados por los periodistas agolpados en el portal recuerda ningún incidente con la familia en la vivienda. "Respetaban las horas de descanso y no daban problemas", asegura otro vecino. Pocos aseguran que la conocían pero si los recuerdan de pasear por el barrio "con sus bolsas de patatas o pipas" a los hermanos o de ir los tres juntos a comprar o saliendo de la cochera donde la madre aparcaba el coche.

Otro vecino de la zona coincide: "Me duele porque tenemos niños pequeños y esto es muy doloroso para todo el barrio. En Mataró antes  nunca se han vivido estas cosas.  Está muy mal ahora y llevo 35 años viviendo aquí y nunca hemos vivido lo que se vive ahora Solo pedimos más justicia y mano dura. No hay derecho que quiten la vida a una niña de 13 años". 

La titular del juzgado de instrucción número 3 de Mataró acudió con una comitiva judicial al domicilio, acompañada por una letrada de la administración, el fiscal y el forense, para proceder al levantamiento del cadáver, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). La juez ha ordenado el secreto del caso, en el que está pendiente del resultado de la autopsia para determinar la causa exacta de la muerte.

En el marco de la investigación abierta para determinar las circunstancias de este suceso, los Mossos d'Esquadra han tomado declaración a varios vecinos y están tratando de localizar al hermano de la víctima, también menor de edad, según las fuentes

Ahora en Portada 

Comentarios