Domingo, 15.12.2019 - 08:55 h

El 10% de los países más ricos del planeta emite el 50% de los gases invernadero

El 10% de la población más rica del planeta emite un 50% de las emisiones de gasesde efecto invernadero, mientras que el 50% de la población más pobre un 10%.La inversión en combustibles fósiles sube un 50% en cinco años. Las empresas destinan 120.000 euros al día en presionar a la UE, y 24.000 dólares la hora en EEUU.

La UE quiere planes sobre los gases de efecto invernadero para 2014
El 10% de los países más ricos del planeta emite el 50% de los gases invernadero

El 10% de la población más rica del planeta emite un 50% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Mientras que la mitad de la población más pobre es responsable sólo del 10% del total, pese a ser los más vulnerables frente a los efectos del cambio climático. Son datos que se desprenden de un informe de Intermón Oxfam con motivo de la COP21 en París y que pone de manifiesto la tremenda desinformación y estigmatización que se ha generado alrededor de los países causantes de las emisiones.

Muchos grandes países están intentando visualizar el problema de las emisiones y del cambio climático como una lucha que corresponde a todos por igual, ya que la culpa es la misma para todos al haber estado emitiendo a niveles exorbitados. Pero los datos reflejan que esto no es así porque "aunque las emisiones aumentan rápidamente en los países en desarrollo, gran parte se derivan de la producción de bienes que se consumen en otros, lo que significa que las emisiones asociadas a los hábitos de consumo de los ciudadanos de esos países son mucho menores que las de sus homólogos en los desarrollados", indica el estudio.

La desigualdad está cada vez más marcada, son los países ricos los que generan las grandes masas de aire contaminado pero son los pobres los que más sufren sus consecuencias. "La huella de carbono media del 1% más rico de la población mundial multiplica por 175 la del 10% más pobre", según la ONG. Esto se traduce por ejemplo en que la mitad de la población más pobre de Estados Unidos provoca veinte veces más emisiones que la misma proporción de la India. Oxfam pretende "desmontar el mito de que los habitantes de países con un rápido desarrollo son los principales responsables del cambio climático", a raíz de que constantemente se vuelquen ataques contra países como Brasil, Sudáfrica o Rusia.

De hecho son los nuevos países con economías crecientes los que acogen a la mayor parte de población pobre del mundo. Y, a su vez, es en los países más vulnerables al cambio climático los que están conformados por población empobrecida. Países como China, India, Bangladesh o Sudán, entre muchos otros, son zonas más vulnerables ante sequías, inundaciones, olas de calor y demás efectos derivados del cambio climático que la media mundial. Y es en estos países donde más población pobre mundial se concentra, según un estudio del Banco Mundial.Los países ricos invierten cada vez más

La culpa de las emisiones y el agravamiento del cambio climático no son sólo de las grandes potencias mundiales y países apoderados, también de todos aquellos que emiten, pero la desigualdad es abusiva. A su vez, los países ricos cada vez invierten más en combustibles fósiles. En 2010 había 54 multimillonarios con intereses en este campo, mientras que cinco años más tarde ya son 88, según Forbes. Por otro lado, este tipo de empresas destinan 120.000 euros al día en presionar a la Unión Europea mediante actividades de lobby, lo que suma 44 millones de euros al año. En Estados Unidos, sólo en 2013 se registraban 24.000 dólares a la hora en este tipo de actividades, 157 millones al año.

Por último, el estudio también detalla cómo el consumo individual es responsable del 64% de las emisiones mundiales, mientras que el consumo de los Gobiernos es el 36% restante. Esto demuestra que el cambio de concienciación tiene que venir desde abajo, a través de conocimiento social que pueda exigir un cambio ético y eficaz a los Gobiernos. El impacto del cambio climático es mundial, como lo son sus causas. Pero esto no quita que muchos países sigan defendiendo un igual descenso de las emisiones. El descenso lo han de cumplir todos, pero los datos demuestran que algunos tienen más culpa que otros y no por ello hacen mayores esfuerzos o predican con el ejemplo. Todos los países emiten, en mayor o menor medida, pero no todos sufren las consecuencias por igual. La desigualdad se acentúa cuando menos tiene que hacerlo.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING