Viernes, 29.05.2020 - 13:32 h

Oposición mexicana condiciona pacto con Gobierno a pesquisa sobre elecciones

Los dos principales partidos de la oposición mexicana, Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), condicionaron hoy su permanencia en un mecanismo de diálogo con el Gobierno federal a una investigación de las irregularidades denunciadas en las recientes elecciones locales.

México, 14 jul.- Los dos principales partidos de la oposición mexicana, Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), condicionaron hoy su permanencia en un mecanismo de diálogo con el Gobierno federal a una investigación de las irregularidades denunciadas en las recientes elecciones locales.

En una conferencia de prensa, los líderes nacionales del PAN, Gustavo Madero, y del PRD, Jesús Zambrano, leyeron un documento conjunto en el que hicieron "una valoración política de la calidad de los procesos electorales y su impacto en el acontecer nacional, específicamente en lo que se refiere al Pacto por México".

El Pacto es una hoja de ruta sobre las reformas estructurales pendientes del país firmado en diciembre del año pasado por el entonces recién instalado presidente Enrique Peña Nieto y los líderes del PAN, PRD y del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Al leer la primera parte del pronunciamiento, Zambrano dijo que los signatarios del Pacto suscribieron en mayo un "adéndum" (documento) para "proteger el entorno de civilidad" que requiere el acuerdo para funcionar.

"No se cumplieron los acuerdos del adéndum. La prueba no fue superada y resurgieron los peores vicios del antiguo régimen: trapacerías de gobernadores priistas, indolencia de algunos de dirigentes de este partido y ausencia del gobierno federal priista para impedirlas", declaró el líder del partido izquierdista.

Añadió que "a la frenética carrera de los gobernadores para restaurar al régimen de partido de Estado no hubo más que indiferencia o complacencia del Gobierno federal, encabezado por Enrique Peña Nieto".

Esta situación, abundó, planteó al PAN y al PRD el dilema de retirarse del Pacto, con lo que "la actitud política de avance y diálogo será sustituida por el repliegue y la confrontación", o continuar en él y "dar carta de naturalización a las acciones ilegales de los gobernadores priistas".

En su oportunidad, Madero declaró que en respuesta a este dilema, los liderazgos de PAN y PRD acordaron "seguir privilegiando el interés de México".

"Hay quienes exigen que rompamos el diálogo y que salgamos del Pacto. Responder así sería rendirse los poderes fácticos, económicos y políticos, pero sobre todo sería renunciar a un instrumento que sirve al bien común y al progreso de todas y todos los mexicanos", manifestó.

Sin embargo, condicionó la permanencia de los dos partidos en este mecanismo a que el Gobierno y el PRI remedien "el incumplimiento de los compromisos del adéndum mediante una exhaustiva investigación de los comicios del 7 de julio".

Dicha investigación debe abordar el uso ilegal de recursos públicos para financiar campañas electorales de candidatos y partidos "para asignar responsabilidades a quienes violaron la ley", detalló el dirigente del partido conservador.

Otra condición es que el Gobierno y su partido demuestren en la práctica su compromiso con la aprobación pronta de leyes secundarias para las reformas constitucionales logradas mediante el Pacto en los campos de educación, telecomunicaciones y competencia económica.

Asimismo, les exigió aprobar cuanto antes una reforma política-electoral que proporcione el marco legal para erradicar prácticas ilícitas en los subsiguientes procesos electorales, así como acordar otras iniciativas de reforma en los campos político, energético y la hacienda pública.

Al responder a una pregunta sobre si se prevé firmar otro agregado al Pacto para asegurar que estas condiciones se cumplan, Madero descartó esa posibilidad. "Se van a cumplir o no los compromisos; es todo. Y en función de eso se va a poder avanzar o no en lo que está establecido (en el Pacto)", acotó.

En tanto, el dirigente del PRI, César Camacho, afirmó que tras el proceso electoral es necesario reactivar el diálogo en el Pacto por México para continuar con la transformación del país.

"Desde el estado de Guerrero el PRI ratifica su compromiso con las reformas transformadoras que éste país no sólo necesita, le urgen, para que los mexicanos vivan en mejores condiciones", declaró Camacho en el puerto de Acapulco, en donde asistió a una reunión Consejo Político Estatal del PRI en ese estado sureño.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING