Sábado, 23.03.2019 - 14:36 h
Discurso en clave electoral

El PP se propone atajar la sangría hacia Vox apelando al voto útil y a la unidad

Casado afirma que "no se puede unir España desuniendo el voto" y apela a conformar una mayoría para acabar con el Gobierno socialista.

Pablo Casado durante su discurso en la Convención Nacional del PP
Pablo Casado durante su discurso en la Convención Nacional del PP / EFE

El 'síndrome Vox' ha sobrevolado la Convención Nacional del PP en todo momento. En los corrillos entre dirigentes, diputados, senadores y cuadros medios se ha hablado, y bastante, de la formación de Santiago Abascal, algo que también ha quedado manifestado en el discurso final de Pablo Casado. 

El líder del PP, sin citar en ningún momento al partido verde, se ha referido a los suyos llamando a recuperar a esos votos que, como en Andalucía, se están marchando hacia sus rivales. Hay que atajar la sangría y por eso Casado ha protagonizado un 'speech' en clave electoral en el que ha insistido en que "tenemos que terminar con el miedo a decir lo que se piensa y a hacer lo que se debe".

Casado no ha citado a Vox, en definitiva, pero ha definido al PP como un partido que no es radical y que antepone "los intereses de España a su sectarismo egoísta". También ha apelado a una "mayoría que dé paso a un Gobierno de centro derecha eficaz" y ha advertido que los que votan a otra formaciones "puede quedarse sin unir". "No se puede unir España desuniendo el voto", ha asegurado apelando a que esa unidad solo la puede protagonizar el PP.

Casado ha apelado al voto útil y eficaz para frenar "la rendición socialista" y el avance independentista, en clara alusión a Pedro Sánchez y sus socios de la moción de censura. Ha dicho incluso que los socialistas han vendido España "por un plato de lentejas en La Moncloa". El líder del PP ha afirmado que si llega a La Moncloa protagonizará un retorno del "empoderamiento" a la sociedad. Es decir, que la sociedad se convierta en el centro de sus políticas para seguir creciendo y creando empleo.

"Si anulamos nuestro perfil, el votante carece de razones para quedarse con nosotros. Se marcha. Y nadie tiene tantos motivos de orgullo como nosotros para seguir mereciendo su confianza", ha destacado el líder popular. "No hay más PP que este, el nuestro. Muchos quieren imitarnos, pero no les sale. Recuperemos nuestro orgullo y mostrémonos como somos. Y digamos una y otra vez que quien quiera que gobierno el PP tiene que votar al PP", ha añadido.

"Quiero salir a ganar, no a empatar", ha concluido su intervención el presidente del PP que encara la cita con las urnas del 26 de mayo como transcendental. La Convención de los populares en Madrid ha finalizado con el himno de España sonando por la megafonía y todo el pabellón de Ifema, con Casado en el centro, puesto en pie.

Ahora en Portada 

Comentarios