Lunes, 23.07.2018 - 11:50 h
Cada vez hay más opciones

Hipotecarse para casarse: el 'boom' de los préstamos para financiar una boda

Estamos en plena época de bodas, bautizos y demás, celebraciones que conllevan un importante desembolso que se puede financiar.

Bodas
Los préstamos para las bodas son habituales / Pixabay

Casarse es uno de los momentos más especiales de la vida, algo que se recordará para siempre. De ahí que se quiera tener la mejor celebración posible, lo que supone un importante gasto en mil y un detalles. Un desembolso que en España es de una media de 20.000 euros, según el portal especializado Bodas.net, que señala que en Canarias es donde menos gastan, con una media de 12.473 euros por enlace, mientras que los castellano-manchegos son quienes más tiran la casa por la ventana, con 32.537 euros de media.

Aunque siempre se espera pagar todo con el 'regalo' de los invitados -los típicos sobres con dinero que religiosamente se van dejando en la mesa nupcial durante el banquete-, no siempre alcanzan para cubrirlo todo, de ahí que la industria financiera haya querido cubrir esa necesidad con créditos ideados especialmente para estas celebraciones.

Entre 100 y 150 euros por cubierto en el banquete, hasta 900 euros por el DJ para la fiesta, 1.200 euros de media para el traje del novio y 1.500 para el de la novia -aunque puede llegar a los 15.000 euros en función del diseñador-, 400 euros en regalos para los invitados o 300 euros del ramo de la novia. Una cantidad de gastos que, según Bodas.net, acaban dándose en casi todas las bodas y, elevando por tanto, su factura. De ahí que pedir un préstamo a veces sea la única solución.

Diversas opciones...con elevados intereses

Ante esta realidad, diversas entidades y firmas de créditos han sacado sus préstamos para bodas y celebraciones, que se caracterizan, por lo general, por ser créditos de cantidades bajas -se conceden desde 3.000 euros-, de rápida disposición y...elevados intereses. Estamos hablando de créditos muy específicos que pueden entrar en el terreno de los microcréditos o préstamos rápidos, los cuales acarrean un sobrecoste.

En este sentido, BBVA tiene la opción bodas en su simulador de préstamos personales, que tiene un TAE que puede llegar casi al 10% -entre 7,85% hasta 9,66%- y exige una nómina domiciliada de 1.000 euros si lo solicita una sola persona o de 1.500 euros si son dos. Por su parte, Sabadell tiene el Préstamo Expansión, que se concede en un máximo de 48 horas, y que también está indicado para bodas. En este caso, tiene una TAE mínima del 11,39% por un importe solicitado de 12.000 euros a devolver en ocho años, a un tipo de interés del 8,75%.

Cetelem pone a disposición de los consumidores el Préstamo Celebraciones que permite financiar estos eventos en hasta 96 meses si se solicitan 10.000 euros o más, mientras que se pide menos la duración es de 60 meses. Igualmente, se puede disponer de el dinero en 48 horas. En su caso el TAE es del 7,18%. Otro ejemplo es el de Cofidis con el Préstamo Especial Celebraciones, para cantidades de entre 4.000 y 15.000 euros con un TAE mínimo del 7,12% y máximo del 12,68%.

Pero ahí no queda la cosa. Hoteles y fincas especializadas en celebraciones de bodas y otro tipo de eventos también ofrecen aplazar los pagos con su consiguiente interés, de modo que se ha convertido en un tendencia que cada vez adopta más gente ante el incremento del dispendio nupcial.

Sondear bien el mercado antes de decidir

Teniendo en cuenta la diversidad de ofertas de créditos para celebraciones que hay en el mercado, es posible que se genere cierta confusión a la hora de decantarse por uno y se coja el primero que llame más la atención. Algo que desaconsejan desde FACUA Consumidores en Acción. Su portavoz, Rubén Sánchez, señala a este medio que antes de decantarse, "hay que realizar una buena comparativa entre la oferta existente y no lanzarse a por el primero que veamos".

Además, insiste en informarse bien de todas las condiciones del préstamo, de la "letra pequeña", pues, además de los elevados intereses que conllevan estos créditos, "suelen tener aparejadas comisiones y penalizaciones que conviene conocer de antemano". En este sentido, el experto señala que, de por sí, los préstamos al consumo tienen altos intereses, "por ello es imprescindible mirar bien todas las condiciones para no llevarse sorpresas luego".

Según Rubén Sánchez, "el objetivo es que sean las entidades las que 'pujen' por nosotros, para así obtener condiciones más ventajosas". Igualmente, desaconseja emplear la financiación de hoteles o fincas para bodas si no es la que más conviene, a pesar de que sea la más cómoda en ese momento.

Hipotecarse para casarse: el 'boom' de los préstamos para financiar una boda

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios