Miércoles, 17.07.2019 - 15:15 h
Hay censados 6.900 vecinos

Un pueblo tendrá detectives para multar a quien no recoja las heces de su perro

El Ayuntamiento de Carbajosa de la Sagrada (Salamanca) ha puesto en marcha esta medida para concienciar sobre la tenencia de animales.

Entregan a domicilio heces de perro para concienciar a los dueños descuidados
Vecinos se han quejado de la conducta de algunos ciudadanos / EP. 

Detectives privados vigilarán que se recojan las deposiciones de las mascotas en las vías y espacios públicos de Carbajosa de la Sagrada (Salamanca), un operativo que comenzará esta semana y que pretende concienciar sobre la responsabilidad que conlleva la tenencia de animales.

Después de la puesta en marcha de varias campañas de concienciación sobre la obligación de los propietarios de mascotas de recoger las deposiciones de estos animales, el Ayuntamiento de Carbajosa ha recurrido al servicio de investigadores privados para eliminar esta práctica de algunos propietarios que "perjudica la convivencia vecinal". 

De esta forma, esta semana comenzará a funcionar en el municipio —en el que hay censados 6.900 vecinos— un operativo de investigación privada para que, con todas las garantías legales, se puedan abrir los correspondientes expedientes sancionadores a los dueños de mascotas que incumplen la normativa municipal, según han indicado fuentes municipales en un comunicado recogido por Europa Press.

El Consistorio atiende así también a las "continuas" solicitudes de propietarios de mascotas y vecinos en general que, con "fundadas razones", se han quejado de la conducta "incívica" de algunos ciudadanos que no atienden a los continuos requerimientos ni a las importantes campañas de información y sensibilización que se han desarrollado en los últimos años.

En una reunión celebrada hace unas semanas con los propietarios de mascotas, el alcalde del municipio, Pedro Samuel Martín, trasladó la idea de recurrir a detectives privados para controlar esta práctica que "preocupa" a vecinos y a responsables municipales. 

De este modo, estos servicios de investigación privada suponen una "herramienta legítima, necesaria y proporcional" para poder mejorar el estado de los espacios públicos y se trata del último recurso ante el continuo desinterés de algunos propietarios de perros que "deterioran las instalaciones públicas y la convivencia vecinal".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios