Jueves, 20.06.2019 - 11:27 h
Los números siguen sin salirle al PSOE

JxCAT mantiene cuatro 'noes' a Sánchez y sus tres diputados presos se abstendrán

Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez se niegan a renunciar a sus actas y no podrán votar de manera conjunta junto a sus otros cuatro compañeros.

Entregan sus credenciales los diputados presos
JxCAT mantiene cuatro 'noes' a Sánchez y sus tres diputados presos se abstendrán / EFE

Los cuatro diputados de Junts per Catalunya que continúan en el Congreso votará 'no' a la investidura de Pedro Sánchez. La formación liderada por Carles Puigdemont, por tanto, dividirá su voto, ya que los tres parlamentarios en prisión, Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez, no tienen previsto renunciar a sus actas y, por tanto, contarán como abstención el día del pleno que debería decidir la Presidencia del Gobierno. Así lo acaba de anunciar Laura Borrás tras la reunión mantenida este jueves con la número dos del PSOE, Adriana Lastra.

Con esta decisión del partido independentista (4 noes y tres abstenciones), los números siguen sin salirle a Pedro Sánchez de cara a esa investidura. Aunque el PSOE logre un acuerdo de "cooperación" con Unidas Podemos, conseguiría los siguientes apoyos: 123 diputados socialistas, 42 de UP, 6 de PNV, 1 de Compromís y 1 del PRC. Son 173 síes. En contra tendría a 174 diputados: 66 del PP, 57 de Cs, 24 de Vox, 15 de ERC y los citados 4 de JxCAT.

En este encuentro celebrado en el Congreso, Lastra ha pedido a JxCAT que no bloquee la investidura de Sánchez, pero la respuesta de los independentistas ha sido clara: "No se dan las circunstancias" para hacerlo. Borràs ha hablado de una "vulneración de los derechos" de sus tres compañeros en prisión y, por tanto, mantendrán el voto negativo de sus cuatro parlamentarios.

"Nos ha informado de que no hay otra alternativa al Gobierno de Pedro Sánchez y nos pide que no bloqueemos la investidura", ha relatado Borràs, quien ha insistido es ese "no se dan las circunstancias para poder facilitar esa investidura". Según ha precisado, el PSOE no ha pedido expresamente la abstención, sino que se ha mantenido en los "términos genéricos" de no bloquear.

Uno de los motivos de su rechazo es la situación de sus tres diputados suspendidos, Sànchez, Rull y Turull, que a su juicio sufren un "recorte de derechos fundamentales" y cuyos votos considera "cautivos" por la decisión de la Mesa del Congreso de suspenderles por estar procesados por rebelión y en situación de prisión provisional, informa Europa Press.

En cuanto a la posibilidad de sean sustituidos para que otros miembros de la formación puedan votar, la portavoz independentista ha indicado que resulta "extraordinariamente delicado" pedirles que renuncien al escaño y que los tres mantienen la intención de continuar como diputados, y así lo han reiterado en el juicio del 'procés'.

Así las cosas, de momento el escenario es que cuatro diputados de Junts votarán no a Pedro Sánchez y los otros tres no podrán participar en la votación por la suspensión aprobada en la Mesa del Congreso y la negativa de Junts a sustituirlos. "Queremos votar en grupo pero hay tres votos que no podrán ser negativos por la suspensión", ha resumido.

No más cheques en blanco a Sánchez

Borràs ha insistido en la conveniencia de "desbloquear el diálogo" sobre Cataluña porque "quien gobierne en el Estado no puede hacer oídos sordos al conflicto político", pero ha querido dejar claro que su formación no va a dar más "cheques en blanco" a Pedro Sánchez: "Cheques en blanco ya los hemos concedido en la moción de censura, y no vamos a dar más".

En todo caso, ha dicho que PSOE y Junts per Catalunya seguirán hablando y mantendrán nuevas reuniones, aunque no hay fechas. "Nos mantenemos en poder hablar y dialogar y nos hemos emplazado a poder seguir haciéndolo", ha concluido.

Ahora en Portada 

Comentarios