Jueves, 19.09.2019 - 07:09 h
"Le atacan porque va a ganar"

Sánchez olvida la sociedad de Pepu y le considera su apuesta personal en Madrid

El exentrenador se  plantea un programa feminista para que la capital se recupere en “lo económico, lo físico, lo social y lo mental”

Pedro Sánchez (d), presenta la precandidatura del exseleccionador de baloncesto Pepu Hernández (i) para ser el candidato a la alcaldía de Madrid, en un acto celebrado en el Teatro de La Latina.- EFE/Emilio Naranjo
Sánchez olvida la sociedad de Pepu y le considera su apuesta personal en Madrid. EFE/Emilio Naranjo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pasado por encima de cualquier polémica sobre la sociedad instrumental que Pepu Hernández utilizó para pagar menos impuestos en su actividad profesional, y le ha dado toda su confianza como apuesta personal para tomar el control del Ayuntamiento de Madrid después de "treinta años sin un tanden tan competitivo". La presentación del precandidato (debe superar una primarias frente al exalcalde de Fuenlabrada, Manuel de la Rocha) ha servido para darse un baño de multitudes tras los ataques recibidos y dejar de lado cualquier problema del exentrenador con el Fisco por su actividad anterior, que no ha querido mencionar nadie. 

El presidente ha reconocido que tenía ganas de llegar a este este acto porque esta “emocionado y agradecido” porque Pepu haya aceptado el compromiso de ir de la mano del PSOE en las elecciones municipales a Madrid. Sánchez ha puesto la mano en el fuego por la validez de su amigo para el cargo y ha advertido que el hecho de que hayan bastado “tres días para que le ataquen por ello, igual que han atacado a otros miembros del Gobierno y a mí mismo, demuestra que saben que puede y va a ganar las elecciones a la alcaldía de Madrid”.

Ya antes de las intervenciones del presidente y del propio precandidato, los responsables de su campaña ya avanzaron la idea de que las noticias vertidas en contra de Pepu Hernández se deben solo a que “da mucho miedo a la derecha y mucha envidia a otras izquierdas, por eso tanto golpe bajo y tanta mala leche, pero hay que dejar echen el veneno, tranquilos”.

En su primera intervención pública ante los militantes del PSOE de Madrid, Pepu Hernández no ha podido evitar reconocer el compromiso personal que le une al presidente en este momento, y ha anunciado un planteamiento para el futuro de Madrid calcado de la apuesta feminista que el Gobierno ha puesto en marcha. A modo más de entrenador que de político, ha asegurado que ese es el camino para que la capital se recupere en “lo económico, lo físico, lo social y lo mental”.

La mitad de todo para las mujeres

El presidente del Gobierno se mostró muy confiado en la fuerza que puede tener la unión de Pepu Hernández con el candidato a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, con los que cree que el PSOE demuestra que quiere ganar y recuperar a los votantes progresistas, “desilusionados con lo que hay”. Espera, además, que sirva para que los propios votantes socialistas que se quedaron en casa en los últimos comicios encuentren ahora una razón para salir y votar. Al precandidato a la alcaldía le pareció un “honor” compartir su estrategia con Gabilondo, porque permitirá unir “la metafísica y el deporte en un proyecto compartido”.

El exseleccionador de baloncesto que tanto influyó en Sánchez durante su formación en el Ramiro de Maeztu, sede del Estudiantes, seguirá por el momento sin carné del PSOE, pero aseguro a la militancia capitalina que es un socialista de “pensamiento y corazón”. Para demostrar su compromiso con el proyecto y con la política a medio y largo plazo, no dudó en garantizar a todos los presentes que, en caso de no ganar las municipales, se quedará toda la legislatura para ayudar al partido desde la oposición, “para formar un equipo con el que se pueda transformar Madrid”.

A la hora de exponer los primeros indicios de por dónde irá su programa, el entrenador se mostró muy cercano a las tesis que su "amigo personal" mantiene para todo el país, sobre todo en la apuesta por la mujer y el feminismo. A su juicio, hay que destacar el trabajo de "las militantes" del PSOE por la igualdad y poner en marcha un programa que permita que "las madrileñas tengan lo que les corresponde que es la mitad de todo".

"Deben tener siempre la mitad del poder y del empleo, y también sólo la  mitad de los cuidados", espetó Hernández, para rematar su intervención con un alegado contra el machismo y la violencia de género.

Ahora en Portada 

Comentarios