Jueves, 21.03.2019 - 11:53 h
Críticas de la Comunidad

Se acabó la tregua: a partir de este sábado Madrid Central comienza a multar

La alcaldesa de la capital señaló que los madrileños son "cumplidores de las normas" y los incumplimientos en el periodo de pruebas han sido del 10%.

Recursos de Madrid Central
Se acabó la tregua: a partir de este sábado Madrid Central comienza a multar / EP

La tregua para adaptarse a la nueva normativa de Madrid Central ha acabado. Las sanciones por circular indebidamente por esa zona comenzarán a imponerse a partir de este sábado, 16 de marzo. 

Desde el Ayuntamiento de Madrid destacaban semanas atrás que desde la puesta en funcionamiento de Madrid Central en fase de pruebas la demanda de transporte público ha aumentado más de un 3% en días laborables y un 6 en festivos. El mayor descenso del tráfico privado se ha registrado en Gran Vía, con una caída del 25,8%, eliminando los efectos de la huelga del taxi.

El Ayuntamiento también ha destacado la reducción del tráfico en San Bernardo (-3,8%) y en la calle Toledo (-10%), así como el descenso en las calles del perímetro de Madrid Central (-3,7%). El descenso en la M-30 ha sido del 0,5%.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, destacó este miércoles, durante una entrevista en TVE, que los incumplimientos en el periodo informativo han sido del 10%. "La sociedad madrileña es cumplidora de las normas, es fantástica", indicó.

Críticas de la Comunidad

La Comunidad de Madrid afeó al Ayuntamiento que solo quieran mejorar la calidad del aire en la ciudad "a base de sancionar y prohibir" y lamentó que todas las decisiones que toma para mejorar la movilidad "hayan conseguido lo contrario: un atasco monumental". Este martes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el vicepresidente regional, Pedro Rollán, calificó a Madrid Central como "una sala de apuestas" porque "primero dijeron que iban a multar, después que no; han comunicado a menores códigos o se ha visto en redes sociales como se estaba comercializando con autorizaciones".

Para el también consejero de Presidencia, este proyecto ha sido "un absoluto despropósito" que, a su parecer, "tiene mucho que ver con una clara intencionalidad ideológica" en lugar de lo que debía ser, "adoptar medidas coherentes y sensatas en pro de mejorar la calidad del aire que respiran los madrileños".

Ahora en Portada 

Comentarios